10 errores que no debes cometer en el INEM (SEPE) | SEPE 2022 | Loentiendo

Diez errores que nunca debes cometer con el Servicio Público de Empleo

Si estás desempleado, ten en cuenta estas diez recomendaciones para no cometer los errores más frecuentes con el SEPE (el antiguo INEM).

Muchas personas pierden sus prestaciones por la falta de información.

 
1.  Olvidarte de sellar el paro.
 
Todos los meses hay muchas personas que pierden su prestación o son sancionadas por olvidarse de sellar el paro.  Las consecuencias del retraso son tremendas: como mínimo, sanción de un mes sin cobrar la prestación o subsidio y en las ayudas extraordinarias (como la RAI) puede suponer la pérdida total del derecho (+información)

 

2.  No Buscar siempre información actualizada y una segunda opinión
 
Ante una duda importante sobre tus derechos a prestaciones, la primera consulta siempre debes hacerla directamente al Servicio Público de Empleo, bien pidiendo cita previa para sus oficinas o en su servicio de atención telefónica o página web. La legislación cambia muy rápido y lo que podía ser válido hace unos meses, es posible que hoy no lo sea. Luego, con la información oficial actualizada ya podrás buscar otros criterios o recomendaciones en portales especializados, como Loentiendo.
 
También debes saber que el SEPE no siempre tiene razón. Todos los meses hay sentencias en las que los Tribunales corrigen o directamente anulan las decisiones del Servicio Público de Empleo en demandas que presentan los ciudadanos. Si hay un derecho importante en juego, no dudes en buscar asesoramiento independiente.

 

3.  Ignorar que todas las gestiones tienen un plazo.
 
En la mayor parte de prestaciones, el plazo para solicitarlas es de 15 días hábiles (no cuentan sábados, domingos ni festivos), pero si se pasa la fecha límite existen penalizaciones. (+información)

 

4.  Firmar las solicitudes sin leer la letra pequeña.
 
Cuando presentas ante el Servicio de Empleo una solicitud firmada, te estás comprometiendo a una serie de obligaciones que se indican en el reverso, pero que casi nadie lee. Sin embargo, incumplirlas da lugar a sanciones, a veces por simple desconocimiento. (+información)
 


 
5.  No informar al Servicio Público de Empleo.
 
Hasta que encuentres trabajo, el SEPE será tu sombra y trae cuenta no ocultarle nada. Tienes obligación de informar al Servicio Público de Empleo si viajas al extranjero, si cambias de domicilio, si encuentras un trabajo (aunque sea de una hora a la semana), si tienes un hijo, si recibes nuevos ingresos, etc. Insistimos, echa un vistazo a la letra pequeña de todos los impresos de solicitud que firmes, porque en ellos se indica claramente esta obligación de informar.

 

6.  Desconocer que en cada oficina de empleo conviven dos administraciones distintas.
 
Hay dos Servicios de Empleo, el estatal (SEPE INEM) y el autonómico (Servicios de Empleo Autonómicos).
 
Cada uno tiene con sus funcionarios y sus competencias:  el estatal,  reconocimiento y pago de prestaciones. El autonómico, formación, control e inspección y políticas activas de empleo. Cada servicio autonómico de empleo tiene su propia página web, sus cursos de formación, sistema de publicación de curriculum y ayudas.  El sistema para sellar el paro en cada Comunidad Autónoma es distinto, así que visita el portal público de empleo de tu Comunidad al menos una vez. (+información)

 

7.  Pensar que el SEPE (INEM) sólo sirve para pagar prestaciones.
 
Si crees eso, estás perdiendo muchas oportunidades que otros si aprovecharán. Quienes están inscritos en el paro tienen varias ventajas sobre los que no se han inscrito. El presupuesto de formación que manejan los distintos servicios públicos de empleo es muy grande y hay cursos verdaderamente interesantes que una persona desempleada no podría poder pagar por si misma .(+información).

 

8. No buscar asesoramiento especializado cuando hay problemas.
 
Reclamar frente a una decisión del Servicio Público de Empleo no es fácil. Se trata de plantear un recurso ante  la Administración Pública y es un proceso para el que son necesarios conocimientos jurídicos. Perder una prestación de un año, por ejemplo, puede suponer mucho dinero, por lo que merece la pena contratar asesoramiento profesional. También se puede acudir a sindicatos y asociaciones que pueden dar este servicio de forma gratuita o muy bajo coste.(+información)

 

9.  No saber que existen otras ayudas, además de las del INEM (SEPE).
 
En casos de necesidad por carencia de ingresos hay que acudir al trabajador social del Ayuntamiento o la Comunidad Autónoma. Hay ayudas de urgencia que no dependen del INEM (SEPE), sino de los servicios sociales de las Comunidades Autónomas. Son para casos muy concretos, cumpliendo muchos requisitos y papeleo, pero estas ayudas o rentas de inserción existen y las cobran más de 200.000 personas todos los meses. (+información)

 

10. Desaprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías.
 
En todas las Comunidades Autónomas se puede sellar el paro por internet y en algunas incluso por teléfono. Desde la página web del Servicio Público de Empleo puedes acceder a tu expediente personal y ver toda la información (prestaciones, pagos, sanciones). Puedes inscribir tu curriculum o actualizar tus datos personales en el Portal Público de Empleo. Los servicios públicos de empleo autonómicos tienen en sus portales web mucha información de utilidad. Si estás leyendo esto ahora mismo, tienes los conocimientos suficientes para utilizar todas estas herramientas.

 

Otro artículo que te sorprenderá :
 

Cinco razones para sellar el paro aunque no cobres ninguna ayuda


 

Compártelo