Vivo con mis padres y voy a pedir una ayuda por desempleo ¿sus ingresos me afectan?

A la hora de pedir una prestación o subsidio por desempleo, si la persona que lo solicita vive con sus padres ¿se tienen en cuenta los ingresos de estos?

 

¿Se tienen en cuenta los ingresos de los padres a la hora de pedir una ayuda por desempleo?

 
Son muchas las personas que viven con sus padres.  En algunos casos se trata de jóvenes que aún no se han podido independizar, algunos hijos viven con sus padres para cuidarlos y también hay casos en los que la crisis ha obligado a muchos trabajadores con problemas económicos a volver a casa, o permanecer junto a sus padres cuidándolos.
 
En el conjunto de prestaciones y subsidios por desempleo que existe actualmente hay que distinguir dos categorías:  la prestación contributiva y las que no son contributivas.

 

1. La prestación contributiva

 
La prestación contributivan es lo que se conoce como “cobrar el paro”, es decir, la ayuda que los trabajadores reciben cuando han perdido su trabajo y tienen 360 o más días acumulados de cotizaciones sin consumir. Cualquier trabajador tiene derecho a esta prestación si cotizó lo suficiente. Da igual que el trabajador tenga muchos bienes e ingresos. Por lo tanto, en la prestación contributiva no se tendrán en cuenta ni los ingresos de quien pide la ayuda ni los de sus padres o familiares con los que conviva.

 

2. Las prestaciones no contributivas:  los subsidios y otras ayudas

 
Una de las características que tienen en común todos los subsidios y ayudas extraordinarias por desempleo  es que no se conceden a cualquier trabajador, sino únicamente a aquellos que tienen dificultades económicas, lo que se conoce como tener “carencia de rentas”. Por ello, antes de concederse estas ayudas se comprueban las rentas, los ingresos y bienes de quien la solicita. Por ello se dice que son “ayudas asistenciales”.
 
Dentro de los subsidios, hay algunos en los que se tienen en cuenta no solo los ingresos de quien pide la ayuda, sino también los de su familia (cónyuge de quien solicita la ayuda y sus hijos menores de veintiséis años o los hijos que siendo mayores de veintiséis, estén incapacitados y también los menores acogidos), pero los padres no forman parte de la unidad familiar del trabajador en paro.  Por ello, las rentas de los padres no se tienen nunca en cuenta a la hora de conceder un subsidio por desempleo, aunque los padres vivan con quien pide la ayuda.
 
Los ingresos de los padres NO se tienen en cuenta a la hora de solicitar:

 

3. La excepción a la norma: en el Plan Prepara si se tienen en cuenta las rentas de los padres

 
El Plan Prepara, por lo tanto, es la única ayuda en la que SI SE TIENEN EN CUENTA LOS INGRESOS DE LOS PADRES de quien pide la ayuda, si vive con ellos. En el resto de las ayudas, no.

El Plan Prepara (+info) se exige el requisito de carencia de rentas de quien solicita la ayuda, de modo que sus ingresos no superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional. Además, aunque el solicitante carezca de rentas, si convive con sus padres, cónyuge o hijos menores de 26 años o mayores discapacitados, o menores acogidos, habrá que sumar las rentas de todos y dividirlas entre el número de miembros de la unidad familiar y que el resultado no supere esa cantidad por miembro.

 

4. Las rentas de inserción o salarios sociales autonómicos

 
Todo lo que hemos visto hasta ahora se refiere a las ayudas que gestiona el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE, antiguo INEM), que son ayudas de carácter estatal. Luego, cada Comunidad Autónoma, ha puesto en marcha unas ayudas para las personas que han agotado toda fuente de ingresos y se encuentran en situación de exclusión social. Son las llamadas “rentas de inserción” o “salarios sociales”.

En cada Comunidad la normativa para acceder a estas ayudas es distinta, y es posible que en alguno de los casos si se tengan en cuenta la existencia de ingresos por parte de los padres de quien solicita la ayuda. Para ver los requisitos en cada Comunidad Autónoma, se puede consultar esta guía: Las rentas de integración autonómicas (+info)

 

Conclusión:
 
Vivir con los padres y que éstos tengan ingresos, como una pensión, intereses de ahorros, cualquier otra renta o bienes, no afecta a quien va a solicitar una ayuda o subsidio por desempleo. La excepción es el Plan Prepara, que es la única de las ayudas en las que si se tienen en cuenta y las rentas de inserción autonómicas, en las que cada Comunidad Autónoma tiene sus propios criterios a la hora de valorar los ingresos de quien solicita estas ayudas.

 

Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.