OIT cree que el paro mundial aumentará 3,4 millones en 2017 | Laboral 2022 | Loentiendo

La OIT cree que el desempleo mundial aumentará en 3,4 millones en 2017

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha presentado su análisis sobre la situación del empleo a nivel mundial.

Una de las principales conclusiones es que la relación de empleo es cada vez menos segura, en un modelo que está cambiando hacia el trabajo informal, temporal y a tiempo parcial.

 

Presentación en video del informe

 


 

Se prevé un aumento en el desempleo a nivel mundial hasta superar los 201 millones en 2017

 
El informe “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo.” (resumen) de la OIT señala varias conclusiones, como que las condiciones de trabajo se deteriorarán. Es decir, no se está construyendo un empleo de calidad.
 
La tasa de desempleo aumentará, ya que seguirá habiendo más mano de obra que creación de empleo, sin embargo, en países como España, se espera una reducción, pero no significativa, de desempleo.
 
A nivel mundial, se prevé que la tasa de desempleo supere los 201 millones en 2017, es decir, que aumente del 5,7% al 5,8% durante este año. Este 0,1% supone que 3,4 millones de personas más pasen a estar desempleadas en el mundo.
 
En 2018, aunque se espera que el paro se mantenga estable, aumentará en 2,7 millones de personas.

 

El caso español

 
España no es ajena a esta tendencia mundial. La Unión General de Trabajadores (UGT) añade en el caso español que “el ritmo de descenso del paro será lento, incrementándose el paro de larga duración (en España, el 42% de los desempleados) y el riesgo de avance del desempleo estructural, así como la persistencia de desempleo entre los jóvenes“.

 

¿Y qué hacer entonces?

 
En el informe, la OIT recomienda un incremento en la inversión pública y en los estímulos fiscales que realizan los diferentes gobiernos promoviendo políticas activas y coordinadas entre los diferentes países.
 
A corto plazo estas medidas reducirían 0,7 millones desempleados en 2017 y 1,9 millones en 2018. A medio plazo, se incrementaría la inversión.
 
Por otra parte, en el futuro se prevé que el desarrollo de la tecnología y los cambios estructurales afecten al crecimiento económico.
 
UGT indica que para elevar la creación de empleo de calidad, sería necesario combatir los empleos vulnerables (externalización de servicios y empresas multiservicios) que están aumentando la inseguridad de los trabajadores, y mejorar la tasa de cobertura del desempleo.
 
En mi opinión, además de la razonable protección que deben tener quienes han perdido o no encuentran un puesto de trabajo, parece lógico pensar que si estamos ante un cambio de los modelos de empleo a nivel mundial, como reconoce la propia OIT, habrá que prepararse para este nuevo escenario.  No parece posible, en una economía globalizada por las nuevas tecnologías y la competencia internacional, seguir pensando que algún día recuperaremos la situación que existía antes de la crisis.  Podemos querer verlo o no, pero aquellos tiempos no van a volver.
 
Para las generaciones más jóvenes, las que llevan poco tiempo en el mercado laboral, acaban de acceder a él o lo harán en breve, la formación es la única alternativa.  Formación para “aprender a aprender”, para ser capaces de adaptarse constantemente a los cambios, porque a pesar de todo, aún hay trabajo.  Hay oportunidades para el autoempleo y también empresas que tienen necesidad de trabajadores con conocimientos y capacidades muy concretas y estarían dispuestos a pagar por ello.
 
La posibilidad de reciclaje profesional para los trabajadores de mayor edad no es fácil y por ello será necesario un esfuerzo solidario de todos los trabajadores en activo para sostener un sistema que no los deje desamparados, como sucede en la actualidad, y tampoco se debería caer en la resignación de dar por perdido el objetivo de su reinserción profesional.
 
Para todo lo anterior es imprescindible un buen sistema de formación;  eficaz, ágil y libre de corrupción, capaz de responder a un nuevo escenario que parece inevitable.

 

Fuentes:

 

Compártelo