fbpx

El Registro de Seguros de vida, ¿cómo y cuándo consultarlo?

Tras el fallecimiento de una persona próxima, uno de los trámites que se debe realizar es consultar el registro de seguros de vida.

Este registro público permite a los interesados comprobar si el fallecido tenía algún seguro de vida y quienes son sus beneficiarios. De este modo, se evita que la prima quede sin cobrar porque no haya nadie que la reclame.

¿Cómo funcionan y se contratan los seguros de vida?

Un seguro de vida es un instrumento financiero que paga una cantidad fija cuando se produce la muerte de una persona. Normalmente se suele contratar un seguro de vida cuando hay personas que dependen económicamente del asegurado y con la prima que se cobra del seguro de vida se puede al menos paliar esa situación.



 

También existen seguros de vida con los que los acreedores, como el banco que ha concedido una hipoteca, se garantizan el cobro de su deuda si fallece el titular y hay modalidades que no solo cubren la muerte, sino otras contingencias como la invalidez, supervivencia, etc.

Las aseguradoras suelen establecer una prima que se pagará de forma mensual, semestral o anual y que varía en función de factores como la edad, la salud, si se practica deporte, etc, siendo más baja cuanto más joven eres y mejor salud tienes, ya que se prevé que tu muerte se producirá más tarde. Como norma general se realizarán esos pagos hasta que se produzca la muerte del asegurado, aunque existen muchos tipos de seguros de vida.

El asegurado podrá establecer un beneficiario o varios beneficiarios, en caso de establecer varios beneficiarios tendrá que determinar en qué porcentajes va a dividir la cantidad total a percibir.







El Registro de seguros de vida

¿Por qué es muy importante consultarlo cuando fallece alguien próximo?

Hasta hace no demasiado tiempo, podía suceder que una persona falleciese y los beneficiarios del seguro de vida no lo cobrasen simplemente porque desconocían su existencia. Hay que tener en cuenta que además de los que contrata directamente el titular, algunos de estos seguros surgen con la contratación de otros productos, como tarjetas de crédito, pago de billetes de viaje con tarjeta, paquetes turísticos, etc, en los que es más habitual de lo que parece que los beneficiarios del fallecido desconozcan que se contrataron.

Para evitar esa situación, en el año 2005 se creó el Registro de Seguros de vida, que técnicamente se denomina “Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento”.

Le exposición de motivos de la ley explica claramente su objetivo:

“Sucede con demasiada frecuencia que, en caso de fallecimiento del tomador del seguro o del asegurado, sus posibles beneficiarios, precisamente por desconocer la existencia del contrato de seguro, no están en condiciones de reclamar su cobro, perdiendo unos derechos económicos a los que tienen derecho y debieran, por tanto, poder percibir.

La ausencia de reclamación por razón del desconocimiento de sus derechos por los propios beneficiarios y la rápida prescripción de estos derechos, puede producir a las compañías aseguradoras un beneficio indebido, pues muchas pólizas quedan sin cobrar, y es preciso poner remedio a esta situación.”



En la actualidad es obligatorio por parte de las aseguradoras notificar al Registro de Seguros de Vida la existencia de estos, de modo que igual que sucede con los testamentos, cuando una persona fallece, sus familiares o posibles beneficiarios se pueden dirigir a este registro para saber si el fallecido tenía contratado algún seguro del vida del que pudieran ser beneficiarios. También está abierta la posibilidad de que el propio titular de seguros de vida pueda consultar, en vida, los que tiene contratados.

¿Cómo funciona el Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento?

Para saber si alguien es beneficiario de un seguro de vida en el Registro, se deberá formalizar solicitud de forma presencial o por correo en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia o en Madrid la Oficina Central de Atención al Ciudadano.

Si dispone de certificado electrónico, la solicitud se puede hacer por online en la Sede electrónica del Ministerio de Justicia.

Esta solicitud sólo se podrá realizar pasados 15 días desde el fallecimiento del asegurado, circunstancia que se deberá acreditar con el certificado de defunción en el momento de realizar la solicitud.  Se abonarán unas tasas y el Registro emitirá certificado en el plazo de 7 días hábiles desde la presentación de la solicitud.

Ejemplo de certificado del registro de seguros de vida

Cuando el fallecido hubiese dejado testamento, las Notarías están obligadas a informar de oficio si el fallecido tenía seguro de vida. En estos casos será la Notaria la que acceda al Registro de forma telemática y dará fe pública del informe emitido por el Registro convirtiendo el documento a soporte papel para adjuntarlo a la escritura pública, quedando exento el beneficiario de realizar este trámite. En este caso, la tasa a abonar al Registro será satisfecha por la Notaría y adjuntada al pago total de los gastos notariales.



Los datos que se van a facilitar en todo caso serán si se es beneficiario o no de un seguro de vida y cuál es la entidad aseguradora con la que se concertó el seguro, para que, el beneficiario se dirija a esa entidad y pueda reclamar la prestación que se pudiera derivar del contrato.

El Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento depende del Ministerio de Justicia y en él se deberán inscribir todos los contratos de seguros de vida (con cobertura de fallecimiento) y los seguros de accidentes que cubran la muerte del asegurado, quedando excluidos aquellos en los que el tomador del seguro y el beneficiario sean la misma persona,  los constituidos por las empresas a favor de sus trabajadores como planes de pensiones y los suscritos por mutualidades de previsión social que actúen como instrumento de previsión social, empresarial, mutualidades de colegios profesionales y aquellas que sólo se dediquen a otorgar prestaciones o subsidios de educación.

Además, no sólo es obligatorio inscribir estos contratos de seguros, sino que las aseguradoras que operen en Europa deberán darse de alta en este Registro a los efectos de publicidad. Obligatoriamente, se habrán de inscribir los siguientes datos: identificación del asegurado, identificación de la aseguradora  y de la cobertura y número del contrato de seguro.

Estos datos serán cancelados del Registro cuando hayan pasado 5 años desde la fecha de la defunción del asegurado o bien cuando el Registro haya recibido comunicación de la entidad aseguradora de haber satisfecho los rendimientos o prestaciones al beneficiario.

Un fallecimiento aparte de una noticia triste, puede ser costoso para los familiares que sobreviven al hecho. El ser beneficiario de uno de estos seguros de vida puede aliviar un poco esta carga económica. La posibilidad de obtener esta información en un plazo corto, es una ayuda extra ante estos sucesos que burocráticamente pueden hacerse lentos y pesados.

Más información y referencias legales



Página 1 de 11

8 comentarios en “El Registro de Seguros de vida, ¿cómo y cuándo consultarlo?”

  1. Creo que cuando el fallecido es mayor de 65 años, los seguros de vida no abonan nada a los benficiarios ¿Es así?

    Responder
    • Hola Angel. No hay una norma general. De hecho, existen pólizas de seguro de vida específicas para mayores de 65 años, pero es cierto que lo normal es que se establezca ese límite de edad en la contratación de los seguros de vida estándar. De todos modos, tiene que comprobarlo en las condiciones particulares de su póliza de seguros.

      Un saludo

      Responder
  2. Buenos días,

    ¿Es normal que la gestoría que nos lleva la obtención de este certificado y el últimas voluntades nos transmita que tarda 45 días en obtenerlos desde la defunción?

    Gracias y un saludo.

    Responder
    • Hola Carlos. Supongo que les darán un plazo amplio por si surgen complicaciones y es cierto que la mayoría de las gestorías no se comprometen a entregarlo antes de un mes. Algunas de estas gestiones las hacen de forma presencial y esperan a agrupar varias solicitudes para tramitarlas todas el mismo día en la oficina de la administración correspondiente. Un saludo.

      Responder
  3. Hola. Y en vida, ¿no podemos comprobar si tenemos alguno, o cuantos tenemos y quienes son los beneficiarios?. Gracias

    Responder
    • Buena tardes Carlos. Yo no lo he intentado personalmente, pero toda la información oficial y la normativa indican que para obtener esta información es requisito que el asegurado haya fallecido. No hay ninguna referencia a que se pueda solicitar en vida. Un saludo

      Responder
  4. hola muy buenas un hermano mio fallecio y quiero saber si tengo algun derecho o alguin de mi familia estaba cobrando el paro o el remi una prestacion pero no se cual ,si hay algo me pueden decir gracias

    Responder
    • Hola, desconociendo sus circunstancias no le puedo indicar exactamente. Pero si hay familiares que dependían económicamente de él, o dejó hijos y viuda, es posible que puedan pedir alguna pensión a la Seguridad Social. Le recomiendo que acuda al > Instituto Nacional de la Seguridad Social (+ info), donde le podrán indicar.

      Responder

Deja un comentario

Formulario para comentarios y opiniones. No se garantiza respuesta a todas las dudas particulares. Antes de pulsar el botón de "publicar" no olvide marcar la casilla de Condiciones de uso y Política de privacidad.

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |