He perdido o me han robado el móvil ¿qué debo hacer?

Compártelo

La pérdida o robo de un móvil es una situación bastante desagradable que puede sucederte. Si te ha ocurrido, mantén la calma y sigue los pasos que detallamos para proceder en estos casos.

He perdido o me han robado el móvil, ¿qué debo hacer?

Sabemos que nuestro móvil es casi tan importante como nuestra cartera; información personal, fotos, aplicaciones bancarias, mensajes y un largo etcétera que hacen que perderlo pueda ocasionar un verdadero caos. Ante esta situación de vulnerabilidad, es importante saber que cuanto antes actuemos, más posibilidades tendremos de recuperarlo, o de al menos proteger nuestra información más sensible.

5 pasos básicos para actuar en caso de que te roben o pierdas tu teléfono:

1º) Intenta localizar tu dispositivo

En el caso de que hayan extraído la tarjeta SIM o que hayan apagado el dispositivo, no podrás consultar esta información, por eso es importante realizar esta comprobación lo antes posible. ¡Inténtalo, puede que estés a tiempo!

Lo primero que debemos hacer es, desde otro móvil o desde un portátil, acceder al apartado Encontrar mi dispositivo de nuestra cuenta de Google en el caso de Android:

– Acceder a tu dispositivo, hacerlo sonar, y lo más importante, conocer la ubicación actual del mismo.


 


 

– También desde Google podrás bloquear o eliminar la información de tu dispositivo para que no se vulneren tus datos personales. Im-por-tan-tí-si-mo.

– A través de la aplicación de “Encuentra mi dispositivo”, en la sección de “Bloquear dispositivo”, podrás escribir un mensaje que aparezca en la pantalla de bloqueo de tu dispositivo con el objetivo de recuperarlo.


En iOS, mediante la cuenta de iCloud, donde podrás realizar las siguientes acciones:

– Localizar tu móvil a través de un mapa, enviar un sonido y conocer el lugar donde se encuentra en tiempo real.

– Si no puedes recuperarlo, marca tu dispositivo como perdido y bloquea de forma remota. Como en Google, también podrás enviar un mensaje para que aparezca en la pantalla de bloqueo.

– Si ya no vas a poder recuperarlo de ninguna forma, puedes optar por borrar el contenido del dispositivo y así evitar que tus imágenes e información personal quede en manos ajenas.

Atención. Si tienes AppleCare+ con robo y pérdida, no borres el contenido hasta que presentes y posteriormente te aprueben la reclamación para que te sustituyan el terminal.


 


 

2º) Comunica el robo a tu compañía telefónica

Si no tienes acceso a las cuentas que aparecen en el paso 1, o te has asegurado de que, por el momento, es imposible recuperarlo, ponte en contacto con tu compañía de teléfono para comunicar la pérdida o robo de tu terminal. Tu proveedor de línea podrá bloquear tu tarjeta de SIM para que no puedan hacer uso de ella. De esta manera también podrás aprovechar para solicitar un duplicado de tarjeta para que te llegue a casa cuanto antes.

3º) Denuncia el robo de tu teléfono

Dentro de las diferentes opciones que tienes para denunciar el robo de teléfono móvil, está la de recurrir a la Policía Nacional o a la Guardia Civil, ambos cuerpos de seguridad en los que podrás presentar una denuncia de forma física o hacerlo a través de la oficina virtual de denuncias, que tendrás que ratificar presentándote en las 72 horas posteriores a presentar el formulario a través de la web.

Policía Nacional: Para presentar tu denuncia ante la Policía Nacional, tienes diferentes vías para hacerlo; de forma online, mediante la Oficina Virtual de Denuncias, llamando al 902 102 112 (siempre que se haya empleado fuerza en el robo), o directamente presentándote en las comisarías de la Policía Nacional. En este enlace, podrás consultar el localizador de las oficinas, aunque ten en cuenta que no todas se encargan de tramitar este tipo de denuncias.

Guardia Civil: Podrás presentar la denuncia tanto de forma presencial ante la Guardia Civil, como por vía telemática mediante el formulario disponible aquí, adelantando el trámite de manera virtual.

Independientemente de la opción que elijas para denunciar el robo de tu dispositivo móvil, será recomendable que tengas el número IMEI a mano, número que aparece en tu cuenta Google, consultando a tu compañía, en la propia caja de tu dispositivo o en la factura de tu teléfono. El número IMEI es un número de identificación de tu teléfono compuesto por 14 o 15 caracteres, que podrás encontrar en las webs de la cuenta de Google o de iCloud. Si no tienes acceso a esta opción, podrás encontrar el IMEI por fuera de la caja de tu teléfono si aún la conservas o en la factura de compra de tu teléfono mediante una operadora.

4º) Cambia las contraseñas de tus cuentas

Después de formalizar la denuncia ante la policía, comunicar a tu operadora de teléfono e intentar localizarlo a través de la web de Google o de iCloud, mediante otro dispositivo que tengas en casa, ya sea un portátil, ordenador o tableta, modifica tus contraseñas bancarias, las de tus redes sociales, correo electrónico y cualquier otra cuenta que pudiera ser vulnerada en caso de robo o extravío.

5º) Consulta a objetos perdidos

Sabemos que parece una utopía, pero hay ocasiones en las que los móviles son devueltos o tirados en algunos lugares y las personas que los encuentran los entregan en puntos de objetos perdidos.

Ya sea en un local, restaurante, hotel o aeropuerto, por ejemplo, no te olvides de preguntar por tu teléfono, e incluso de llamar días después para volver a consultar.


 


 

Han realizado pagos con mi teléfono, ¿qué hago?

Si te han robado el teléfono, pero además han realizado compras con tu teléfono, debes saber que la Ley de Servicios de Pago te protege en estos casos.

Según lo expuesto en el Artículo 32.1, “[…] el ordenante soportará, hasta un máximo de 150 euros, las pérdidas derivadas de operaciones de pago no autorizadas resultantes de la utilización de un instrumento de pago extraviado o sustraído”.

Como hemos comentado, avisa lo antes posible a tu banco y revisa si se han producido pagos con tu móvil.

Bloqueando el acceso a nuestras redes sociales

Una de las cosas que más nos preocupan cuando hemos extraviado el teléfono, es que accedan a nuestras cuentas y a nuestros contenidos en redes sociales, tanto a las fotos personales como a nuestras conversaciones. Te dejamos las pautas de cómo proceder en estos casos:

  • Facebook e Instagram: Conectándote desde otro dispositivo, podrás cerrar modificar la contraseña y cerrar la sesión que tengas abierta en tu teléfono.
  • Twitter: Como sucede con Facebook, podrás cambiar tu contraseña y cerrar las sesiones en otros dispositivos que tuviera tu clave anterior.
  • Whatsapp: Antes de recibir tu duplicado, podrás enviar un correo electrónico indicando tu número de teléfono, incluyendo la frase “Teléfono robado/extraviado: Por favor, desactiva mi cuenta” a support@whatsapp.com, para solicitar que desactiven tu cuenta.

  • ¿Cómo puedo prevenir el robo de información y aumentar la seguridad en mi teléfono?

    Si aún no te han robado el teléfono, o ya has pasado por este mal trago y quieres prevenir en caso de que se vuelva a dar una situación similar, te dejamos algunos consejos que pueden ser útiles para mantener tu seguridad en caso de hurto o extravío:


  • Establece un patrón o contraseña de bloqueo. Una forma de restringir el acceso a tus datos personales (contactos, aplicaciones de mensajería, tu banca online…) es fijar un patrón, pin o contraseña de desbloqueo. Sea cual sea la opción que elijas, no recurras a los típicos “1234” fácilmente adivinables, y realiza una combinación elaborada de tu pin o contraseña, lo más efectivo junto a la opción de huella digital.
  • Apunta tu IMEI. Puedes averiguar el número IMEI pulsando *#06# en tu dispositivo para conocerlo. En el caso de que tengas un teléfono Dual SIM (que puede portar dos tarjetas SIM en un mismo dispositivo), tu teléfono tendrá dos números IMEI. Guarda la información para tenerla a mano en caso de que lo necesites.
  • Apps de rastreo. Si tienes Android, instala la aplicación “Encontrar mi dispositivo de Google”, a través de la cual podrás localizar tu móvil y bloquearlo hasta que puedas volver a recuperarlo. También tienes a tu disposición otras alternativas como Lookout o Prey.
  • Evita dejar información confidencial en las notas de tu móvil. Es importante que, aunque es complicado recordar contraseñas u otros contenidos similares, no hagamos uso de las notas de nuestro móvil que puedan desvelar información comprometida y privada sobre tus accesos a plataformas y aplicaciones.
  • Haz con frecuencia copias de seguridad. Una manera de recuperar tu información, ya sea contactos, vídeos, fotos, notas, o cualquier otro tipo de archivos que tengas en tu teléfono, son las copias de seguridad. Podrás realizarla periódicamente a modo de prevención, para que siempre tengas todo en la nube si se te pierde o te roban el teléfono.
  • Y es que nuestro móvil es el ente inteligente que nos acompaña a todas partes y en el que almacenamos gran cantidad de información que, hasta que no nos roban nuestro dispositivo, no nos damos cuenta de la que hemos podido liar perdiendo el terminal.


     


     

    Por ello, si lo pierdes, mantén la calma y sigue nuestros pasos, y si por suerte aún no te ha ocurrido, pero ves razonable prevenir antes que curar, no te olvides de tomar todas las medidas posibles para que, pase lo que pase, tu información personal y tus datos nunca queden expuestos.


    Compártelo

    Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

    Deja un comentario

    Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |