La baja por Incapacidad Temporal (IT) en los autónomos

La Incapacidad Temporal de los Autónomos (IT)

 

 

Los trabajadores autónomos tienen derecho a recibir asistencia sanitaria y una prestación económica cuando se encuentran en situaciones de incapacidad temporal por enfermedad o accidente.
 
Vemos los requisitos para acceder a estas prestaciones y el importe que se cobra durante la baja médica.

La bajas médicas de los autónomos

   
 

 
Cuando un autónomo no puede trabajar por encontrarse enfermo o haber tenido un accidente, decimos que se encuentra en situación de Incapacidad Temporal (IT).

Al igual que sucede con los trabajadores por cuenta ajena, los autónomos tienen derecho a darse de baja y recibir asistencia sanitaria y una prestación económica durante el tiempo en que no pueden trabajar.

En este articulo vamos a explicar los requisitos, importe que se cobra y tramitación de las bajas por incapacidad temporal.  Existen particularidades dependiendo de si la baja es causada por una enfermedad común o accidente no laboral, o por una enfermedad profesional o accidente de trabajo.
 


 

Baja del autónomo por enfermedad común o accidente no laboral

 
Cuando hablamos de enfermedad común o de un accidente no laboral nos referimos a las enfermedades o accidentes que se producen al margen del trabajo (por ejemplo, hacerte un esguince en casa o tener gripe).

En esos casos en los que el autónomo se encuentra impedido para realizar su actividad, además de la asistencia médica, podrá solicitar una prestación económica.

El sistema de la Seguridad Social le pagará una cantidad diaria mientras se encuentre de baja, comenzando a recibirla a partir del cuarto día, es decir, los tres primeros días de baja médica no se cobran. Del día 4 al 20 se percibirá el 60% de la base de cotización y a partir del 21 día, está cantidad aumentará al 75%.

Los requisitos para acceder a esta prestación son: estar en situación de alta o asimilada al alta y al corriente del pago de las cuotas. En el caso de baja por enfermedad común se exige además haber cotizado un mínimo de 180 días en los últimos 5 años. Para los accidentes no laborales no hay esta exigencia de un periodo mínimo de cotización previa.


 

 
 

La situación de baja puede durar hasta un año, que se puede prorrogar durante seis meses más.
 

Baja del autónomo por enfermedad profesional o por accidente de trabajo

 
En este caso, el trabajador autónomo se daría de baja por haber contraído una enfermedad profesional, causada por realizar su actividad laboral. Por ejemplo, un autónomo que instala suelos de madera sufre una bronquitis causada por la inhalación de polvo. Las actividades que dan lugar a este tipo de enfermedades profesionales están recogidas en el Real Decreto 1299/2006.

La baja también puede estar causada por un accidente de trabajo, que son aquellos que se producen como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por su propia cuenta el trabajador.

Para acceder a la prestación económica por incapacidad temporal por enfermedad profesional o por accidente de trabajo, será necesario haber cotizado por contingencias profesionales, pero no se exige un periodo mínimo de cotización previa.

En este tipo de baja, el autónomo cobrará un 75% de la base de cotización desde el día siguiente al de baja, siempre y cuando haya cotizado por contingencias profesionales.

La cotización por contingencias profesionales de accidente de trabajo y enfermedades profesionales solo es obligatoria para los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE) y los que tienen una actividad profesional con un elevado riesgo de siniestralidad, en el que por ley es obligatorio esta cotización.
 


 

 ¿Cuánto cobra un autónomo de baja?

 
En este cuadro resumen vemos la cantidad que recibirá el trabajador autónomo, que dependerá del origen de su incapacidad temporal y su base reguladora. La base reguladora estará formada por la base de cotización correspondiente al mes anterior a la baja, dividida entre 30 días.

Aproximadamente el 80% de los autónomos cotiza por la base mínima (919,80€ en 2018), por lo que el 60% y el 75% correspondiente a las cuantías que aparecen en el siguiente cuadro serían tan solo 551,88 y 689,85€, respectivamente.  Esta prestación mensual tan baja hace que en muchos casos el autónomo decida seguir trabajando y no darse de baja.

 

Motivo de la incapacidad temporal % de base reguladora
Enfermedad común o accidente no laboral Del día 1 al 3: Nada

Del día 4 al 20: 60%

A partir del día 21: 75%

Enfermedad profesional 75% desde el día siguiente a la baja
Accidente de trabajo 75% desde el día siguiente a la baja

 

Cómo solicitar la baja médica siendo autónomo

 
El primer paso es presentar el parte de baja médico, la solicitud y el resto de documentación en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o en la Mutua colaboradora en un plazo de 15 días desde que se produce la baja.

Deberás presentar la siguiente documentación (en la mayor parte de los casos a la Mutua):
 

  • El parte de baja médica
  • La solicitud de baja firmada por el interesado
  • El DNI o NIE
  • Los justificantes de pago de los últimos tres meses.
  • La declaración de situación de actividad.
  •  
    Al hablar de declaración de situación nos referimos a un impreso (pdf) en el que se debe indicar si se deja a otra persona encargada de realizar la actividad laboral, o en su caso, si se cesa la actividad temporal o definitivamente. Esta declaración se deberá presentar cada seis meses mientras dure la baja.

    Durante todo el tiempo que el autónomo se encuentre en situación de incapacidad temporal, seguirá estando obligado al pago de su cuota de autónomo.

     

    Consulta siempre la información de tu Mutua Colaboradora

     
    La mayor parte de los autónomos tiene concertadas sus coberturas con las Mutuas y nosotros siempre recomendamos consultar su página web, porque suelen incluir guías prácticas para orientar a sus afiliados en cada caso sobre los pasos a seguir, en este caso, en situación de incapacidad temporal.
     
    Como ejemplo, las de Fremap, Asepeyo, Umivale, etc.

     

    Normativa:
     

  • Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. (Arts. 169-176)
  • Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros trescientos sesenta y cinco días de su duración.
  • Real Decreto 1273/2003, de 10 de octubre, por el que se regula la cobertura de las contingencias profesionales de los trabajadores incluidos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, y la ampliación de la prestación por incapacidad temporal para los trabajadores por cuenta propia.
  •  

    Otros artículos relacionados:

  • La prestación por cese de actividad (el “paro de los autónomos”)
  • Guía para hacerse autónomo paso  a paso
  • Bases mínimas y bases máximas de cotización en 2018
  •  

    Un artículo de la redacción de Loentiendo.com

    Abogados, Graduados Sociales y redactores especialistas en derecho laboral.

    Si te ha parecido interesante, comparte este artículo en tus redes sociales
    data-matched-content-rows-num="4,2" data-matched-content-columns-num="1,2" data-matched-content-ui-type="image_card_stacked" data-ad-format="autorelaxed">

    Loentiendo es un portal de colaboradores independientes, no es una página oficial. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

     

    Hay publicados 3 comentarios sobre “La baja por Incapacidad Temporal (IT) en los autónomos” (baja al final para dejar el tuyo)

    1. Claro que si. Trabajas enfermo, agotado, con dolor, con problemas y sin ellos. Como sea…porque cogerte la baja implica, además de estar enfermo, que no puedas mantener, mi tu negocio, ni tu casa.
      Con lo que te paga la mutua, te da para pagar autónomos y mucho menos de lo básico.
      Supongo que algunos pensarán, que oye “que coticen más y cobrarán más de baja”, lo malo es que la mayoría no saben lo que realmente sus empresas cotizan por ellos.
      Si de sus salarios tuviesen que pagar las cotizaciones ellos mismos, veríamos cuántos valientes seguirían diciendo eso.
      Así que yo tendré que pedir el alta y enferma, seguir trabajando o al menos intentarlo, claro.

      • Tiene toda la razón. Yo, que también soy autónomo, no me he cogido una baja en los últimos siete años. Y he tenido gripes, lesiones y problemas de salud como cualquier trabajador normal. Cuando un autónomo se coge la baja…  [ ] Se responde al lector por email (ref. 143508)

    Aquí puedes dejar tu comentario

    * Al enviarlo aceptas las condiciones de uso y privacidad (+info).

    Este es un foro de comentarios generales y orientación básica. Las consultas particulares requieren contratar el asesoramiento profesional de un abogado o graduado social.