Salario bruto y salario neto

Los contratos de trabajo siempre hacen referencia al “salario bruto” del trabajador, pero en la práctica siempre se le ingresa menos. ¿Qué descuentos lleva la nómina del trabajador?. 

Diferencias entre el salario bruto y el salario neto

Actualizado: 29/01/2022

El salario solo es uno, pero hay que saber distinguir entre hablar del salario en bruto o en neto.

El salario bruto es la suma de todos los conceptos de la nómina que se han devengado, sean salariales o no. Es decir, la suma de todas las cantidades a las que tiene derecho un trabajador por haber trabajado. Por ejemplo: el salario base, la parte proporcional de las pagas extra si están prorrateadas, todos los pluses, las mejoras, los complementos, etc y cuya suma es el salario real del trabajador.

Una vez que se tiene el salario bruto, a este salario se le aplican una serie de descuentos: la retenciones de IRPF y las deducciones por las cotizaciones a la Seguridad Social y la cantidad que queda es lo que se conoce como salario neto, que es el que tiene que ingresar la empresa al trabajador en su cuenta bancaria.  Vemos un ejemplo:

SALARIO NETO = SALARIO BRUTO – DEDUCCIONES (retenciones del Impuesto de la Renta, cotizaciones del trabajador a la Seguridad Social, desempleo y formación profesional)

Ejemplo. La nómina de Diego está compuesta por los siguientes conceptos:  salario base 900 euros, plus de antigüedad 60 euros, mejora voluntaria 400 euros y plus transporte 56 euros. El total devengado es: 1.416 euros y este será su salario bruto.

Salario neto: Sobre estos 1.416 euros de salario bruto la empresa aplicará la retención del IRPF correspondiente y aplicará las cotizaciones necesarias: cotización por Contingencias Comunes 4,70%: 66,55 euros,  cotización por desempleo 1,55%: 21,94 euros, cotización por Formación Profesional 0,10%: 1,41 euros y retención de IRPF 12%: 169,92 euros. Total que se tiene que deducir: 259,82 euros. El salario neto es el salario bruto (1.416€) menos estas deducciones (259,52 €), es decir, 1.156,48 euros

El salario neto puede ir variando dependiendo de las cotizaciones o de la retención de IRPF que se realice, ya que el trabajador puede solicitar, dentro de unos baremos que aprueba la Agencia Tributaria, que se le retenga más o menos.

 

¿Cómo se cuál es mi salario bruto?

La mejor forma de saber cuál es el salario bruto es consultar el detalle de la nómina  y ver lo que se indica en la casilla “TOTAL DEVENGADO”, que es la suma de todos los conceptos que se tiene que cobrar.

Modelo nómina BOE

Luego, respecto del TOTAL DEVENGADO (Salario bruto), se aplican las DEDUCCIONES (cotizaciones a la Seguridad Social, desempleo, formación y retenciones de IRPF). El resultado es el “Líquido a percibir” (Salario neto).

¿Por qué es importante saber cuál es el salario bruto?

Aunque muchos trabajadores piensan que solo es importante el salario neto, que al fin y al cabo es lo que  les llega a su cuenta corriente, el salario bruto es mucho más importante de lo que se cree.

Las prestaciones de la Seguridad Social, como las de baja médica, maternidad o paternidad, jubilación, la pensión de viudedad y también las prestaciones y ayudas por desempleo se cobran en función de las cotizaciones del trabajador: tanto las que le han descontado a él en su nómina (cotización a cargo del trabajador), como la que ha pagado el empresario a la Seguridad Social (cotización a cargo de la empresa). Bases de cotización y salario bruto no son lo mismo, y explicamos la diferencia en este artículo sobre la importancia de conocer las bases de cotización

Igualmente con las retenciones del IRPF se satisfacen las obligaciones del trabajador con la Hacienda Pública, como manera de sostener los servicios públicos que se reciben y en la declaración de Renta Anual, de la cantidad que al trabajador le salga a pagar, descontará las retenciones que le ha ido realizando mes a mes la empresa en su nómina.

El salario bruto también se utiliza para calcular las indemnizaciones por despido, ya que como hemos visto el salario no es solo el dinero líquido que se recibe en la cuenta. Y al tomar como referencia el salario bruto, las indemnizaciones son superiores que si tuviésemos solo en cuenta el salario neto.

Como hemos visto el salario neto puede subir o bajar dependiendo de la retención del IRPF que se aplique. En algunos casos se puede producir un “efecto de ilusión” en el trabajador al pensar que tiene un salario elevado, si únicamente se fija en el salario neto.  Es posible que la empresa no está reteniendo nada de IRPF y en la siguiente declaración de la renta toque pagar a Hacienda todo lo que no se ha retenido a lo largo del año.



¿Qué salario se tiene en cuenta en las ayudas y subsidios por desempleo, el bruto o el neto?

Cuando se está recibiendo un subsidio o una ayuda por desempleo, a la hora calcular el requisito de carencia de rentas el Servicio Público de Empleo siempre tendrá en cuenta los ingresos brutos que recibe el trabajador. En el caso del salario, se toma siempre el bruto, sin descontar cotizaciones a la Seguridad Social ni retenciones de IRPF.

Para poder pedir un subsidio se dice que los ingresos del trabajador y de la media de su unidad familiar tiene que quedar por debajo de un límite (723,75 euros al mes en 2022), los ingresos que existan siempre se toman en cuenta en su cantidad bruta.

Lo vemos con un ejemplo: Antonio es un trabajador se ha quedado en paro y no tiene ingresos, está casado y tiene una hija. Para solicitar el subsidio de ayuda familiar, se le exige que las rentas de su unidad familiar, que es de tres miembros, no supere los 2.171,25 euros al mes (723,75 euros/mes X 3 miembros). La mujer de Antonio, Sara, trabaja y tiene unos ingresos brutos de 2.400 euros al mes, aunque después de descontar sus cotizaciones y retenciones de IRPF, realmente le ingresan en su cuenta bancaria 2.150 euros.

En el cálculo de rentas que hace el Servicio de Empleo, se tendrá en cuenta el sueldo bruto de Sara (2.400 euros al mes) y no los 2.150 netos que recibe. Y como los 2.400 euros superan el tope de rentas máximo para una familia de tres miembros, que es de 2.171,25 euros al mes, no podrá solicitar el subsidio por superar el tope de rentas máximo, ya que en los cálculos, siempre se tienen en cuenta los sueldos brutos, no los netos.

Otro artículo relacionado

La nómina y cómo entender sus conceptos

Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.