El SEPE adjudica un contrato para detectar los problemas de sus aplicaciones informáticas

Compártelo

El contrato, licitado hace cuatro meses, externaliza estas tareas dada la inexistencia de medios humanos y materiales en el Organismo para llevarlas a cabo.

Actualizado: 24/11/2020

Según se publica en el BOE del 24/11/2020, la Dirección General del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha adjudicado un contrato por valor de 257.857,40 euros al Grupo Corporativo GFI Informática, para la detección de problemas que afectan al rendimiento de aplicaciones informáticas.

 

Este contrato fue objeto de licitación pública hace cuatro meses, según consta en el anuncio del BOE del 27 de julio de 2020.

La noticia ha sido destacada por diversos medios de comunicación, dada la alarma social que están causando entre los trabajadores los constantes retrasos e incidencias en el pago de prestaciones por desempleo.

El sindicato de funcionarios CSIF, mayoritario en la Administración Pública, ha denunciado desde el principio de esta crisis que “en el SEPE las aplicaciones informáticas tienen una antigüedad media de 30 años” y son constantemente “parcheadas”, lo que dificulta una tramitación más ágil de las prestaciones por desempleo.

Las quejas de los sindicatos por el mal funcionamiento de las aplicaciones del SEPE vienen de muy lejos.  Ya en el año 2016, UGT informaba sobre “las pésimas condiciones” en las que los empleados del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) prestan atención a los ciudadanos debido a que la falta de un sistema informático “eficaz y eficiente” dificulta los procesos de atención y solicitud de prestaciones.


 


 

 

A tenor de las denuncias de los propios trabajadores del SEPE, poco parece haberse avanzado en mejoras en las aplicaciones informáticas desde que fue nombrado el actual equipo de dirección del organismo, hace dos años.

Según se informa en la plataforma de Contratación del Estado, en la memoria justificativa de la licitación del contrato, de fecha 16 de junio de 2020, el plazo de ejecución del contrato, será de 24 meses, a contar desde el 1 de diciembre de 2020.  El SEPE destaca que “entre los años 2014 y 2020 se contrató un servicio de APM (Application Performance Management) para el análisis de rendimiento y estudio de los posibles cuellos de botella de sus aplicaciones.”

Ahora, “debido a los constantes evolutivos de las aplicaciones a los que es sometido el organismo, son necesarios los servicios profesionales de monitorización y análisis para la detección de problemas que afecten al rendimiento de aplicaciones informáticas, además de la instalación y uso de una aplicación APM (Application Performance Management) durante la prestación del servicio”. Por ello se lleva a cabo la licitación pública de este contrato “dada la inexistencia de medios humanos y materiales en el Organismo para hacer frente a estas necesidades”.

El sindicato CSIF valora hoy que “el Ministerio de Trabajo, a través de la Dirección General del SEPE, dé ahora un primer paso adjudicando un contrato para monitorizar y analizar las aplicaciones informáticas del SEPE para detectar problemas que afecten a su rendimiento” y recuerda que miles de personas afectadas siguen pendientes de regularizar sus prestaciones, muchos de ellos en una situación de una gran vulnerabilidad, por lo que es urgente reforzar la plantilla y dotarla de recursos humanos y materiales suficientes para afrontar la situación.

 

Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

Deja un comentario

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |