Se reducen de 35 a 20 las peonadas necesarias para acceder al subsidio o renta agraria

Se reduce el número mínimo de jornadas reales cotizadas, de 35 a 20, para acceder al subsidio por desempleo o a la renta agraria en Andalucía y Extremadura.

Peonadas mínimas para acceder al subsidio agrario: 20

Actualizado: 16/03/2022

Los requisitos habituales para el acceso al subsidio agrario (conocido como PER) exigen como norma general, haber cotizado un mínimo de 35 jornadas en los doce meses naturales inmediatamente anteriores a la situación de desempleo. Sin embargo, en determinadas situaciones extraordinarias (por inclemencias del clima, problemas del mercado, etc.), se puede aprobar por ley reducir de 35 a 20 el número de jornadas necesarias.  Eso es lo que ocurre en este momento.

En este momento puede solicitarse el subsidio agrario o la renta agraria con 20 peonadas, en lugar de las 35 que se piden habitualmente

Con la entrada en vigor del Real Decreto-ley 4/2022, de 15 de marzo (artículo 3), de forma excepcional podrán solicitar el subsidio por desempleo en favor de los
trabajadores eventuales incluidos en el Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social, o de la renta agraria, siempre que tengan cubierto en dicho Sistema Especial un mínimo de 20 jornadas reales cotizadas en los doce meses naturales inmediatamente anteriores a la situación de desempleo, y reúnan el resto de los requisitos exigidos en la normativa aplicable.

Esta reducción de peonadas se aplicará en las solicitudes que se presenten hasta el 31 de diciembre de 2022.

Texto legal: (RDL 4/2022, art.3°):

art 3 rdl 4-2022 20 peonadas
Pulsa para ampliar la imagen


¿Por qué son importantes las peonadas?

Para acceder al subsidio agrario, que es el paro que cobran los jornaleros en Andalucía y Extremadura, normalmente es necesario haber cubierto durante un año al menos 35 jornadas de trabajo. Con ellas se puede cobrar un subsidio de 463 euros durante seis meses al año siguiente, siempre claro, que el jornalero tenga carencia de otros ingresos.  

Para poder acceder al subsidio, el trabajador del campo además debe mantenerse en todo momento dado de alta en la Seguridad Social. Cuando trabaje, lo pagará el empleador. Cuando cobre el subsidio, se descuenta de la ayuda y si no trabaja, tiene que pagarlo de su bolsillo. Es lo que se conoce coloquialmente como “pagar el sello”, una cuota de cotización sobre los 100 euros al mes.

En épocas de sequía y muy baja producción agrícola, hay menos necesidad de contratar a jornaleros en el campo y por ello es más difícil conseguir los jornales que permitan el acceso al subsidio, lo que da lugar a un mercado negro de cesiones de jornales y fraudes, bastante difícil de controlar.

 

La reducción de peonadas de 35 a 20 también se ha aplicado en momentos puntuales en años pasados

  • Real Decreto-ley 5/2020, de 25 de febrero, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en materia de agricultura y alimentación.
  • Como hemos comentado, también a finales de 2018 se produjo una reducción de las peonadas de 35 a 20, que llegó hasta finales de junio de 2019.
  • En 2015, el gobierno ya redujo de 35 a 20 las peonadas necesarias. Lo hizo de forma excepcional y durante un tiempo limitado, a través del Artículo 10 del Real Decreto-ley 1/2015.

Referencias y artículos relacionados:

El subsidio agrario en Andalucía y Extremadura

 

La Renta Agraria

Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.