El actual modelo de nóminas

Desde 2015 la nómina de los trabajadores sufrió cambios tanto formales, con un nuevo modelo oficial, como sustanciales.

En este artículo analizamos el actual modelo de nómina.

 

El actual modelo de nómina

 
El Estatuto de los Trabajadores prevé que el Ministerio de Empleo disponga de un modelo oficial de recibo de nómina.  En noviembre de 2014 se publicó el nuevo modelo que utilizan todas las empresas desde mayo de 2015.
 
El cambio fundamental es que debe de aparecer en la nómina la cotización a la Seguridad Social que hace el empresario, que hasta ahora no venía reflejada. No solo tendrá que venir la base de cotización y el tipo aplicado, si no también lo realmente cotizado por la empresa.
 
De esta forma se verá exactamente el coste total que supone a una empresa la contratación de un trabajador.
 
Este cambio supondrá mayor transparencia en las nóminas, mayor información para el trabajador y también mayores posibilidades de control, ya que se podrá ver lo realmente cotizado por la empresa, y si se beneficia de alguna bonificación en la cotización. Si es así se podrá comprobar por el trabajador si el empresario cumple con los requisitos de esa bonificación.
 
Además se crea un modelo de nómina más homogéneo respecto a otros países europeos.
 
Nuevo modelo de nómina desde el 2014



 

Cotizaciones por el trabajador y por el empresario
 
Hasta ahora en la nómina venían reflejadas las cotizaciones del trabajador:

  • contingencias comunes (4.7%)
  • desempleo (1.5% los indefinidos, 1,6% los temporales)
  • formación profesional (0.1%)

Además de venir identificadas las cotizaciones específicas de las horas extra. Esta cotización suele suponer de media entre un 6.35%  del salario.
 
Con el nuevo modelo, al final de la nómina vendrá un recuadro sobre “determinación de las bases de cotización a la seguridad social y conceptos de recaudación conjunta y de la base sujeta a retención del IRPF y aportación de la empresa”, donde vendrán indicados todos los datos de la cotización a cargo del empresario. 

 

El empresario cotiza por los mismos conceptos que el trabajador, pero además cotiza otros conceptos:
 

  • contingencias comunes (23.6%)
  • desempleo (5.5% los indefinidos, 6.7% los temporales)
  • formación profesional (0.6%)
  • Fondo de Garantía Salarial (0.2%)

 
Por lo anterior, la empresa tiene que cotizar, aproximadamente, un 30% más de la base reguladora del trabajador.
 

Ejemplo:
Según los datos del INE el salario más frecuente es de 15.500 euros anuales. Si un trabajador recibe en 12 pagas 1.300 euros mensuales, con las pagas extra prorrateadas, en su nueva nómina ahora también aparecerá que el empresario abona mensualmente  390 euros si es fijo, y 103 si es temporal, además del pago de la nómina y de ingresar la cotización y retención que le corresponde al trabajador.

 

En el nuevo modelo de nómina no viene indicada la antigüedad del trabajador, situación que tampoco se daba en el anterior modelo, pero dato que muchas empresas incorporaron a sus nóminas, por lo que es posible que lo continúen haciendo.
 
En las percepciones salariales se distingue claramente entre las percepciones salariales y no salariales, y los conceptos de cada devengo. Este cambio viene unido al hecho que desde el 1 de enero de 2014 muchas percepciones que no cotizaban hasta el momento, pero actualmente sí.

 

Información legal:

 

Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.