fbpx

Si puedes, no pidas el paro después de un contrato a tiempo parcial

Muchos trabajadores a tiempo parcial desconocen el riesgo que corren al quedarse en desempleo. Infórmate aquí sobre el problema de los subsidios parcializados que no se cobran al 100 %.
 

 
Actualizado: abril 2019
 



La contratación a tiempo parcial es un mecanismo flexible que permite la incorporación al mercado laboral de muchas personas. 
 
Sin embargo, es necesario que la legislación proteja a estos trabajadores. Primero, para evitar abusos de algunas empresas, en forma de horas extra no pagadas o pagos en negro, etc. Y por otro lado, se debe evitar la discriminación a la hora de acceder a las prestaciones por desempleo.

 

Un ejemplo real del efecto negativo de la parcialidad en los subsidios

 



Imagina que te quedas en paro y te conceden un subsidio de tan solo 107 euros al mes para mantener a tu familia.
 
Pues sucede. En este momento, miles de trabajadores en paro cuyo último contrato fue a tiempo parcial están recibiendo ayudas por desempleo insignificantes.
 
Hasta la reforma laboral del año 2012 se garantizaba un importe mínimo igual para todos los subsidios, que quedaba fijado en el 80% de un indicador llamado IPREM. Hoy esa cantidad resultante es de 430 euros. Por eso nunca se podía recibir una ayuda por desempleo por debajo de los 430 euros mensuales.  Sin embargo, tras la reforma laboral de aquel año (2012), se introdujo el concepto de los “subsidios parciales”.
 


Hoy (2019), cuando un trabajador se queda en paro y su último contrato ha sido a tiempo parcial, el subsidio por desempleo se recibe “en función de las horas previamente trabajadas” (art. 278 LGSS)
 

 
Carmen tiene dos hijos y está en paro.  Ha estado trabajando en distintas empresas y ha logrado acumular 9 meses de cotizaciones por desempleo. Como no llega al año para pedir el paro y no encuentra trabajo, solicita el “subsidio por cotización insuficiente con responsabilidades familiares”, lo que se conoce como “la ayuda familiar”
 


El Servicio de Empleo le concede el subsidio durante 21 meses, pues su familia no tiene otros ingresos, pero cuando Carmen ve el importe de la ayuda, 107 euros al mes, se desespera… ¿qué ha sucedido?
 
Durante los nueve meses en que Carmen ha trabajado, ha tenido varios contratos temporales en hostelería, comercio, limpieza, etc. La mayor parte eran a jornada completa y otros, como el último antes de quedarse en paro, contratos a tiempo parcial.  En concreto, el último contrato fue de una semana y Carmen trabajó 2 horas al día, de lunes a viernes.  Como este último contrato era del 25 % de la jornada, el subsidio que le queda durante 21 meses es de 107 euros mensuales, el 25 % de lo que sería un subsidio normal (430 euros mensuales).
 
Si no hubiera trabajado esa semana a tiempo parcial, como el anterior contrato fue a jornada completa, habría cobrado el subsidio completo durante los 21 meses.  Por eso hablamos de que algunos contratos a tiempo parcial son una verdadera “manzana envenenada” para el trabajador. Hay muchas personas que de buena voluntad aceptan cualquier tipo de contrato de trabajo y por simple desconocimiento se ven perjudicadas y desprotegidas. Sin embargo, quienes de forma sistemática defraudan para obtener prestaciones de forma irregular, conocen perfectamente los resquicios del sistema y cómo evitar estos efectos.
 


Este efecto nocivo de la “parcialidad de los subsidios” afecta a los subsidios ordinarios (ayuda familiar, subsidio por cotización insuficiente, etc).
 
Por el contrario, no se ven afectados por la parcialidad ni el nuevo subsidio de mayores de 52 años (antiguo 55) (con su recuperación se eliminó la parcialidad a partir del 13 de marzo de 2019), ni el Subsidio Extraordinario SED, ni la Renta Activa de Inseción RAI. Estas tres ayudas, siempre que se conceden se cobran al 100% (430 euros al mes).

 

 


A pesar de que poco a poco se van corrigiendo las discriminaciones en derechos de los trabajadores a tiempo parcial, como en el asunto del cómputo de horas en la parcialidad vertical, en los subsidios por desempleo el problema continúa.
 

Por ello es muy importante intentar siempre que el último contrato antes de pedir una prestación o subsidio por desempleo, sea un contrato a jornada completa, aunque sea de unos días de duración. De este modo, se asegura recibir el subsidio al 100 % y no reducido con la misma parcialidad del contrato.


 

Si la información te ha sido útil, compártela.



Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal. Contenido protegido con copyright.
Página 1 de 11

12 comentarios en “Si puedes, no pidas el paro después de un contrato a tiempo parcial”

  1. Buenos días, mi caso es que me acaban de aprobar la ayuda de mayores de 55 (voy a cumplir los 57). pero mi sorpresa es que abonan una cuantía diaria inicial de 3,58 por lo que iría cobrando unos 107 euros mensuales.Tengo sobre 28 años cotizados pero me dicen que como mi ultimo contrato era parcial, de 10 horas semanales (40 horas al mes) durante seis meses es lo que hay estipulado. Quisiera saber si esto es así y que tendría que hacer para recibir la ayuda completa?. La verdad es que con esta ayuda así no se puede subsistir UN saludo

    Responder
    • Lamentablemente, así es Miguel Angel. La parcialidad de los subsidios se introdujo en la reforma laboral del año 2012 y como hemos denunciado en muchos artículos (+info), es una verdadera lacra en situaciones como la suya. Desde luego, tratándose del subsidio de mayores de 55, no le interesa pedirlo en estas condiciones, ya que 107 euros mensuales son una ayuda irrisoria si tiene carencia de otros ingresos.

       
      En esta situación, tendría que consultar en la oficina de empleo la opción de renunciar (+info) al subsidio actual, y buscar un contrato de al menos tres meses con cotización a jornada completa y entonces, pedir el subsidio al 100%. Eso si, no haga esto sin consultarlo previamente en la oficina de empleo, pidiendo cita previa (+info). Una vez le den respuesta, le rogaría que nos confirmase lo que le han indicado escribiéndonos unas lineas al email info@loentiendo.com. Le comento todo esto, porque tenemos la experiencia de una oficina de empleo en la que le han sugerido al trabajador hacer esto (y lo hizo) y otra en la que le dijeron que no era posible (y no lo intentó)… y hay que salir de dudas. Un saludo

      Responder
  2. Hola y gracias anticipadas por su ayuda. Mi marido actualmente tiene 62 años y dejó de cobrar los primeros 11 meses de el RAI en Diciembre de 2017 en Enero de 2018 intentó solicitar la ayuda para mayores de 55 años y le dijeron que cumplía todos los requisitos pero que no se lo podían tramitar pues no había trabajado 90 días en el último año y a ser posible a jornada completa “si estaba cobrando una ayuda como o a a trabajar a jornada completa” mi pregunta es con la nueva ley que han aprobado este mes de julio ¿tiene derecho a esa ayuda?
    Deciros que yo tengo un contrato de 28 horas por el que percibo 722€. Lo dicho muchas gracias por todo.

    Responder
    • Hola Inmaculada. Realmente no hay una nueva ley, sino una sentencia del TC (+info) que lo que ha hecho es anular alguno de los requisitos que hasta ahora estaban vigentes en el subsidio de mayores de 55 años. El requisito que ahora se ha declarado nulo es el de tener en cuenta las rentas de la unidad familiar, de modo que su marido, por ejemplo, podría ahora pedir la ayuda sea cual fueran los ingresos que tuviera usted, ya que no se tendrían en cuenta. Lo que no ha sido declarado nulo y por lo tanto, sigue vigente, es el requisito del contrato de tres meses.

       
      El gobierno ha adelantado que va a modificar el subsidio de mayores de 55 para volver a la normativa del año 2013, cuando era el subsidio de mayores de 52 años. Es posible que en ese cambio normativo se modifique el requisito de los tres meses, por lo que habrá que estar atento. A día de hoy, la mayoría de los juristas consultados insisten en que sigue vigente la condición de los tres meses, pero de todos modos, puede presentar por escrito la solicitud del subsidio y esperar a la contestación del SEPE. No pierde nada en ello, tan solo unas horas una mañana, pero de ese modo se quedará tranquila de haber agotado todas las opciones posibles-

       
      Inmaculada, estamos creando un grupo de personas afectadas por este tema a las que mantenemos informadas de las novedades que vayan surgiendo vía email. Si quiere, puede contactar con nosotros directamente a través del correo electrónico info@loentiendo.com. Le estaríamos agradecidos si nos mantiene informados de la decisión que tomen y si presentan la solicitud y reciben respuesta del SEPE. Un saludo

      Responder
  3. Actualmente estoy trabajando en una empresa de ayuda a domicilio media jornada los sábados domingos y festivos con un contrato de reincersion laboral q dura hasta diciembre 2018 , adicionalmente me dan horas extras durante las semanas, esto implica q cuando llegue al paro mi subcidio podria peligrar a un pago reducido? O commmo seria mi caso. Yo ninse si tengo incluso derechoba mis pagas y me han dicho q no ha mis vacaciones . Esto es asi? Dicen q me pagaran todo lo q adeude la empresa vacaciones etc cuando termine mi contrato. Necesito orientación para q no me tomen desprevenida porq tengo familia y viuda sin pensión. Gracias

    Responder
    • Hola, respecto del subsidio, dependerá ante todo del número de días que tenga cotizados en el momento de dejar de trabajar.
      Responder

  4. Lamentablemente esta situación de trato diferenciado perjudicial por parte del SEPE (aunque podriamos generalizar ese tipo de actuaciones arbitrarias a todas las administraciones o entes y organismos públicos) en lo referente a la valoración de los períodos cotizados para los contratos parciales verticales, en contraposición a la de los contratos parciales horizontales, es una de las muchas existentes en nuestra país.
    Otra y que afecta a, supongo que un buen número de trabajadores, entre los que me encuentro, es la denegación por el SEPE de la prestación por desempleo en la situación de suspensión disciplinaria de empleo y sueldo. Los argumentos del SEPE los basan en el artículo 266 de la ley de Seguridad Social: para tener derecho a las prestaciones se ha de estar de alta o en situación asimilada al alta y a la vez estar en situacion legal de desempleo (artículo 267 de la citada ley). Por tanto y siguiendo el razonamiento del SEPE, aún estando en situación asimilada al alta (la suspensión de empleo y sueldo lo es), no estoy en la de desempleo puesto que la relación laboral no está extinguida sino en suspenso.
    En contraposición a esa argumentacion, mi pretensión de recibir la prestación por desempleo sì está respaldada por dicha ley, porque en el artículo 267 en el que se relacionan las situaciones legales de desempleo y aquellas otras que no son situaciones legales de desempleo, no se halla la de suspensión disciplinaria ni expresa ni indiciariamente; con lo que si la suspension disciplinaria no está dentro de las situaciones no legales de desempleo, no pueden concluir que, por el hecho de no estar señalada entre las que sí son situaciones legales de desempleo, la suspension disciplinaria de empleo y sueldo no sea situación legal de desempleo (pues tampoco es una de las que no son situaciones legales de desempleo, como se dijo).
    Como en otros muchos casos, si la ley no prohíbe explícitamente algo o no señala expresamente un comportamiento, una condición o una situación como que otorga el derecho a, o contrariamente la señala como uno o una de las que deniega derecho a recibir una protección (o sanción, en la vertiente negativa de la ley), entiendo que sí da derecho a la protección (o a no ser sancionado o denegado un derecho). Y esto siguiendo uno de los principios del Derecho Positivo: ‘lo que la ley no prohíbe, lo permite’, y si la ley no prohíbe ‘algo’ tampoco se puede sancionar o imponer castigo por ese algo no prohibido. Y es aquí donde veo el castigo para los trabajadores sancionados disciplinariamente: no sólo han recibido la sanción del empleador, sino que también la reciben del SEPE, pues no se puede dejar de considerar como castigo la denegación de la prestación por desempleo, a pesar de haber cotizado el tiempo requerido para ser acreedor de aquélla. Algo contrario al principio del Derecho ‘non bis in idem’, o castigar dos veces por un mismo hecho.
    Insistiendo más aún sobre lo expresado en la ley o lo legislado: que no se señale una condición, situación o un comportamiento expresamente en la ley, generalmente es consecuencia de que el legislador, en el momento de legislar, no puede llegar a conocer toda la casuìstica que se produce en ese momento pero menos aún podrá conocer los casos o variantes que puedan a existir en momentos futuros. Pero lo que sí está claro es que la ley de Seguridad Social tiene, en su letra y en su espíritu, un fin protector y benefactor tendente a reparar o paliar la pérdida de rentas del trabajo en las múltiples situaciones que se produzcan (pérdida de empleo, incapacidades por enfermedad o accidente, etc.).
    En todo caso, y en contraposición a la argumentación del SEPE, en la ley citada hay otras situaciones en las que la relación laboral no está extinta, sino en suspenso como es en los casos de E.R.E. temporales en los que a uno o varios trabajadores se les suspende el contrato temporalmente y sí tienen derecho al cobro de la prestación por desempleo (claro está si cumplen con el resto de requisitos como haber cotizado 360 días en los últimos 6 años). Y lo mismo ocurre y el mismo derecho a percibir la prestación o subsidio, tienen los trabajadores fijos discontinuos si llegado el periodo en que suelen ser llamados por la empresa a la que están laboramente vinculados, ésta no los contrata.
    Por todo lo aquí he razonado entiendo que la actuación del SEPE para los suspensos disciplinariamente es arbitaria y no pueden fundamentar la denegación de prestación en la ley, sino en su propia e interesada interpretación de aquélla (siendo consciente de que a su vez yo también he interpretado la ley desde el principio del Derecho Positivo y desde mi posición de demandante, y en consecuencia no imparcial).

    Responder
    • Muy interesante su reflexión, Fernando. Más aún si se tiene en cuenta que incluso tras un despido disciplinario que estuviera absolutamente justificado, el trabajador está en situación legal de desempleo y por lo tanto, tiene derecho a solicitar las prestaciones. Probablemente prepararemos un artículo explicativo sobre la situación que plantea, que seguro afecta a más trabajadores de lo que se piensa. Un saludo y gracias por compartir su comentario.

      Responder
  5. ¿ Y qué pasa si es al contrario, es decir llevas mucho tiempo trabajando a tiempo parcial, pero el último contrato es a tiempo completo, como se calcula la cuantía, conforme al último contrato ?

    Responder
    • Eso es. Siempre que el último contrato sea real (no una simulación para cometer un fraude) y la empresa sea distinta de la de los contratos anteriores, la duración del último contrato determina si se cobra o no el subsidio al 100%. Una persona puede haber estado trabajando 11 meses a media jornada, y si al final tiene un contrato de una semana a tiempo completo, cobraría el subsidio al 100%. Eso si, el SEPE lo revisa con lupa para intentar evitar los fraudes. Es la otra cara de la moneda en este asunto.

      Responder
  6. Yo fui un afectado directo por esta normativa. En un anterior empleo tenía contrato para trabajar los viernes, sábados y domingos. Y aunque en el total de esos tres días trabajaba más de 25 horas a la semana me perjudicó la actual normativa a la hora de calcularme los días que efectivamente tenía derecho a prestación por desempleo.

    Responder

Deja un comentario

Formulario para comentarios y opiniones. No se garantiza respuesta a todas las dudas particulares. Antes de pulsar el botón de "publicar" no olvide marcar la casilla de Condiciones de uso y Política de privacidad.

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |