Más de un millón de trabajadores busca cambiar de empleo ¿cuáles son las razones?


 

 

La principal razón para desear cambiar de trabajo no es exclusivamente económica. También se busca mejorar las condiciones del empleo actual en cuanto a horario, tiempo de transporte y bienestar.
Analizamos las principales causas para un cambio de empleo y ofrecemos algunos consejos a la hora de comunicar la baja voluntaria.

 
El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha dado a conocer los datos de la submuestra de la EPA de 2017 que analiza entre otras variables, las condiciones de trabajo.
 
Según los datos recogidos, más de 1.200.000 trabajadores en activo declara que se encuentra buscando otro empleo.
 
La razón más destacable, junto al deseo de una mayor remuneración, es la mejora de las condiciones de su actual trabajo, sobre todo en lo que se refiere a horarios, tiempo de transporte,  conciliación de vida familiar y laboral, etc.
 

Razón de búsqueda de otro empleo (EPA 2017) Trabajadores que buscan otro empleo
    Mejorar las condiciones de su empleo actual (bienestar, tiempo de transporte, horario) 363.600
    Desear un empleo mejor remunerado (mayores ingresos por hora) 353.700
    Inseguridad en su empleo actual 137.700
    Desear un empleo con mayor horario 110.600
    Considerar provisional su empleo actual 100.700
    Desear un empleo más adaptado a su formación 98.700
    Otras causas 54.300
    Complementar su empleo actual 42.300
    No sabe 4.500
    Total 1.266.300

 

Sin embargo, cuando los datos se desagregan por edades, cambian las razones por las que se desea el cambio. 
 
Entre los jóvenes de 16 a 24 años, la mayor parte del total que está buscando otro empleo (112.300), desea una mayor remuneración (31.800) y la mejora de las condiciones laborales pasa a segundo lugar (21.900).  La inseguridad del empleo actual y su carácter provisional también preocupa a muchos de ellos (24.900).
 
Otra de las variables que se han analizado es la del total de trabajadores con contratos a tiempo parcial. A finales de 2017, el total de trabajadores a tiempo parcial era de 2,81 millones de personas (el 14,8 % del total de ocupados en España) y los que desearían trabajar más horas, bien en su empleo actual o en otro diferente y que podríamos llamar “trabajadores parciales forzosos” suman 1,9 millones.  
 
Un reciente informe de Randstad, basado en datos de los Servicios Públicos de Empleo (marzo 2018) sitúa en 822.693 el total de trabajadores que aún estando ocupados, se encuentran inscritos como demandantes de empleo.  De ellos, 179.081 son trabajadores con formación superior están buscando otro empleo diferente al que tienen en la actualidad.
 
Según el estudio workmonitor Q4 2017 de dicha entidad, el porcentaje de trabajadores españoles satisfecho con su empleo actual es del 73%.

 

¿Qué recomendaciones sugieren los expertos a la hora de buscar empleo mientras aún se está trabajando?
 
Ante todo, es imprescindible mantener la discreción, ya que si la nueva contratación no sale adelante pero llega a conocerse, se podría producir una situación incómoda en la empresa en la que actualmente estamos trabajando.
 
Mientras dure la búsqueda de empleo y los procesos de selección, habrá que facilitar medios de contacto (teléfonos, emails, etc) personales, que no pertenezcan a la empresa actual. También es conveniente mantener la discreción en redes sociales, particularmente en aquellas como Linkedin, donde compañeros y jefes actuales pueden conocer fácilmente a través de las alertas si estamos en un proceso de búsqueda de empleo.
 
Una vez que se haya llegado a un acuerdo con la nueva empresa, si es posible recomendamos firmar un precontrato de trabajo que formalice el compromiso de ambas partes de llevar a buen fin la contratación. No sería la primera vez que un trabajador anuncia en su empresa su dimisión y luego se encuentra con que el nuevo contrato no se llega a realizar.
 
Una vez que el compromiso es firme y se ha materializado, habrá que comunicar la baja voluntaria a la empresa actual. Hay que intentar respetar los preavisos que pudieran ser obligatorios según contrato o convenio colectivo, así como los posible pactos de no competencia o concurrencia.

Además, se ha de comunicar la dimisión cumpliendo todos los requisitos formales, evitando en la medida de lo posible causar perjuicios por la salida precipitada.

 

Otros artículos relacionados
 
¿Puedo solicitar el paro si pido la baja voluntaria en el trabajo actual y el nuevo empleo no va bien?
Cómo y cuánto se debe cobrar en el finiquito.

 

   
 

Un artículo de la redacción de Loentiendo.com

la redacción de Loentiendo.comAbogados, Graduados Sociales y redactores especialistas en derecho laboral.



Comunicar un error en la información

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

 

Suscribete ahora a nuestro boletin de novedades

Deja un comentario

He leído y ACEPTO las normas de uso de comentarios y la política de privacidad (+info) *

Para enviar el comentario debes rellenar todos los campos y aceptar las normas de uso y política de privacidad | Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital SL| Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting | Derechos: Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento expreso. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos contactando en info@gestiontecnicadigital.com. (+información completa).