El Estado sigue pagando miles de pensiones de ciudadanos ya fallecidos

Compártelo

¿Sale caro quedarse con la pensión de un fallecido?. Todos los años se repiten las noticias sobre pensiones de personas fallecidas que la Administración continúa pagando y alguien cobrando.

El IMSERSO pagó más de 11 millones de euros en pensiones asistenciales de fallecidos

Fecha de publicación el 17/06/2019

El último informe del Tribunal de Cuentas ha detectado que en el año 2016 el IMSERSO continuó pagando las pensiones las pensiones asistenciales de 1.096 personas que ya habían fallecido, en algunos casos durante más de una década.   Esta cifra podría ser en realidad superior, ya que no se disponen de datos de todas las Comunidades Autónomas.

Se estima que el conjunto de nóminas indebidamente abonadas supera los 11 millones de euros y que tan solo se ha podido recuperar un 20% de esas cantidades indebidamente cobradas.

Esta situación se produce, según el propio Tribunal, por la falta de coordinación en el cruce de datos de los ficheros del Instituto Nacional de Estadística y el Fichero técnico de Pensiones no Contributivas.   Además, cuando se ha detectado un cobro indebido, hay problemas para conseguir la retrocesión bancaria, ya que el procedimiento no está centralizado y se debe llevar a cabo por cada una de las Direcciones Provinciales de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Los datos analizados en el informe tan solo se refieren al pago de pensiones asistenciales no contributivas.  Un porcentaje mayor de casos se producen todos los años en el pago de prestaciones contributivas por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), habiéndose llegado a contabilizar más de 30.000 casos de cobros indebidos.




 


 



¿Sale cara la infracción de cobrar la paga de un pensionista fallecido?

Recientemente ha sido noticia la petición de pena de dos años de prisión a una mujer que durante más de 20 años estuvo cobrando la pensión de su abuelo fallecido, ascendiendo el fraude total realizado a más de 132.000 euros. Durante todo este tiempo, ni la Seguridad Social ni el Banco pagador solicitaron la acreditación de que el pensionista siguiera vivo.

Las noticias de condenas por cobros indebidos de pensiones son más frecuentes de lo que debieran. Vemos algunos ejemplos:

En junio de 2017 el Tribunal Supremo condenó a dos años de prisión, por un delito de estafa continuada, a un hombre que durante 15 años cobró la pensión de su padre fallecido, acumulando un importe de cobros indebidos superior a los 288.000 euros.  La Sala Segunda concluye que también comete estafa quien oculta datos relevantes que está obligado a comunicar a la administración, como el fallecimiento del titular de la pensión.

En enero de 2019 se produjo un caso aún más grave.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León confirmó la sentencia de la Audiencia Provincial de Zamora, que condenó a un funcionario del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) a siete años y tres meses de cárcel por cobrar durante más de 16 años la pensión de su abuelo fallecido.  El funcionario, jefe de servicio en la dirección provincial del INSS, llegó a percibir indebidamente casi 550.000 euros. Además, manipuló el expediente de su padre jubilado para que cobrara una pensión superior a la que le correspondía y le asignó una pensión de viudedad a una conocida y a su hijo alterando los datos de la beneficiaria de la misma.


 

En otras ocasiones, el cobro de la pensión de un fallecido se lleva a cabo por redes de estafadores que organizan de forma masiva este fraude a la Seguridad Social.

Documentación:


 

Deja un comentario

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |