Si nunca he trabajado ¿puedo cobrar alguna ayuda?

La protección del Servicio Público de Empleo va dirigida fundamentalmente a trabajadores en activo que pierden su empleo.Sin embargo, hay algunas situaciones en las que es posible cobrar una ayuda sin haber trabajado ni cotizado anteriormente.

El sistema actual de ayudas asistenciales

Actualizado: 26/04/2020

En este momento de la crisis provocada por el Covid-19, muchas personas han visto perdido su empleo o la fuente de ingresos que tenían en trabajos no declarados. El sistema de ayudas que existía hasta la fecha es insuficiente y no está previsto para esto. Por ello, el gobierno ha anunciado la puesta en marcha para mayo de 2020 de una nueva ayuda, el Ingreso Mínimo Vital, del que aún no se conocen detalles.

Hasta que esto se apruebe, explicamos cuál es el sistema de ayudas vigente.

La norma general es que para cobrar una ayuda por desempleo, hay que haber cotizado antes.

En la prestación contributiva por desempleo se pide como requisito haber cotizado al menos 360 días en los últimos seis años y que estas cotizaciones no se hayan consumido ya para pedir otra ayuda.

Y en los casos en los que hay menos cotizaciones y carencia de rentas, se puede solicitar el subsidio por cotización insuficiente, que permite cobrar una ayuda si se tiene al menos tres cotizados (si se tienen responsabilidades familiares) o bien seis meses de cotización si no se tienen.

Sin embargo, hay algunos casos en los que se puede cobrar el paro sin antes haber cotizado.

Situaciones excepcionales en las que no se exige haber cotizado previamente por desempleo

Se puede solicitar una ayuda por desempleo, aún sin haber cotizado, en los siguientes casos:

  • Víctimas de violencia de género o violencia doméstica que soliciten la Renta Activa de Inserción (+ información)
  • Emigrantes retornados. Los españoles que han trabajado en el extranjero y regresan a España pueden pedir un subsidio en su retorno (+información)
  • Liberados de prisión. Ayuda para quienes terminan su condena de cárcel y  menores que salen de un centro de internamiento o personas que hayan concluido el tratamiento de drogodependencia  (+información)
  • Revisión de una incapacidad permanente. Es una ayuda para los casos en los que a una persona que cobraba una pensión por incapacidad se le retira por haber mejorado en su salud (+información)

Quienes se encuentren en cualquiera de esas cuatro situaciones pueden pedir una ayuda del Sistema Público de Empleo aunque antes no hubieran trabajado en España.  Eso si, deberán además cumplir otros requisitos que se especifican en cada una de las ayudas (carencia de rentas, periodos de tiempo mínimos de estancia en el extranjero o en prisión, acreditación de la condición de víctima de violencia de género, etc).

 

El caso de la Renta Activa de Inserción (RAI): solicitud sin cotizaciones suficientes

La Renta Activa de Inserción (RAI) es una ayuda de 430 euros mensuales durante un año. Como hemos visto en dos de los casos anteriores, se puede solicitar sin haber trabajado ni cotizado en España cuando se trata de víctimas de violencia de género o emigrantes retornados. Ahora vamos a ver las otras dos vías de acceso de esta ayuda:

  • Los parados de larga duración mayores de 45 años
  • Los discapacitados (minusvalía igual o superior al 33%)

Estos dos grupos pueden solicitar la Renta Activa de Inserción aunque no tengan cotizaciones recientes. La normativa, eso si, exige que en algún momento de su vida laboral hayan cotizado (aunque haya sido hace muchos años) y que hayan agotado al menos una prestación o subsidio por desempleo.

Este requisito, que no existía antes de 2012, fue una de las medidas más criticadas de la reforma laboral, ya que deja fuera de las ayudas a muchas personas discapacitadas o paradas de larga duración que no hayan tenido un primer empleo. Así y tal y como están los requisitos hoy en día, para que un discapacitado o parado de larga duración pueda pedir la RAI, se le va a exigir que haya tenido antes un trabajo con cotizaciones y que haya agotado una ayuda por desempleo.

p>La vía más rápida para acceder a la RAI en estos casos, sería lograr un contrato con al menos tres meses de cotización (si se tienen responsabilidades familiares), o seis meses (si no se tienen) y luego pedir el subsidio por cotización insuficiente. Tras agotar esta ayuda y si no se tiene derecho a otras, ya se estaría en condiciones de solicitar la RAI si se lleva apuntado en el paro al menos un año o se tiene el grado mínimo de discapacidad.

En estas guías explicamos los requisitos: RAI para discapacitados y RAI para desempleados de larga duración mayores de 45 años.

Ayudas para jóvenes que no han tenido un primer empleo

En el actual sistema, los miles de jóvenes que tras finalizar sus estudios no encuentran trabajo, no tienen ayudas directas por desempleo.  Existe un programa, la garantía juvenil, que garantiza formación o una oferta de empleo, pero no ayuda económica.

Para poder acceder a una ayuda económica tendrán que conseguir cotizar al menos durante seis meses (únicamente tres si tienen cónyuge o hijos a cargo), y pedir el subsidio por cotización insuficiente.

Como el resto de desempleados, los jóvenes que se inscriben como demandantes de empleo pueden recibir cursos de formación gratuitos, aunque no tengan cotizaciones previas.  Además de la garantía juvenil, hay algunas medidas para intentar favorecer su autoempleo como emprendedores, como la tarifa plana de autónomos de 60 euros mensuales, pero son claramente insuficientes.

Las rentas de integración de las Comunidades Autónomas, a través de sus servicios sociales

Cuando una persona se encuentra en situación grave de necesidad debe acudir a los servicios sociales de su Ayuntamiento o Comunidad Autónoma.  Existen ayudas llamadas “salarios sociales” o “rentas de integración” autonómicas. Son ayudas distintas de las del Sistema Público de Empleo.  Imponen muchos requisitos y que tienen una tramitación excesivamente lenta,  pero hay que consultarlas siempre, porque en la actualidad tienen más de 800.000 beneficiarios (entre titulares y sus familias) y este tipo de ayudas no exige haber trabajado anteriormente.

En el siguiente artículo lo explicamos con más detalle y facilitamos otras direcciones donde entidades públicas y privadas ofrecen ayuda y asesoramiento: “Los salarios sociales y otras ayudas (+información)”


Las Rentas de Inserción autonómicas



Ayudas excepcionales de las Comunidades Autónomas ante el Covid-19

Algunas comunidades autónomas han puesto en marcha ayudas excepcionales, como por ejemplo el Gobierno de Canarias con el Ingreso Canario de Emergencia.

Aunque en el blog intentamos tener actualizada esta información de ayudas excepcionales, no deje de visitar la página web de su Comunidad Autónoma para estar al tanto de nuevas ayudas de emergencia que se puedan haber aprobado.



Otros artículos relacionados:

Ayudas para madres solteras de las distintas administraciones

Los autónomos que se quedan en paro ¿qué tipo de cobertura tienen por desempleo?


Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.