La reducción de jornada por cuidado de hijos o familiares

Comparte este artículo

Quien tiene un hijo o un familiar a cargo tiene la posibilidad de reducir su jornada de trabajo para cuidarle. Es lo que se denomina “reducción de jornada por guarda legal”.


Reduccion de jornada por cuidado de hijos

Al solicitar este tipo de reducción, el salario del trabajador se reduce en la misma proporción que ha reducido su jornada, pero ¿también se cotiza menos? ¿ se verán reducidas las prestaciones que puede recibir el trabajador? ¿se cobrará menos paro por estar en reducción de jornada?. Explicamos las claves en esta guía.

La reducción de jornada por cuidado de hijo

Actualizado: 11/01/2024

Cuando se tiene un hijo menor de 12 años se puede pedir una reducción de la jornada para su cuidado.

La jornada se puede reducir entre un 1/8 como mínimo y 1/2, la mitad como máximo, implicando una reducción igual del salario (aunque algunos conceptos salariales, como el plus transporte por ejemplo, no se ven reducidos). Esta reducción puede durar hasta que el hijo cumpla los 12 años.

Esta reducción y la elección del horario tiene que hacerse dentro de la jornada normal del trabajador y hay que prestar atención a lo que establezca el convenio colectivo, que puede tener reglas especiales.

Esta posibilidad de reducir la jornada es un derecho individual de cada trabajador, hombre o mujer, pero en el caso de que dos trabajadores de la misma empresa pidan una reducción para cuidar al mismo hijo, este derecho se puede limitar por razones justificadas del funcionamiento de la empresa.

La reducción hay que pedirla por escrito con una antelación mínima de 15 días, y se tiene que preavisar el final de la misma también con 15 días, aunque también por Convenio pueden establecerse otros plazos.

Reducción de jornada por cuidado de persona con discapacidad

Existe también la posibilidad de pedir una reducción de jornada por el cuidado de una persona con discapacidad que no desempeñe una actividad retribuida. Se podrá tener una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquella.

La regulación es la misma que hemos explicado antes para el caso del cuidado de hijos.

La reducción de jornada por cuidado de familiares

También se puede pedir esta reducción cuando sea necesario cuidar directamente del cónyuge o pareja de hecho, o un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad y afinidad, incluido el familiar consanguíneo de la pareja de hecho, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida.

Para poder pedir esta reducción será necesario que la persona a la que se va a cuidar no trabaje. La reducción también es de entre 1/8 y la mitad de la jornada, con la misma reducción del salario. Y tendrá que pedirse y disfrutarse como se ha dicho para cuándo se pide por cuidado de un hijo.

La reducción de jornada por cuidado de hijo con cáncer u otra enfermedad grave

Este es un tipo especial de reducción de jornada.

El progenitor, guardador con fines de adopción o acogedor permanente tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo, con la disminución proporcional del salario de, al menos, la mitad de la duración de aquella, para el cuidado, durante la hospitalización y tratamiento continuado, del menor a su cargo afectado por cáncer (tumores malignos, melanomas y carcinomas), o por cualquier otra enfermedad grave, que implique un ingreso hospitalario de larga duración y requiera la necesidad de su cuidado directo, continuo y permanente, acreditado por el informe del servicio público de salud u órgano administrativo sanitario de la comunidad autónoma correspondiente y, como máximo, hasta que el hijo o persona que hubiere sido objeto de acogimiento permanente o de guarda con fines de adopción cumpla los veintitrés años.

Cuando se tiene un hijo menor de 23 años afectado por cáncer (tumores malignos, melanomas y carcinomas) o por otra enfermedad grave se puede pedir una reducción de jornada para cuidarle. Este tipo de reducción de jornada puede durar hasta que el hijo cumpla los 23 años.

La reducción deberá ser superior al 50% de la jornada de trabajo y podrá ir acompañada de una prestación por cuidado de hijo por enfermedad grave, que servirá para compensar la pérdida de ingresos. Ampliamos la información sobre este tipo de reducción de jornada en esta guía actualizada.

Esta reducción la puede pedir el progenitor, guardador con fines de adopción o acogedor permanente del menor afectado.

(Ver al final de esta guía el art. 37.6 del Estatuto, con las particularidades que tiene este tipo de reducción de jornada).

 

¿Cómo influye la reducción de jornada en las cotizaciones del trabajador?

Como hemos visto la reducción de jornada implica también una reducción del salario y en consecuencia se cotiza por el salario que realmente se recibe, ingresando la empresa a la Seguridad Social el porcentaje correspondiente según el nuevo salario que realmente paga.

Sin embargo, como veremos a continuación,  existen una serie de reglas especiales a la hora de pedir algunas prestaciones, por las que se calculan las prestaciones como si el trabajador estuviera realmente cotizando al 100 % de la jornada, sin reducción.

La cotización a la hora de pedir prestaciones de la Seguridad Social

Durante los tres primeros años de reducción de jornada por cuidado de hijo o durante el primer año de la reducción por cuidado de otros familiares se tendrán en cuenta las cotizaciones incrementadas al 100%,  a efectos de las prestaciones por incapacidad permanente , muerte y supervivencia, maternidad, paternidad y jubilación.

Es decir: si se va a pedir alguna de estas prestaciones o pensiones de la Seguridad Social durante los primeros 3 años en los que se tiene la jornada reducida por cuidado de hijo o durante el primer año por cuidado de familiar se calcularán las prestaciones como si se estuviese cotizando con la jornada anterior a la reducción.

La regulación está incluida en el art. 237.3 de la LGSS:

Artículo 237.3. Prestación familiar en su modalidad contributiva.
3. Las cotizaciones realizadas durante los tres primeros años del período de reducción de jornada por cuidado de menor previsto en el primer párrafo del artículo 37.6 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, se computarán incrementadas hasta el 100 por cien de la cuantía que hubiera correspondido si se hubiera mantenido sin dicha reducción la jornada de trabajo, a efectos de las prestaciones señaladas en el apartado 1. Dicho incremento se referirá igualmente a los tres primeros años en los demás supuestos de reducción de jornada contemplados en el primer y segundo párrafo del mencionado artículo.

Las cotizaciones realizadas durante los períodos en que se reduce la jornada en el último párrafo del apartado 4, así como en el tercer párrafo del apartado 6 del artículo 37 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, se computarán incrementadas hasta el 100 por cien de la cuantía que hubiera correspondido si se hubiera mantenido sin dicha reducción la jornada de trabajo, a efectos de las prestaciones por jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, nacimiento y cuidado de menor, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural e incapacidad temporal”

En la reducción por cuidado de otros familiares distintos de hijas e hijos menores de 12 años, la cotización al 100% se mantiene únicamente durante el primera año.

En caso de reducción de jornada por cuidado de un hijo afectado por una enfermedad grave, se tendrá en cuenta el 100% de la cotización, es decir, lo que se cotizaba antes de la reducción de jornada, para las prestaciones por jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural e incapacidad temporal.

En este caso no existe un periodo máximo, es decir, se tendrá en cuenta el 100% de la cotización durante cualquier momento de la reducción de jornada.

 

La cotización a la hora de pedir la prestación por desempleo

En el caso de que finalice la relación laboral estando con una reducción de jornada, la prestación por desempleo se calculará como si no hubiese reducción de jornada, incrementando hasta el 100% de la cotización anterior a la reducción

De este modo que se cobraría la misma prestación que si se siguiese trabajando sin la reducción de jornada, ya que para el cálculo de la base reguladora se computarán las bases de cotización como si el trabajador no hubiese pedido una reducción. Para el cálculo de la prestación por desempleo no hay límites temporales como en el caso de algunas de las prestaciones de la Seguridad Social.

En el caso de despido, ¿con qué salario calculo la indemnización?

En el caso de un despido de un trabajador con una reducción de jornada, la indemnización se tiene que calcular con el salario como si no se tuviese la reducción de jornada, siempre que no se haya superado el tiempo máximo de la reducción.

Artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores

La reducción de jornada está regulada de este modo en el Estatuto de los Trabajadores (art. 37.6):

“Art. 37.6. ET: Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad que no desempeñe una actividad retribuida tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquella.

Tendrá el mismo derecho quien precise encargarse del cuidado directo del cónyuge o pareja de hecho, o un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad y afinidad, incluido el familiar consanguíneo de la pareja de hecho, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida.

El progenitor, guardador con fines de adopción o acogedor permanente tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo, con la disminución proporcional del salario de, al menos, la mitad de la duración de aquella, para el cuidado, durante la hospitalización y tratamiento continuado, del menor a su cargo afectado por cáncer (tumores malignos, melanomas y carcinomas), o por cualquier otra enfermedad grave, que implique un ingreso hospitalario de larga duración y requiera la necesidad de su cuidado directo, continuo y permanente, acreditado por el informe del servicio público de salud u órgano administrativo sanitario de la comunidad autónoma correspondiente y, como máximo, hasta que el hijo o persona que hubiere sido objeto de acogimiento permanente o de guarda con fines de adopción cumpla los veintitrés años.

En consecuencia, el mero cumplimiento de los dieciocho años de edad por el hijo o el menor sujeto a acogimiento permanente o a guarda con fines de adopción no será causa de extinción de la reducción de la jornada, si se mantiene la necesidad de cuidado directo, continuo y permanente.

No obstante, cumplidos los 18 años, se podrá reconocer el derecho a la reducción de jornada hasta que el causante cumpla 23 años en los supuestos en que el padecimiento de cáncer o enfermedad grave haya sido diagnosticado antes de alcanzar la mayoría de edad, siempre que en el momento de la solicitud se acrediten los requisitos establecidos en los párrafos anteriores, salvo la edad.

Asimismo, se mantendrá el derecho a esta reducción hasta que la persona cumpla 26 años si antes de alcanzar 23 años acreditara, además, un grado de discapacidad igual o superior al 65 por ciento.

Por convenio colectivo, se podrán establecer las condiciones y supuestos en los que esta reducción de jornada se podrá acumular en jornadas completas.

En los supuestos de nulidad, separación, divorcio, extinción de la pareja de hecho o cuando se acredite ser víctima de violencia de género, el derecho a la reducción de jornada se reconocerá a favor del progenitor, guardador o acogedor con quien conviva la persona enferma, siempre que cumpla el resto de los requisitos exigidos.

Cuando la persona enferma que se encuentre en los supuestos previstos en los párrafos tercero y cuarto de este apartado contraiga matrimonio o constituya una pareja de hecho, tendrá derecho a la reducción de jornada quien sea su cónyuge o pareja de hecho, siempre que acredite las condiciones para acceder al derecho a la misma.

Las reducciones de jornada contempladas en este apartado constituyen un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones fundadas y objetivas de funcionamiento de la empresa, debidamente motivadas por escrito, debiendo en tal caso la empresa ofrecer un plan alternativo que asegure el disfrute de ambas personas trabajadoras y que posibilite el ejercicio de los derechos de conciliación.

En el ejercicio de este derecho se tendrá en cuenta el fomento de la corresponsabilidad entre mujeres y hombres y, asimismo, evitar la perpetuación de roles y estereotipos de género.

7. La concreción horaria y la determinación de los permisos y reducciones de jornada, previstos en los apartados 4, 5 y 6, corresponderán a la persona trabajadora dentro de su jornada ordinaria. No obstante, los convenios colectivos podrán establecer criterios para la concreción horaria de la reducción de jornada a que se refiere el apartado 6, en atención a los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral de la persona trabajadora y las necesidades productivas y organizativas de las empresas. La persona trabajadora, salvo fuerza mayor, deberá preavisar al empresario con una antelación de quince días o la que se determine en el convenio colectivo aplicable, precisando la fecha en que iniciará y finalizará el permiso de cuidado del lactante o la reducción de jornada.

Las discrepancias surgidas entre empresario y trabajador sobre la concreción horaria y la determinación de los periodos de disfrute previstos en los apartados 4, 5 y 6 serán resueltas por la jurisdicción social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, Reguladora de la Jurisdicción Social.”


Estos artículos se publican simplificados, con carácter meramente informativo para el ciudadano y no tienen valor jurídico. Queda excluida cualquier responsabilidad o garantía por su vigencia, exactitud o integridad. Si necesita asesoramiento profesional para un caso concreto, puede solicitarlo a nuestros expertos a través de la sección de comentarios.


10 comentarios en «La reducción de jornada por cuidado de hijos o familiares»

  1. Buenas tardes, Estoy tengo un hijo de 3 años, inicie la reducción de jornada
    trabajando un 80% por guarda legal. (la empresa cotizaria sobre este porcentage?
    Este año he sido madre de nuevo, que base de cotitzacio debe de informar mi empresa en el certificado para el INSS?
    La base de cotización que informaria la empresa seria en función al 80% y la seg.social lo cotiza al 100%

    Responder
  2. Hola, quisiera hacer una consulta:
    Soy personal estatutario y quiero pedir reducción de jornada laboral por hijo menor de 12 años. Mi duda es respecto a la cotización. Tengo dos hijos, el mayor tiene tres años y estuve en excedencia por su cuidado durante año y medio, el Segundo tiene 9 meses y solicité una excedencia de un mes después de la baja marternal. Ahora quiero solicitar la reducción de jornada por uno de ellos dos y mi duda es si me cotizan el 100% los 3 primeros años como dice convenio o al haber tenido excedencia por ambos (1 años y pico por uno y un mes por otro) no es compatible ya con la cotizaxcion al 100%.
    Consulte en al tesorería y no me lo aclararon y en recursos humanos no saben decirme pero creen que no es compatible. Podéis decirme algo sl respecto? Gracias

    Responder
  3. Buenas tardes, estoy en reducción de jornada por cuidado familiar y de baja laboral de más de 545 días. En caso de despido, ¿mi prestación por desempleo tomaría como base reguladora el 100% antes de la reducción o tomaría la base reguladora de ahora que me encuentro en incapacidad siendo ésta el 50%? Gracias por todo.

    Responder
  4. Hola tenía una reducción de jornada cuidado de mi padre dio la casualidad que estaba de baja. Estando de baja mi padre falleció. Mi pregunta es que sucede con mi media jornada? Yo entiendo que al notificarlo a la empresa está queda extinguida y yo paso a jornada completa aunque siga de baja.??

    Responder
  5. Buenas tardes,
    Recientemente he leído su artículo sobre la reducción de jornada y me gustaría comentar mi situación a efectos de poder resolver mis dudas.
    Actualmente me encuentro en situación de incapacidad laboral transitoria que ha sido prorrogada automáticamente por el INSS.
    Durante la prórroga, mi hijo menor ha cumplido 12 años por lo que legalmente mi reducción de jornada ha expirado. Mi duda es, ¿tengo que comunicar este hecho a mi empresa o al cumplir los 12 años automáticamente mi reducción de jornada se convierte en jornada completa?.
    Por otro lado, a efectos de una pensión de invalidez permanente, ¿que base reguladora se tendría en cuenta, la de la reducción de jornada o se actualizaría a la jornada completa.?Muchas gracias de antemano por su respuesta.

    Responder
  6. Hola,tengo desde el 2017 reduccion jornada a 34 horas semanales por cuidado de persona mayor. A efecto de solicitar pensión o bien por indemnización por despido ,como puede afectar estar reducción?

    Responder
    • Buenas tardes Beatriz. Estas cuestiones están detalladas en el propio artículo, que hemos ampliado para atender esta consulta. Lo primero que hay que hacer siempre es comprobar qué regula al respecto el convenio colectivo que se esté aplicando en el puesto de trabajo, ya que los derechos que garantiza el Estatuto son a mínimos y pueden ser mejorados por lo establecido en el convenio.
      En caso de calcular las indemnizaciones por despido, la indemnización se tiene que calcular con el salario como si no se tuviese la reducción de jornada, siempre que no se haya superado el tiempo máximo de la reducción.
      En lo que se refiere a las pensiones de jubilación, según establece el art. 237 LGSS, “las cotizaciones realizadas durante los tres primeros años del período de reducción de jornada por cuidado de menor previsto en el primer párrafo del artículo 37.6 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, se computarán incrementadas hasta el 100 por cien de la cuantía que hubiera correspondido si se hubiera mantenido sin dicha reducción la jornada de trabajo, a efectos de las prestaciones señaladas en el apartado 1 (jubilación).”

      Responder
  7. Hola. Os felicito por la magnífica web que ofrecéis sobre temas laborales. Y es muy de agradecer.
    También quería hacer una pregunta: ¿el derecho al incremento hasta el 100% es por cada hijo en caso de tener otro/s hijos posteriormente, o es una única vez aunque se tengan varios hijos a lo largo de la vida laboral?
    Y una pequeña aportación: desde 2023 se aumentó de 2 años a 3 años el período durante el que se beneficia hasta el 100%, tanto por hijos como por otros familiares o dependientes.

    Responder
  8. Buenos dias, 1/8 es trabajar un 87,5% de tu jornada, pero que pasa si trabajas mas? por ejemplo si solicitas una reducción y trabajas un 88,63%?

    Responder
  9. Tengo entendido que hace unos años no podían solicitar la reducción de jornada por guarda legal de un menor los dos cónyuges a la vez. Posteriormente cambió la norma y sí se permitió. Me lo pueden confirmar, y decirme desde que fecha y/o según qué ley o norma lo pueden coger los dos. Saludos y gracias.

    Respuesta de los moderadores

    Buenas tardes Aitor. La norma que regula este tipo de reducciones de jornada es el art. 37.6 del Estatuto de los Trabajadores

    Siempre hay que consultar lo que indica su convenio colectivo, pues es posible que mejoren los mínimos que garantiza el Estatuto de los Trabajadores.
    Lo que establece el Estatuto sobre el disfrute conjunto es lo siguiente:

    “Las reducciones de jornada contempladas en este apartado constituyen un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones fundadas y objetivas de funcionamiento de la empresa, debidamente motivadas por escrito, debiendo en tal caso la empresa ofrecer un plan alternativo que asegure el disfrute de ambas personas trabajadoras y que posibilite el ejercicio de los derechos de conciliación.

    En el ejercicio de este derecho se tendrá en cuenta el fomento de la corresponsabilidad entre mujeres y hombres y, asimismo, evitar la perpetuación de roles y estereotipos de género.”

    Responder

Deja un comentario

Algunas respuestas se envían directamente por email y no se publican en la web.  Recuerda que es obligatorio marcar la aceptación en la casilla de "política de privacidad y normas de comentarios".

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Los datos de contacto y contenido del mensaje pueden ser cedidos a un especialista para resolver la cuestión planteada, sin compromiso por ninguna de las partes. En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |