¿Denuncio a través de la Inspección de trabajo o en el buzón de fraude laboral?

En la actualidad existen dos vías para que un trabajador pueda denunciar la existencia de una infracción o fraude laboral:  por un lado la Inspección de Trabajo y por otro, el buzón de denuncias anónimas.

¿Cuál es la diferencia entre utilizar uno u otro?

 

Ventajas e inconvenientes del buzón de lucha contra el fraude laboral

 
El buzón de denuncias anónimas de fraude laboral es un sistema que se puso en marcha en 2013. Aunque en principio estuvo rodeado de cierta polémica, al cabo de los años la Inspección de Trabajo ha reconocido su eficacia.
 
Este buzón permite que todo aquel conocedor de algún incumplimiento de la normativa ya sea laboral, de Seguridad Social o de Prevención de Riesgos, puede ponerlo en conocimiento de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) a través de un formulario en internet, sin necesidad de aportar ningún tipo de dato de identificación, es decir, de forma absolutamente anónima.
 

La verdadera ventaja del buzón, por lo tanto, es que es totalmente anónimo. En ningún momento se tiene constancia de quién es la persona que hace la denuncia, ya que no hay que aportar ningún dato de identificación.

 
Cuando se recibe en el buzón anónimo una denuncia, se analizan y clasifican los correos en estas categorías:

  1. Posibles actuaciones inspectoras: éstas se distribuyen provincialmente y se envían a cada Inspección para que la Jefatura lleve a cabo las comprobaciones correspondientes y determine la procedencia o no de una actuación inspectora. Si se determina el inicio de actividad inspectora se incluirá en la programación anual de la Inspección
  2. Comunicaciones para archivar: por no ser competencia de la Inspección de Trabajo o carecer completamente de fundamento
  3. Comunicaciones incompletas: falta de datos.

 

En ese proceso está quizá uno de los inconvenientes del uso del buzón, y es que una vez enviados los datos de la denuncia, queda a decisión de la administración si inicia o no un procedimiento investigador.
 
En esta guía explicamos su funcionamiento: Cómo denunciar de forma anónima a través del buzón de denuncias por fraude laboral.
 




 

Ventajas e inconvenientes de la denuncia ante la Inspección de Trabajo

 
Como hemos visto antes, las denuncias que se envían a través del buzón anónimo al final son analizadas e investigadas por la Inspección de Trabajo. La otra alternativa que existe es presentar la denuncia directamente ante la Inspección.
 

En los escritos de denuncia ante la Inspección de Trabajo, la persona que denuncia debe identificarse y firmar, aunque en el procedimiento permanecerá en el anonimato el origen de la denuncia

 
No hace falta ser un trabajador de la empresa para denunciar, ya que cualquiera puede denunciar el incumplimiento de la legislación social, pero hay que identificarse, aunque esto no significa que su identidad del denunciante no esté protegida.  
 
Según aclara la propia Inspección de Trabajo “los Inspectores y Subinspectores tienen el deber de considerar confidencial el origen de las denuncias, estando obligados a no revelar la identidad de los denunciantes a las empresas objeto de inspección“, es decir, que aunque el denunciante se haya identificado al realizar la denuncia, cuando se produzca la inspección en la empresa, no se informará al empresario sobre cual ha sido el origen de la información que puso en marcha el proceso, ya que la Inspección, en el procedimiento sancionador actúa siempre de oficio.
 
Sobre el procedimiento para denunciar la infracción, también hay diferencias con el buzón de denuncias anónimas.
 
Mientras que en el buzón la denuncia se envía de forma anónima a través de Internet, la denuncia ante la Inspección hay que presentarla por cualquiera de estos tres modos:

  • presencialmente ante las sedes provinciales de la Inspección de Trabajo u otras administraciones públicas.
  • por correo, adjuntando copia del DNI del denunciante que será comprobada por la Inspección.
  • a través de la web de la Inspección de trabajo, pero siempre identificándose con DNI electrónico o certificado digital.

En el buzón de denuncias anónimas, cuando la administración recibe la denuncia, la analiza y decide si es necesario iniciar o no una investigación.  
 
Las denuncias que se presentan ante la Inspección de Trabajo siempre dan lugar a que se inicie un procedimiento.  Aunque el denunciante no será considerado como parte en la fase de investigación, siempre se le informará por escrito del resultado de la actuación inspectora y esta es una de sus mayores ventajas: en cualquier momento el trabajador que ha denunciado puede interesarse por conocer el detalle de las actuaciones inspectoras.

 

Referencia: Página oficial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social

 

Artículos relacionados:
 

Cómo presentar una denuncia anónima en el buzón contra el fraude laboral


 

Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.