¿Cuál es el sistema de calefacción más barato en una vivienda? | Consumidores

¿Cuál es el sistema de calefacción más barato en una vivienda?

La OCU publica un estudio comparativo en el que analiza el coste de las distintas opciones para calentar una casa este invierno.

Las mejores opciones para calentar una casa

Actualizado: 07/11/2022

La OCU es la mayor Organización de Consumidores de España.  Teniendo en cuenta el incremento que está teniendo el coste de la energía en todos los hogares este invierno, ha elaborado un estudio sobre el coste de los distintos sistemas de calefacción.

Estudio comparativo OCU coste calefacción
Pulsa para ampliar imagen

 

 

En el estudio que ha elaborado expertos independientes, se ha calculado cuál sería el coste anual de calentar una vivienda de 90 m2 en una región fría (zona climática D), comparando las distintas tecnologías de las que puede disponer un consumidor actualmente. Naturalmente, el ranking se ha llevado a cabo valorando exclusivamente el coste económico, aún a sabiendas de que hay opciones que no son posibles de instalar en todas las viviendas.

La calefacción con estufas de biomasa (pellets) y los sistemas aerotermia (bomba de calor) son las opciones más económicas para calentar una vivienda.

Por contra, los sistemas de calefacción eléctrica, con radiadores o acumuladores, son los más caros.

 

Las bombas de calor, el sistema más eficiente

 Los splits de aire acondicionado (que también en verano se utilizan para refrigerar las viviendas) o de sistemas de aerotermia aire-agua (bombas de calor que calientan el agua de un circuito como hacen las calderas), son el sistema más eficiente y económico, con un coste medio según el estudio, de 455 euros, e pesar de la subida del coste de la luz.   Tienen el inconveniente de que la inversión en los aparatos es elevada y además, hay que tener espacio exterior para poder colocar la unidad exterior.

Estufas o calderas de biomasa (pellets), una opción también recomendable

En estos sistemas, se aprovechan los residuos orgánicos de las podas o los huesos de aceitunas, por lo que es una opción sostenible. Según se explica en el informe, las estufas distribuyen aire caliente y las calderas calientan un circuito de agua (por ejemplo, con radiadores o suelo radiante), con un coste anual estimado de 545 euros al año.

Se trata de un sistema apropiado para viviendas unifamiliares, o segundas residencias que tengan posibilidad de contar con los sistemas necesarios de ventilación y evacuación de humos y además, espacio suficiente para poder almacenar sacos de pellets o huesos.

Calderas de gas natural y calderas de gasóleo

La tercera opción que aparece en el estudio, son las calderas de condensación de gas natural, con un coste de 683 euros anuales, pero que son las más cómodas y eficientes.  El principal problema es que esta fuente de energía ha visto elevar su coste en un 190% en los dos últimos años.

Luego, con 816 euros anuales de coste, están las las calderas de gasóleo, un sistema eficiente, pero a extinguir por la elevada contaminación que genera. En este momento un 10% de los hogares se calientan con estas calderas de Gasóleo C.  El precio es libre y este tipo de combustible no tiene el descuento del gobierno de los 20 céntimos que hay para el de automoción.

Los acumuladores y radiadores eléctricos son la opción más cara

En los últimos puestos del ranking en el estudio, aparecen los radiadores y acumuladores eléctricos convencionales.  Tienen la ventaja de que no requieren instalación compleja, solo colocar el radiador en la estancia a calentar y apenas ocupan espacio. El gran inconveniente es que, calentando mediante electricidad, son mucho menos eficientes que la bomba de calor, ya que tienen un coste entre 1.046 euros al año para radiadores y 1.255 al año para los acumuladores.   Calentar la vivienda mediante calefactores o convectores eléctricos también resulta muy caro.

¿Y las estufas de butano?

UN 30% de los hogares en España tienen bombonas de butano, que se utilizan para la cocina, calentadores de agua caliente y estufas.  El precio de la bombona de butano (las grandes de color naranja de 12,5 kg) está regulado por ley y en este momento es de 19,55 euros.

Hay otros formatos de bombonas de butano que se pueden comprar en gasolineras, hipermercados, etc, que son de precio libre y que siempre salen más caras (hasta 23 euros), que las de precio regulado.

Las estufas de butano son muy potentes y pueden calentar estancias grandes con rapidez, pero tienen el inconveniente de que desprenden CO2 y otros contaminantes, como anhídrido carbónico, por lo que solo deben utilizarse en lugares muy bien ventilados.  El coste por hora, según la OCU, es de  0,453 €/h

Más información

En el estudio La mejor opción para una calefacción eficiente y barata”, la OCU dispone también de un sistema de comparadores online para elegir las mejores estufas de pellets, bombas de calor, calderas y calefactores.

Compártelo