10 razones para estar inscrito como demandante de empleo si no encuentras trabajo

Si estás buscando trabajo, inscribete como demandante de empleo. Te damos 10 razones por las que es conveniente apuntarse al paro en tu oficina de empleo.

¿En qué puede beneficiarme apuntarme al paro?

Actualizado: 26/02/2021

Siempre insistimos: es conveniente inscribirse como demandante de empleo cuando no se está trabajando.

A veces se piensa que no sirve de nada apuntarse al paro si no se tiene derecho a ninguna ayuda por desempleo, o hay casos en los que el trabajador deja de sellar cuando ya ha agotado todas las ayudas y no recibe ofertas de empleo. Aún en esos casos, hay que mantener la inscripción como demandante de empleo, porque las ventajas son siempre superiores a las obligaciones que se asumen.

VIDEO



10 razones por las que conviene estar inscrito en el paro:

  1. Acceder a cursos de formación gratuitos. Los distintos Servicios de Empleo ofrecen multitud de cursos de formación, con los que se pueden obtener unos conocimientos muy útiles para encontrar un empleo. Además en algunos casos esos cursos pueden llevar a conseguir un certificado de profesionalidad.
  2. Las ofertas de empleo: igualmente los Servicios de Empleo gestionan bolsas de empleo y las ofertas de empleo a las que solo se es llamado si se está inscrito como demandante.
  3. Ser considerado desempleado de larga duración: para acceder a algunas ayudas por desempleo, como la RAI, es necesario ser considerado desempleado de larga duración y para eso es necesario estar inscrito como demandante de empleo durante el tiempo suficiente y no dejar de sellar el paro.
  4. Bonificaciones e incentivos para ser contratado: existen muchas bonificaciones e incentivos para que las empresas contraten trabajadores, y para acogerse a ellas muchas veces es necesario que el trabajador esté inscrito como demandante de empleo. Este es el motivo por el muchas empresas piden al trabajador que va a ser contratado que se apunte al paro si no lo está. Pero si ya se está apuntado, será un punto a favor frente a otro candidato que no lo esté.
  5. Planes de Empleo Autonómicos y Locales. Las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos frecuentemente ponen en marcha planes de empleo en los que las personas inscritas y con mayor antigüedad tienen preferencia en el proceso de puntuación para los puestos de trabajo ofertados.
  6. Descuentos y tarifas especiales por ser desempleado: debido a la crisis económica, y el gran número de desempleados, muchas instituciones públicas y empresas privadas ofrecen descuentos para quien está desempleado. La mayoría de las veces piden presentar la tarjeta de demanda, el DARDE , para acreditar la condición de desempleado. Un ejemplo son los descuentos en transportes, o los bonos energéticos.
  7. Acceso al mercado laboral para los jóvenes. Los jóvenes que nunca han cotizado podrían pensar que para ellos no supondrá ninguna ventaja inscribirse como demandante de empleo. Todo lo contrario. Hay programas, como el Sistema de Garantía Juvenil que por el hecho de estar inscrito ofrecen formación especializada y facilidades para la contratación por parte de las empresas que colaboran en este programa.
  8. Facilitar el acceso a determinadas prestaciones de la Seguridad Social en las que se pide situación de alta o “asimilada al alta”.   Desde el punto de vista de la normativa en materia de Seguridad Social, la inscripción como demandante de empleo se considera   situación asimilada al alta y ello facilita el cumplimiento de los requisitos para acceder a determinadas prestaciones que así lo exigen.
  9. Cumplir uno de los requisitos para optar a la jubilación anticipada, el que pide que el solicitante se encuentre inscrito como demandante de empleo  en las oficinas del Servicio público de empleo, durante al menos 6 meses inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de jubilación.
  10. Mantener la asistencia sanitaria: La asistencia sanitaria se mantiene mientras se está cobrando la prestación o algún subsidio por desempleo, pero una vez agotadas las ayudas, es necesario seguir apuntado al paro para conservarla y no perder derechos, como explicamos en este artículo.


Casos reales que demuestran que es importante estar apuntado al paro.

Con las experiencias de nuestros lectores, hemos preparado un artículo que te puede interesar:  “Seis casos reales que demuestran que es importante estar apuntado al paro”. Contamos seis situaciones reales de personas que han perdido derechos y oportunidades por no estar inscritos como demandantes de empleo.

¿Cómo me apunto al paro?

Si estás interesado en inscribirte como demandante de empleo, tienes que hacerlo a través del Servicio Autonómico de Empleo corresponda a tu domicilio. En tiempo de pandemia por el covid-19, la mayor parte de ellos permite la inscripción por email o telefónicamente. Puedes consultar el directorio de los Servicios Autonómicos en este enlace:


Los Servicios de Empleo en cada Comunidad Autónoma



Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.