Soy mayor de 55 años y estoy en paro ¿qué ayudas puedo solicitar?

Ayudas desempleados mayores de 55
 

 

 

Las ayudas por desempleo para los mayores de 55 años en paro.  Prestaciones contributivas, subsidios y ayudas extraordinarias. 

Requisitos y cómo solicitarlas.

Ayudas y prestaciones para mayores de 55 años desempleados

 

Lo primero: comprobar si se puede solicitar la prestación contributiva por desempleo

   
 

 
Cuando una trabajador se queda en paro, la primera comprobación es si puede solicitar la prestación contributiva por desempleo, lo que se conoce como “el paro por haber cotizado al menos un año”.

Es necesario cumplir 4 requisitos:

  • Tener en los últimos seis años al menos 360 días de cotizaciones por desempleo no consumidas.
  • Haber dejado de trabajar en un puesto por cuenta ajena por voluntad de la empresa. Es necesario estar en la llamada “situación legal de desempleo”.
  • Ser demandante de empleo, estando inscrito en el Servicio de Empleo autonómico.
  • No tener la edad jubilación ni estar trabajando como autónomo. Aunque para este último requisito existen excepciones.
  •  
    En la guía sobre la prestación contributiva por desempleo ampliamos toda la información.
     


     

    El subsidio para mayores de 55 años

     
    En el caso de no poder pedir la prestación contributiva por desempleo por no alcanzar los requisitos, o de haberla agotado ya, la siguiente ayuda que se tiene que ver si se puede cobrar es el subsidio para mayores de 55 años.

    En un lenguaje sencillo, el subsidio para mayores de 55 años es una ayuda por desempleo para quienes van a poder pedir en el futuro una pensión contributiva cuando alcancen la edad de jubilación, pero que se encuentran en este momento sin la edad suficiente para jubilarse, sin empleo y sin ingresos.


     

     
     

    Para poder solicitar este subsidio, el trabajador debe encontrarse en una de estas tres situaciones iniciales y luego cumplir los requisitos generales.

    Situaciones de partida para que el trabajador pueda pedir el subsidio de mayores de 55:

    • acaba de agotar su prestación contributiva de desempleo, o
    • cumple los requisitos para acceder a algún subsidio por desempleo (por cotización insuficiente, por agotamiento de la prestación contributiva, para emigrantes retornados, revisión de una incapacidad permanente, por ser liberado de prisión), o
    • acaba de perder su trabajo (por fin de contrato, despido etc) y tiene cotizados al menos 3 meses.

    Una vez que se está en una de esas tres situaciones, se tienen que cumplir los siguientes requisitos:

    • Cumplir todos los requisitos para poder pedir la jubilación, salvo la edad. Los dos requisitos más importantes para acceder a la jubilación es haber cotizado al menos 15 años, y que 2 de ellos hayan sido en los últimos 15 años.
    • Haber cotizado por desempleo al menos 6 años durante toda la vida laboral. Para este requisito solo se tienen en cuenta las cotizaciones hechas en España.
    • Tener 55 años cumplidos en el momento en el que se agota la prestación por desempleo o tener 55 años en el momento en el que se puede pedir alguno de los subsidios indicados anteriormente, o tener 55 años cuando se va a pedir el subsidio por tener cotizados al menos 3 meses.
    • Que quien solicita el subsidio no supere el límite de carencia de rentas. Es decir, que quien pida la ayuda no puede tener ingresos superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional. Este límite es de 530,78 euros mensuales, en el año 2017.
    • Que la unidad familiar de quien pide el subsidio no supere el límite de carencia de rentas. Se tendrán que sumar los ingresos de la unidad familiar, formada por el cónyuge, hijos menores de 26 años e hijos mayores con una discapacidad reconocida igual o superior del 33%. La suma, dividida entre el número de miembros, no deberá de superar el 75% del Salario Mínimo Interprofesional. Este límite es de 530,78 euros en el año 2017.
    • En el caso de haber agotado previamente la prestación por desempleo, dejar pasar 1 mes desde que se finaliza la prestación. Durante ese “mes de espera” se tiene que seguir siendo demandante de empleo y no rechazar ninguna oferta de trabajo que se reciba, ni rechazar acudir a los cursos o los procesos selectivos a los que se pueda ser llamado.
    • Al firmar la solicitud se deberá aceptar el compromiso de actividad.

    ¿En qué consiste la ayuda?

    Este subsidio es una ayuda económica mensual que se recibe hasta que el desempleado cumpla la primera edad de jubilación. Es decir, hasta que el desempleado pueda pedir la pensión por jubilación por primera vez, aunque sea una jubilación anticipada.

    La cuantía de la ayuda es del 80% del IPREM, por lo que, durante el 2017, desde julio, la ayuda es de 430,27 € al mes.
     


     
    ¡Cuidado con los trabajos a tiempo parcial!

    Hay que tener en cuenta que se recibe la cuantía completa (430 euros) siempre que el último trabajo antes de pedir la prestación por desempleo que se agotó o el último trabajo en el que se cotizó para poder acceder al subsidio, fuese a jornada completa. Si el trabajo fue a jornada parcial, se recibirá la cuantía en proporción a la jornada que se trabajaba.  Es lo que se conoce como un subsidio parcial.

    Ejemplo: Lucía trabajaba a media jornada. Fue despedida y solicitó la prestación por desempleo. Al agotarla pide el subsidio para mayores de 55 años. Recibirá la mitad de la ayuda mensual, 215,14 €, al haber trabajado a media jornada antes de pedir la prestación

    Marcos ha trabajado 9 meses a 10 horas a la semana. Le despiden y pide directamente el subsidio para mayores de 55 años. Como trabajó al 25% de la jornada, recibirá el 25% de la ayuda: 107,57 €.

    La gran ventaja de este subsidio: cotiza para la jubilación.

    Mientras que se recibe esta ayuda se cotiza por el tope mínimo de cada momento. Este subsidio cotiza para la jubilación. El resto de subsidios y ayudas extraordinarias por desempleo no cotizan por jubilación, mientras que la prestación contributiva sí cotiza por jubilación.

    ¿Cuándo tengo que pedir esta ayuda?

    El plazo para pedir esta ayuda es de 15 días hábiles.

    En el caso de pedir el subsidio después de haber agotado la prestación por desempleo este plazo empieza una vez pasa el mes de espera.  Si se pide esta ayuda por haber dejado de trabajar, el plazo empieza desde que se deja de trabajar, salvo que se tenga vacaciones pendientes de disfrutar, que entonces empieza una vez que pasen esos días.

    Es necesario pedir la cita durante ese plazo. Si se pide la cita dentro de plazo, se estará dentro del plazo, aunque la cita sea fuera de plazo.

    Me han dado la cita ya, ¿qué tengo que llevar?

    Para pedir esta ayuda es necesario:

    • El modelo de la solicitud. Se puede descargar o solicitar en la oficina de empleo.
    • El DNI/NIE de quien pide la ayuda
    • Certificado del Instituto Nacional de la Seguridad Social que indique las cotizaciones que se tienen por jubilación, para demostrar que se tienen suficientes para acceder a la pensión.
    • Si se solicita el subsidio después de haber trabajado, la empresa deberá de enviar el certificado de empresa.
    • Si se pide siendo emigrante retornado, el certificado de emigrante retornado.
    • Si se es liberado de prisión, el certificado que acredite esta situación.
    • Si se ha perdido la pensión de incapacidad permanente, el certificado que lo acredite.
    • Justificante de los ingresos que se tengan.
    • Si se tiene responsabilidades familiares, libro de familia y DNI de los miembros de la unidad familiar.
    • En el caso de tener cónyuge, hijos menores de 26 años o hijos mayores con una discapacidad igual o superior al 33%, justificante de sus ingresos.

    Ya me estoy cobrando el subsidio: ¡no se olvide la declaración anual de rentas!

    Una vez que se haya aprobado la solicitud del subsidio y se esté cobrando esta ayuda existe una obligación anual de hacer una declaración de rentas, para demostrar que se sigue  cumpliendo los requisitos de carencia de rentas. Se tiene que presentar cuando se lleva 12 meses recibiendo el subsidio, y el plazo para presentarla es de 15 días hábiles.

    Si se solicitó la ayuda el 15 de marzo de 2017, se tendrá que hacer en 15 días a partir del 15 de marzo de 2018.

    Esta declaración es independiente de la obligación que se tiene de notificar al Servicio de Empleo los ingresos que se tienen cuando se supera el límite mensual.

    Estoy cobrando otro subsidio y cumplo 55 años, ¿Qué pasa con mi subsidio?

    En el caso de estar cobrando otro subsidio por desempleo (no una ayuda extraordinaria por desempleo como la RAI, el PAE o el Plan Prepara) y cumplir 55 años, se puede pedir la conversión del subsidio que se está cobrando en el subsidio para mayores de 55 años, siempre que se cumplan los requisitos. En especial los requisitos que se tendrán que cumplir, y que no se pide para el resto de requisitos, es tener 6 años cotizados por desempleo y tener las cotizaciones suficientes para pedir la pensión de jubilación.

    Al transformarse el subsidio, se cotizará por jubilación, y aumentará la duración del subsidio, hasta que se alcance la edad de jubilación.
     


     

    No puedo cobrar el subsidio para mayores de 55: ¿hay otras ayudas?

     
    Una de las situaciones más frecuentes es la de los trabajadores en paro mayores de 55 años que no pueden acceder al subsidio de mayores de 55 porque les falta alguno de los requisitos, normalmente el de cotizaciones, por no haber podido acumular a lo largo de su vida laboral los 15 años de cotización para la jubilación y los 6 de cotizaciones por desempleo que se exigen.

    Para ver las distintas opciones, analizamos dos posibles situaciones:

    a) El trabajador mayor de 55 años acaba de agotar su prestación contributiva por desempleo, pero no puede pedir el subsidio para mayores de 55 años porque le falta algún requisito.

    Una vez agotada la prestación contributiva, debe comprobarse si cabe la opción de pedir alguno de los otros subsidios ordinarios por desempleo:

    • Subsidio por agotamiento de la prestación contributiva, con cargas familiares.  Lo que se conoce como la ayuda familiar.
    • Subsidio por agotamiento de la prestación contributiva, sin cargas familiares y más de 45 años. Es el subsidio para mayores de 45.

    Si no puede solicitar ninguno de los subsidios ordinarios (mayores de 55 años, ayuda familiar, o mayores de 45), entrarían en juego las ayudas extraordinarias, que explicamos más adelante.

    b) El trabajador mayor de 55 años no ha podido pedir la prestación contributiva

    Si el trabajador acaba de perder su trabajo y no tiene cotizaciones suficientes como para pedir la prestación contributiva y tampoco puede pedir el subsidio de mayores de 55 años porque le falta algún requisito, tendrá que comprobar si puede acceder a la ayuda familiar (si tiene responsabilidades familiares y al menos 3 meses cotizados), o al subsidio por cotización insuficiente (si no tiene responsabilidades familiares, pero al menos tiene 6 meses cotizados).

    Cuando tampoco se pueden solicitar estos otros subsidios, o bien ya se han agotado, entran en juego las ayudas extraordinarias.

