Nueve razones para no obsesionarse con las redes sociales al buscar trabajo

Comparte este artículo

Las redes sociales se han convertido en un apoyo más en la búsqueda de empleo, pero son auténticas devoradoras de tiempo, el recurso más valioso.

¿Cuánto tiempo merece la pena dedicarles?

Actualizado: 27/08/2023

Estar en redes sociales ¿es recomendable si se está buscando trabajo?

Definitivamente, si.  Pero sin dejar de prestar atención al resto de opciones para encontrar empleo.

Tener una presencia adecuada en Linkedin o Twitter y mantenerla actualizada es algo que se puede hacer dedicándole un par de horas a la semana. No hace falta más y los beneficios de estar presente en redes sociales compensan esa dedicación de tiempo.

Sin embargo, es muy importante no descuidar las otras vías “tradicionales” de buscar trabajo, que a la larga siguen siendo las más efectivas.

¿Por qué estar en redes sociales es necesario pero no suficiente?

Razones para buscar empleo más allá de las redes sociales
Pulsa para ampliar la imagen

 

Hay 10 tareas que si estás buscando trabajo, son tan importantes como estar en redes sociales:

  1. ¿Tienes hecho un buen curriculum?   Tarde o temprano quien tenga que decidir tu contratación querrá tener tu CV disponible, para compararlo con otros candidatos o para justificar su elección.  Los modelos estándar que generan las redes sociales son interesantes, pero como hay que adaptar el curriculum a cada oferta de empleo y cada empresa, es necesario que dediques algo de tiempo a prepararlo.
  2. Pregunta en tu entorno cuántas personas han conseguido trabajo directamente desde una red social.  No nos engañemos; una parte muy importante de los trabajos se consiguen gracias a los contactos personales reales. Si, el “boca a boca” siguen funcionando. Está muy bien que en tu perfil de Facebook se conozca que estás buscando empleo, pero mucho más eficaz es que todos tus amigos, familiares y compañeros sepan qué estás haciendo y cómo lo estás haciendo y que se lo cuentes mientras os tomáis un café.
  3. Si puedes permitirte estar horas delante de un ordenador,  aprovéchalas también para formarte mejor.   Internet ha democratizado el conocimiento y lo ha hecho accesible y gratuito en muchos casos. Puedes progresar mediante cursos online, incluso aprender un idioma o una nueva profesión.
  4. No todo ni todos están en la red.  ¿Te has parado a pensar porqué cada vez hay más anuncios en televisión de empresas que prestan servicios en Internet? Si todo está en la red ¿por qué invierten tanto dinero en un medio tradicional? Los métodos clásicos para buscar empleo siguen estando vigentes. Conversa, escucha y pregunta para poder encontrar oportunidades de empleo.
  5. Ten control sobre lo que publicas en tu red social.  Se dice que el 92% de las empresas utilizan las redes sociales a la hora de seleccionar personal, pero no se aclara que muchos candidatos son rechazados precisamente por la información que aparece sobre ellos.  Si estás buscando empleo, no hagas público aquello que no te gustaría que se conociera de ti en una entrevista de trabajo.
  6. Atención a los fraudes y estafas. Cada vez proliferan más los engaños con falsas ofertas de empleo y técnicas para ganar dinero fácil a través de Internet y redes sociales, por lo que no hay que descuidar otros canales de búsqueda de trabajo.
  7. Buscar empleo es la profesión del quien se encuentra desempleado. Exige dedicación diaria, disciplina y un método de trabajo. En las redes sociales se mezcla lo profesional con lo personal, la información con la opinión. Es muy fácil que la red nos desoriente y desvíe del objetivo.
  8. Crear tu empleo es otra alternativa. Vivimos en plena “burbuja del emprendimiento”, pero aún así el trabajo por cuenta propia es una alternativa a tener en cuenta cuando por razones de edad, por ejemplo, el mercado laboral cierra las puertas.  Ya no se trata de esperar a que llegue una oferta de empleo, sino buscar necesidades que no estén resueltas y ver cómo se pueden atender con un modelo de negocio sostenible.  Detectar esas oportunidades implica levantar la vista de la pantalla y observar el entorno.
  9. En redes sociales estás vendiendo tu marca personal, pero eso no es suficiente.  En cada entrevista de trabajo no tienes que convencerles de tu valor profesional, sino de lo que ganarán ellos con tu contratación, que no es lo mismo. No vendas únicamente tus virtudes. Tienes que convencerles de por qué les serás útil y rentable para solucionar sus problemas actuales. Un empresario te contratará si eres capaz de demostrarle que le aportarás más de lo que cuestas y solucionarle sus problemas.

Nuestra última y décima recomendación es que leas otro de nuestros artículos, donde te mostramos distintos modos de buscar trabajo en los que quizá nunca habías pensado:

Pulsa para la guía "20 formas de buscar trabajo que quizá no conoces"

Otra información relacionada

 


Estos artículos se publican simplificados, con carácter meramente informativo para el ciudadano y no tienen valor jurídico. Queda excluida cualquier responsabilidad o garantía por su vigencia, exactitud o integridad. Si necesita asesoramiento profesional para un caso concreto, puede solicitarlo a nuestros expertos a través de la sección de comentarios.


Deja un comentario

Algunas respuestas se envían directamente por email y no se publican en la web.  Recuerda que es obligatorio marcar la aceptación en la casilla de "política de privacidad y normas de comentarios".

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Los datos de contacto y contenido del mensaje pueden ser cedidos a un especialista para resolver la cuestión planteada, sin compromiso por ninguna de las partes. En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |