Joven sin experiencia: ¿sirve de algo apuntarse al paro?

Si eres joven y nunca has trabajado, no tienes derecho a prestaciones ni ayudas por desempleo. ¿Sirve de algo que te apuntes al paro? Te lo contamos en este artículo.


 
Muchos jóvenes de nuestro país se encuentran en esta situación: han terminado los estudios, pero no encuentran trabajo. El paro juvenil supera el 55% y todos estos jóvenes que no han cotizado nunca, no tienen derecho a ayudas económicas del sistema público de empleo.

Sin embargo, apuntarse al paro tiene una serie de ventajas que es conveniente conocer.

 

¿Quién puede apuntarse al paro?

 
Cualquier ciudadano español o del Espacio Económico Europeo –es decir, los países de la UE, Noruega, Liechtenstein e Islandia–, su cónyuge e hijos a cargo, y los extranjeros con permiso de residencia y trabajo. Debe estar desempleado y buscando trabajo.
 
La edad mínima para apuntarse es de 16 años, porque es la edad legal para trabajar.

 

¿Qué ventajas tiene apuntarse al paro?

 
Aunque no tengamos derecho a ayudas económicas directamente por inscribirnos como demandantes de empleo, apuntarse al paro tiene algunas ventajas:

  • Cursos de formación: los servicios de empleo ofrecen cursos de formación gratuitos a desempleados, que pueden ayudarte a conseguir titulaciones o mayor especialización. Cada servicio autonómico tiene sus propios cursos.
  • Certificados de profesionalidad: a través de algunos cursos, puedes conseguir un certificado de profesionalidad, que acredita conocimientos profesionales y puede ayudarte a conseguir trabajo en muchas profesiones.
  • Bolsa de empleo: todos los demandantes de empleo pasan a formar parte de una bolsa de empleo y pueden llamarles para entrevistas de trabajo y para formar parte de procesos de selección. Muchos trabajadores han encontrado de esta manera su primer empleo. Además, tendrás acceso a ofertas de otros países europeos, a través de la RED EURES.
  • Más facilidad para ser contratados: las empresas pueden obtener bonificaciones al contratar a trabajadores desempleados, por lo que muchas veces requieren que la persona que van a contratar esté apuntada al paro. Puede ser un punto a tu favor frente a otros candidatos.
  • Descuentos: hay muchas empresas e instituciones públicas que ofrecen descuentos a desempleados. Por ejemplo, puedes encontrar precios especiales en transporte, pero debes acreditar que estás en paro.
  • Asesoramiento y orientación laboral: cuando te apuntas al paro, realizas una entrevista con un orientador laboral que, además, crea tu Itinerario Personalizado de Inserción, que te ayudará a encontrar trabajo más fácilmente. Tu orientador te indicará cuáles son tus puntos fuertes y débiles, cómo puedes mejorarlos, cómo está el mercado laboral y cuál es la mejor manera para que accedas a él.
    También pueden ayudarte a mejorar tu currículum, y enseñarte a afrontar un proceso de selección y una entrevista de trabajo.
  • Ayudas a emprendedores: si tienes un proyecto de autoempleo, puedes pedir asesoramiento en el servicio de empleo. Te ayudarán a encontrar ayudas, subvenciones o te indicarán cómo iniciar la actividad.

 

Obligaciones que asumes al apuntarte al paro

 
Cuando te apuntas al paro, asumes una serie de obligaciones al suscribir el compromiso de actividad:

  • Buscar activamente empleo.
  • Renovar la tarjeta del paro (DARDE) en las fechas indicadas. Puedes hacerlo por internet.
  • Presentarte en las oficinas de empleo, si te citan.
  • Informar sobre cambios de los datos personales o profesionales.
  • Acudir a los cursos para los que te seleccionen.
  • Aceptar ofertas de empleo adecuadas.
  • Acudir a las entrevistas de trabajo a las que te llamen.

Estas obligaciones, en realidad, coinciden con lo que haría cualquier persona que esté buscando un trabajo, así que no te supondrán inconveniente.

 

¿Cómo me apunto al paro?

 
Apuntarse al paro es fácil: debes apuntarte en la oficina de empleo del servicio de empleo de tu comunidad autónoma. y  normalmente no es necesario pedir cita previa.
 
Puedes localizar la oficina más cercana a tu domicilio en este directorio.

Debes llevar la siguiente documentación:

  • Documento de identificación(DNI o NIE y, si eres extranjero, el permiso de residencia y/o trabajo),
  • La cartilla de la Seguridad Social
  • Todas tus titulaciones profesionales o académicas: títulos, diplomas, acreditaciones profesionales, idiomas, permisos de conducir, etc.

 

Becas y paro


 

Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.