El caso TELEMADRID: ¿merece la pena impugnar un ERE colectivo?


 

 

La historia del ERE de TELEMADRID es un buen ejemplo para entender cómo y por qué se puede impugnar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) colectivo.  Analizamos la evolución del caso desde 2013 a 2018

El Expediente de Regulación de Empleo de Telemadrid (2013)

 
En enero de 2013 la dirección de la Televisión pública de la Comunidad de Madrid (Telemadrid) tramitó un ERE de extinción, alegando una situación económica de pérdidas e insuficiencia presupuestaria, por el que despedía a 861 trabajadores, el 96% de la plantilla. La extinción afectó a varios miembros de los comités de empresa y a delegados sindicales, así como a la mayoría del personal con contratos indefinidos.  Sin embargo, quedaron excluidos del E.R.E. casi todos los trabajadores con contratos temporales y los cargos de libre designación. Asimismo, Telemadrid procedió a externalizar servicios que realizaba su plantilla, como parte la medida de ahorro de personal.

   
 

El coste de las indemnizaciones por el ERE (20 días por año) fue de 26,13 millones de euros, que se abonaron a los trabajadores en el momento de los despidos.

Telemadrid justificó la decisión de extinguir los contratos de trabajo por la reducción los ingresos comerciales y de la aportación pública (presupuestos de la Comunidad de Madrid). Recordamos que legalmente un despido económico tiene que realizarse demostrando que existe una situación económica negativa y que la amortización de puestos de trabajo puede solucionarla, siendo una medida proporcional y justificada.

Tanto a nivel colectivo (sindicatos) como individual (trabajadores afectados)  no se compartían estas razones y se interpusieron las correspondientes demandas solicitando la nulidad del ERE.

 

1) La impugnación colectiva del ERE

 
La interposición de una demanda colectiva suspende la tramitación de todas las demandas individuales que se estén tramitando en los Juzgados de lo Social. Las demandas colectivas planteadas por los sindicatos de Telemadrid, tenían como petición, primero, que se declarasen nulos los despidos llevados cabo por el Ente Público Telemadrid y sus sociedades afines y de manera subsidiaria la declaración de que estos no se ajustaron a derecho, es decir, su improcedencia.
 

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (2013)

 
El 9 de abril de 2013  el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictó sentencia ( ver en pdf), declarando improcedentes los despidos, al no haber acreditado suficientemente Telemadrid las causas que los justificasen.  En la sentencia del TSJM se declaró el carácter público de Telemadrid, y sus sociedades afines, por lo que su financiación es en gran parte pública a través de los presupuestos autonómicos establecidos anualmente. La deuda de Telemadrid era “estructural”, derivada de deudas en los presupuestos anteriores y no por la bajada presupuestaria del año en el que se realizaron los despidos, argumento que fue el utilizado por la empresa para justificar el ERE.

La sentencia fue recurrida por todas las partes al Tribunal Supremo; el ente público volvía a solicitar que se considerasen los despidos como procedentes y los sindicatos pedían su nulidad.  Mientras tanto, la Comunidad de Madrid destinó 38 millones de euros más (ya adelantó en el momento del despido 26,13 millones) para hacer frente al incremento de las indemnizaciones que tendría que pagar por la declaración de improcedencia de su ERE.


 

 
 

La petición de nulidad por los representantes sindicales se basaba en los siguientes siete motivos:

1) Incumplimiento formal del requisito de aportar en el momento de iniciar el E.R.E. toda la documentación exigida legalmente. Tanto el Tribunal Superior de Justicia como el Tribunal Supremo, han entendido que el ente público aportó la suficiente documental.  Aun así un voto particular si considera los despidos nulos, por entender que no se cumplieron los requisitos formales.

2) Falta de buena fe en el periodo de consultas.

3) Incumplimiento del requisito de indicación de los criterios para la selección de trabajadores afectados por la extinción colectiva de contratos, al no existir una lista de trabajadores afectados, ya que se despidió mayoritariamente a los trabajadores a los que se les aplicaba el Convenio Colectivo, y no a altos directivos y personal de libre designación. Motivo que prosperó en el E.R.E de Canal 9, y por el cual fue declarado nulo.

4) Falta de suscripción de un convenio especial con la seguridad social para los trabajadores mayores de 55 años. Al no haber un listado de trabajadores afectados, no se pudo suscribir este Convenio en la tramitación del E.R.E.

5) Incumplimiento de la regla de permanencia en las empresas del personal laboral fijo.

6) Defectos en el Plan de recolocación externa elaborado por la entidad pública, al cual está obligado por el gran número de trabajadores despedidos.

7) Inexistencia de causa económica y fraude de ley. Los representantes sindicales entienden que la causa del E.R.E. no es económica sino organizativa, al haber externalizado sus servicios.

Todos estos motivos han sido admitidos por los Tribunales, a pesar de que todos ellos han sido parcialmente utilizados en el voto particular de la sentencia, que considera que la sentencia debía haber declarado los despidos nulos.

 

Asamblea de trabajadores de telemadrid

 

La Sentencia del Tribunal Supremo (2014)

 
El 26 de marzo de 2014, el Tribunal Supremo dictó sentencia por la que desestimaba los recursos interpuestos (ver en pdf), confirmando la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que declaraba los despidos como improcedentes, pero no nulos, con el voto a favor de ocho de los quince Magistrados. De los restantes, tres magistrados firmaron un voto particular que consideraba los despidos como procedentes y otros cuatro, un voto que los consideraba nulos.

La nulidad, en el caso de que hubiera sido reconocida por los Tribunales, habría supuesto el reingreso automático del personal despedido a sus puestos de trabajo. Sin embargo, el Presidente de la Comunidad de Madrid ya había declarado que los trabajadores no serían readmitidos y que una sentencia de nulidad implicaría el cierre de la cadena pública, como sucedió en su día con la televisión autonómica valenciana Canal 9 .

La declaración de improcedencia del ERE de Telemadrid, confirmada por el Tribunal Supremo, permite a la empresa elegir entre:

  • readmitir a los trabajadores en las mismas condiciones laborales que regían con anterioridad al despido, pagando los salarios de tramitación, o bien
  • mantener el despido, con una indemnización de 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades (hasta el 12 de febrero de 2012)  y 33 días por año trabajado con un tope de 24 mensualidades desde esa fecha, en lugar de los 20 días por año con un máximos de 12 mensualidades que ya les abonó en el momento inicial del despido.

 
Ejecución de la sentencia

Actualmente, los trabajadores no han percibido la diferencia entre la indemnización por despido objetivo (ya cobrada) y el despido improcedente, dado que la mayoría de los trabajadores han demandado a título individual.

Nuestra legislación únicamente permite solicitar la ejecución de un procedimiento de despido colectivo cuando éste ha sido declarado nulo. Por lo que, en el presente caso, no concurren las circunstancias para que a nivel colectivo las representaciones sindicales soliciten la ejecución de la sentencia para que el ente público la acate. En consecuencia, debe individualizarse en cada caso concreto, los trabajadores que no demandaron de forma individual al inicio del ERE, deben demandar en el plazo de 20 días tras la firmeza de la sentencia, con el fin de que el Juzgado de lo Social se pronuncie sobre si el despido fue nulo o improcedente, en función de las causas concretas de cada trabajador, así como la cuantía de la indemnización por improcedencia en base a la antigüedad y salario de cada uno.

Problemas que están sufriendo los trabajadores mayores de 55 años afectados por el E.R.E.

La Ley establece a los empleadores que hagan un ERE de despido que afecte a trabajadores mayores de 55 años  la obligación de suscribir un Convenio Especial con la Tesorería General de la Seguridad Social para complementar las cotizaciones de dichos trabajadores hasta los 61 años. Esta medida se adopta dado que este grupo de trabajadores, por su edad, tienen más mermada la posibilidad de reincorporarse al mercado laboral, para no ver tan perjudicada su jubilación, por no haber trabajado esos años.

La cotización será a cargo exclusivo del empresario y obligatoria desde la fecha de efectos del Convenio Especial y hasta que el trabajador cumpla 61 años. A partir de que el trabajador cumpla 61 años y hasta los 65 años de edad la cotización será a cargo del trabajador.

El convenio especial comienza a surtir efectos, bien desde el día siguiente a la baja en el Régimen correspondiente, o bien, desde el día siguiente a la extinción del derecho a la prestación por desempleo.

Como consecuencia de la sentencia del Tribunal Supremo, la Tesorería entiende que al haberse declarado el E.R.E. no ajustado a Derecho, los trabajadores mayores de 55 años afectados por el mismo no pueden estar suscritos al convenio especial. Por ello, la Tesorería está remitiendo a los afectados (81 trabajadores), una resolución por la que exime al grupo empresarial de Telemadrid pagar las cotizaciones acordadas hasta los 61 años a través de un convenio especial. Sin embargo, en mayo de 2014 el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, ya ha declarado en una situación similar que, la Tesorería no tiene legitimidad para denegar la suscripción de convenios especiales a trabajadores afectados por despidos colectivos, aunque los despidos se hayan declarados improcedentes.

Desde entonces, varios trabajadores demandaron a Telemadrid exigiendo que cumpliese la obligación legal de suscribir dicho convenio especial con la Seguridad Social, obligación que, hasta los 61 años, han confirmado varias sentencias judiciales (TSJM 10 de julio de 2017).

 

2) Las impugnaciones individuales de los ERE

 
En relación con las demandas individuales planteadas, permanecieron suspendidas durante la tramitación del procedimiento colectivo que se ha explicado anteriormente. Según los sindicatos, la mayoría de los trabajadores han demandado individualmente, para que el Juzgado de lo Social se pronuncie sobre si su despido fue nulo o improcedente, en función de las causas concretas de cada trabajador.

A día de hoy los juzgados de lo Social, han dictado cinco sentencias declarando la nulidad de la medida adoptada, tres delegados sindicales y dos trabajadoras, una con reducción de jornada por guarda legal y otra que se encontraba de baja por maternidad, debiendo la empresa readmitirlos.

El resto de juicios para trabajadores que no tiene protección por los derechos derivados de la maternidad o de la acción sindical, se están conciliando en los Juzgados, en lugar de celebrar los juicios. Los casos que han llegado a juicio han corrido diversas suertes, siendo el mas común el mantener la improcedencia del despido y no su nulidad. Dado que, salvo en el caso de representantes sindicales, la ley no establece obligación de permanencia en caso de ERE y que conforme a la reforma laboral de 2012 la designación de los puestos de trabajo a extinguir corresponde en exclusiva al empresario; solo en aquellos casos en que los trabajadores han podido demostrar un indicio claro de discriminación o represalia han sido estimados como nulos, siendo los demás improcedentes (TSJM 20 de Julio de 2015).
 


 

¿Mereció la pena la impugnación colectiva del ERE de TELEMADRID?

 
Con la declaración de improcedencia del ERE, los trabajadores consiguieron aumentar la cantidad de la indemnización, pasando de cobrar los 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades (cobrado ya en el momento del despido), a percibir 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades, hasta el 12 de febrero de 2012, y 33 días con un tope de 24 mensualidades desde esa fecha.

Sin embargo, el objetivo primordial, la declaración de nulidad que hubiera supuesto su readmisión, no se logró, salvo en aquellos casos individuales en que se ha podido demostrar un motivo de discriminación o existía causa legal de nulidad como en el caso de los representantes de los trabajadores o las personas acogidas a medidas de conciliación de la vida laboral y familiar.

Por otro lado, Telemadrid, consiguió externalizar los servicios como se proponía y no cerrar la cadena, pero con un coste de indemnizaciones muy superior al que había ofrecido inicialmente a sus trabajadores,  y debiendo readmitir a cerca de un centenar de los trabajadores despedidos.

Siempre es recomendable que los trabajadores que se vean afectados por un ERE, acudan a un abogado laboralista para que compruebe si existen irregularidades, tanto en el procedimiento, como en las causas que lo motivan. En el caso de que existan motivos para demandar pueden conseguir o bien el reingreso, si el ERE es declarado nulo, o bien una mayor indemnización, en el caso de que el ERE no sea confirmado en sus causas por los Tribunales. Como hemos visto también en los casos en que la empresa no cumple con sus obligaciones de cotización puede ser obligada a ello.
 


 

La situación de TELEMADRID a día de hoy (2018)

 
La plataforma Salvemos Telemadrid hizo pública una nota el pasado 11 de enero que resume bien la situación actual de la cadena autonómica de televisión, y que reproducimos íntegra a continuación.

 

“Más servicio público, más Radiotelevisión Madrid”

El próximo sábado, 13 de enero, se cumplirá el quinto aniversario del ERE que supuso el despido de más de 800 personas de la plantilla del Ente Público Radio Televisión Madrid.

Una medida terrible que, lejos de poner fin a 10 años de conflicto social como pretendía el Gobierno de Ignacio González, fue respondida con más lucha en la calle, en las instituciones y en los tribunales. Seguimos denunciando las verdaderas razones de la ruina económica y el desprestigio social que generaron a nuestra empresa: la nefasta gestión del erario público y la manipulación informativa.

Los últimos 5 años han servido para ofrecer colaboración y participación al conjunto de las fuerzas políticas, con propuestas y alternativas que permitieran cambiar el rumbo de Radio Televisión Madrid en esta nueva etapa.

Ahora, cuando la situación empieza a cambiar, nuestros objetivos siguen siendo los mismos: recuperar el servicio público que fue hurtado a la ciudadanía madrileña y hacer justicia con una plantilla que siempre cumplió con su deber profesional y ciudadano, defendiendo sus derechos en el marco de la ley y denunciando la utilización de un Servicio Público en provecho económico y político de unos pocos.

La aprobación de la nueva ley, la elección de nuevos órganos de gestión por mayorías cualificadas en la Asamblea de Madrid, la aprobación de la Carta Básica y, sin duda, la internalización de parte de los servicios externalizados tras el ERE, son pasos de gran importancia para la consecución de éstos objetivos.

En septiembre fueron reincorporados en sus puestos de trabajo algunos trabajadores a los que se les tenía “apartados” por la simple razón de haber ganado sus juicios; se incorporaron además 97 compañer@s para poner en marcha los nuevos informativos. Poco después, otros despedidos se han sumado para las retransmisiones deportivas y eventos; y también se ha puesto fin al veto que impedía que los afectados por el ERE pudieran ingresar en productoras externas que trabajan para Telemadrid.

Los servicios informativos comienzan a recuperar lo que fueron nuestras señas de identidad: la información local, de proximidad e inmediatez en las cuestiones que más interesan a los ciudadanos poco a poco permitirán restablecer la credibilidad perdida.

Valoramos de forma positiva estos avances, pero consideramos necesario seguir profundizando en los cambios. Como preveíamos, y dijimos durante la tramitación de la nueva Ley, la puesta en marcha de Radio Televisión Madrid ha puesto de manifiesto serias deficiencias y lagunas contenidas en ella.

Es imprescindible afrontar reformas dirigidas a reforzar vías de gestión más eficientes, precisas y acordes con las particularidades de un medio de comunicación. En la actualidad, cualquier decisión requiere la autorización del Gobierno Regional, lo que pone en peligro la cobertura informativa de muchos acontecimientos. Un ejemplo: la sustitución de una baja por enfermedad debe ser aprobada por el Gobierno.

La financiación es otra de las cuestiones fundamentales que debe ser acometida de forma inmediata. Es necesario buscar fórmulas y consensos que aseguren a medio y largo plazo una adecuada financiación que dé estabilidad a Radio Televisión Madrid, una de las radios y televisiones públicas que menos recursos económicos recibe de la Administración.

En la actualidad, salvo los servicios informativos, y no en su totalidad, el conjunto de la parrilla de emisión se encuentra en manos de productoras privadas. Algo que es incompatible con el modelo de servicio público en el que creemos y hemos defendido siempre. Seguimos trabajando en la internalización de los departamentos externalizados, así como en la incorporación de las categorías imprescindibles para sacar adelante el trabajo.

Tan solo tres meses después de la puesta en marcha del nuevo modelo de radio y televisión, nuestras propuestas empiezan a dar resultado. El conjunto de medidas que hemos defendido a lo largo de estos años, como la reinternalización y recuperación de plantilla, está mejorando la eficiencia, cercanía, costes, calidad y credibilidad de Onda Madrid y Telemadrid.

Debemos seguir trabajando como en los últimos años. Para ello llamamos a la movilización al conjunto de la ciudadanía, a las organizaciones políticas, sindicales y a los colectivos sociales, en defensa de un servicio público y de una información veraz e independiente. La sociedad madrileña será la que consiga recuperar para la Comunidad de Madrid una Radio Televisión Madrid en la que quepamos tod@s.”

 

©  Un artículo de la redacción de Loentiendo.com, con el asesoramiento de Virginia Castillo Rodriguez, abogada laboralista
 


Otros artículos relacionados sobre Expedientes de Regulación de Empleo
 
  • La prestación por desempleo en los ERE de extinción
  • Tipos de Expedientes de Regulación de Empleo
  • La indemnización por despido en un ERE
  • La impugnación judicial de un ERE
  •  

    Un artículo de la redacción de Loentiendo.com

    la redacción de Loentiendo.comAbogados, Graduados Sociales y redactores especialistas en derecho laboral.



    Comunicar un error en la información

    Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

     

    Suscribete ahora a nuestro boletin de novedades

    Hay publicados 4 comentarios sobre “El caso TELEMADRID: ¿merece la pena impugnar un ERE colectivo?” (baja al final de la página para dejar el tuyo)

    1. Hola empeze a trabajar el 26 de agosto del 2014 y ahora a el 26 de agosto del 2015 hago un año y ya me despiden e trabajado 3 horas diarias 18 ala semana tengo derecho a desempleo y luego a ayuda familiar y cuanto cobraría mi nomina es de 426€ .Y si me sale un traabajito de un mes o dos a jornada completa cobraría mas. O me hacen un computo

      • Buenas tardes. No facilitamos asesoramiento sin una dirección de email válida.  [continúa] (ref. 74323)

    2. me adherí voluntariamente a un E.R.E. dentro del convenio especial para mayores de 55 años. El mencionado E.R.E. ha sido declarado como “no ajustado a derecho por el Tribunal Supremo, he denunciado al juzgado de lo social porque entiendo que la sentencia afecta a la totalidad de E.R.E. y que estoy e mi derecho de percibir la diferencia entre la indemnizaión por despido objetivo y despido improcedente.

      • Buenos días. Para asesorarle en este asunto los abogados tendrían que tener acceso a toda la documentación e histórico del proceso. Publicamos su comentario por si es de interés para otros trabajadores que se encuentren en su misma situación.  [continúa] (ref. 65813)

    Deja un comentario

    He leído y ACEPTO las normas de uso de comentarios y la política de privacidad (+info) *

    Para enviar el comentario debes rellenar todos los campos y aceptar las normas de uso y política de privacidad | Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital SL| Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting | Derechos: Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento expreso. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos contactando en info@gestiontecnicadigital.com. (+información completa).