     

    Las ayudas extraordinarias por desempleo (PREPARA, RAI, PAE)

     
    Cuando no se tiene acceso ya a ningún subsidio ordinario (mayores de 55 años, ayuda familiar, mayores de 45, insuficiencia de cotización, etc), entran en juego las llamadas “ayudas extraordinarias”: el Plan Prepara, la Renta Activa de Inserción (RAI) y el Programa de activación para el Empleo (PAE).
     
    El Plan PREPARA es una ayuda que únicamente se puede pedir inmediatamente después de agotar la prestación contributiva y exige o bien ser parado de larga duración, o tener responsabilidades familiares. Explicamos todos los detalles en la Guía del Plan Prepara.
     
    La Renta Activa de Inserción (RAI) es la opción que habitualmente solicitan los mayores de 55 años que no tienen acceso al resto de subsidios.  Es una ayuda que dura un año (430 euros al mes) y que se puede pedir hasta tres anualidades alternas.  Se trata de una ayuda para desempleados con especiales dificultades de acceso al mercado laboral, por situaciones de discapacidad, víctimas de violencia de género, emigrantes retornados, y la modalidad con mayor número de perceptores: desempleados de larga duración mayores de 45 años.  En esta Guía de la RAI explicamos esta vía de acceso y sus requisitos.
     
    El Programa de Activación para el Empleo (PAE) es la ayuda de seis meses para desempleados de larga duración que tienen responsabilidades familiares (cónyuge o hijos a cargo) y que no pueden acceder ni a los subsidios ordinarios ni a las anteriores ayudas extraordinarias (Prepara y RAI).  Los requisitos y procedimiento de solicitud se pueden consultar en la Guía del Programa de Activación para el Empleo (PAE).
     


     

    Las Rentas de Inserción de las Comunidades Autónomas

     
    Cuando ya se han agotado todas las opciones del sistema nacional de empleo (prestación contributiva, subsidios ordinarios y ayudas extraordinarias), la única alternativa son las llamadas “rentas autonómicas de integración” o “salarios sociales“.

    Son ayudas de carácter asistencial que regula cada una de las Comunidades Autónomas a través de sus Servicios Sociales.  Los requisitos e importes a cobrar varían mucho de unas Comunidades a otras y también el tiempo de resolución de las solicitudes, que en algunas autonomías está por encima de los seis meses.

    En el siguiente enlace está disponible toda la información sobre las 19 ayudas autonómicas:  Las rentas de inserción de las Comunidades Autónomas

     

    Un artículo de Jorge Danés y Oscar de las Heras

     

    Un artículo de la redacción de Loentiendo.com

    Abogados, Graduados Sociales y redactores especialistas en derecho laboral.

    Si te ha parecido interesante, comparte este artículo en tus redes sociales

     

     

    Loentiendo es un portal de colaboradores independientes, no es una página oficial. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

     

    

    Hay 4 comentarios en “Soy mayor de 55 años y estoy en paro ¿qué ayudas puedo solicitar?

     

    ¿Quieres dejar un comentario?

    * Recuerda que esta es una página independiente que no tiene ningún tipo de relación con la Administración. Al enviar el comentario aceptas las condiciones de uso y privacidad (+info).

    1. Buenos días: Tengo concedido hasta la fecha de jubilación el subsidio desde que el requisito eran los 52 años. . Si empezase a trabajar ahora y al superar las rentas no por mí, sino por mi cónyuge en concepto de unidad familiar, al volver al desempleo perdería el subsidio antes generado hasta la jubilación o se me aplicaría la legislación anterior y no lo perdería???????
      Muchas gracias y un saludo.

    2. Buenos días,

      ¿Qué siginifica “Tener en los últimos seis años al menos 360 días de cotizaciones por desempleo no consumidas”?
      Gracias, un saludo.

      • Buenos días. Significa que para poder cobrar el paro normal hay que haber trabajado al menos 360 días en los últimos seis años, en un trabajo que tenga cotizaciones por desempleo, es decir un empleo por cuenta ajena (no cotiza…  [ ] Se responde al lector por email (ref. 139348)