Cinco razones para sellar el paro aunque no cobres ninguna ayuda

¿Por qué debería seguir sellando el paro aunque no cobre ninguna ayuda?. Te damos cinco importantes razones para apuntarte al paro y continuar renovando tu demanda de empleo.
Cinco razones para seguir sellando el paro




Actualizado: 05/02/2022

Hay 5 razones importantes para seguir sellando el paro, aunque no se cobre ninguna prestación o ayuda.:

1. La antigüedad en el paro es importante para poder recibir determinadas ayudas en el futuro.

Hay ayudas extraordinarias, como la Renta Activa de Inserción (RAI), o el nuevo Subsidio Extraordinario por Desempleo (SED) que tienen como requisito para alguna de sus vías de acceso que el desempleado sea “parado de larga duración”.

En otras prestaciones, como el nuevo subsidio para mayores de 52 años, en las que se establecen mecanismos que facilitan el acceso a aquellas personas que han permanecido inscritas de forma ininterrumpida como demandantes de empleo.

Para poder acceder a determinadas modalidades de jubilación anticipada forzosa, es necesario acreditar inscripción previa como demandante de empleo.

También puede ser necesario demostrar la antigüedad como desempleado para acceder a las rentas autonómicas de inserción.

Cuando el trabajador desempleado no se apunta al paro, o bien no sella el paro en la fecha establecida, la demanda se da de baja y aunque luego pida la reactivación, ya se hace con nueva fecha y se pierde la antigüedad acumulada.  Muchas personas se quedan sin recibir estas ayudas por no cumplir este requisito.

 

2. Acceso a los cursos gratuitos de formación para desempleados.

Estar dado de alta como demandante de empleo permite acceder a los cursos de formación gratuita en 2022, tanto los que imparten directamente los Servicios Públicos de Empleo, como otros muchos gratuitos a los que se puede acceder a través de convenios de formación subvencionada. Algunos de esos cursos son realmente interesantes y su precio en el mercado los haría inaccesibles para muchas personas en paro.

3. Poder acreditar la condición de trabajador desempleado

Para las personas en situación de desempleo hay otras ayudas sociales en forma de exenciones, descuentos, reducciones, etc. Por ejemplo, descuentos en las tasas para participar en oposiciones, o bonos sociales eléctricos.

También hay empresas privadas que ofrecen descuentos a quien acredite encontrarse en situación de desempleo, y finalmente, puede ser necesario estar inscrito en el paro para pedir otras ayudas, becas, etc.

4. Más oportunidades de contratación.

Los Servicios de Empleo también intervienen en las contrataciones, ya que en ocasiones los empresarios se dirigen a ellos para buscar trabajadores a través de sus bolsas de empleo.

Por otro lado, hay contratos que tienen bonificaciones y reducciones para aquellas empresas que contraten a parados de larga duración y en los sistemas como Garantía Juvenil Plus, se ofrecen a las empresas incentivos por la contratación de jóvenes inscritos como demandantes de empleo.

5. Recuerda: hay muchas facilidades para sellar el paro desde casa

La demanda de empleo se renueva cada tres meses y cada vez es más habitual tramitar el sellado del paro por Internet, sin tener que desplazarse en persona a las oficinas de empleo, lo que es más cómodo.

Si se comparan las exigencias que implica estar apuntado al paro con los beneficios, la conclusión es que merece la pena estar inscrito como demandante de empleo.

 

Cursos INEM 2021 para desempleados

 

Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.