El impacto de internet y las redes sociales en adolescentes

Comparte este artículo

En los últimos años, el uso de Internet y las redes sociales ha aumentado exponencialmente, especialmente entre los jóvenes y adolescentes.

Si bien estas plataformas ofrecen numerosas ventajas, como la comunicación instantánea y el acceso a una gran cantidad de información, también han planteado serias preocupaciones sobre su impacto en la salud mental.

Cómo afecta el uso de internet y redes sociales a los jóvenes

Un informe reciente del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad, en colaboración con Digital Future Society, arroja luz sobre este tema crucial.

Datos alarmantes

Según el informe, el 11,3% de los jóvenes entre 15 y 24 años están en riesgo elevado de hacer un uso compulsivo de servicios digitales. Este porcentaje aumenta al 33% en el caso de personas entre 12 y 16 años. Además, el 9,4% de los jóvenes han reducido el tiempo que pasan con sus amigos en persona debido al uso de dispositivos tecnológicos.

Consecuencias académicas y laborales

Los trastornos mentales derivados del uso excesivo de tecnología también tienen un impacto negativo en el rendimiento académico y la productividad laboral. En 2021, más de la mitad de la población adolescente y juvenil experimentó sentimientos de tristeza, desesperanza y problemas de concentración.

Fenómenos detrás del deterioro mental

Varios fenómenos están detrás del deterioro de la salud mental en jóvenes debido al uso de redes sociales y servicios digitales. Entre ellos se encuentran el miedo a perderse algo en las redes (FOMO), comportamientos adictivos, y la obsesión por determinados cánones estéticos. Estos factores contribuyen a menores niveles de autoestima y mayores niveles de depresión, ansiedad y soledad.

El rol de las familias y la educación

El informe destaca la importancia de educar a las familias sobre los riesgos asociados con el uso excesivo de tecnología. También subraya la necesidad de invertir en salud mental desde edades tempranas.

Beneficios de las redes sociales

El informe del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad destaca varios beneficios del uso de redes sociales en la salud mental de jóvenes y adolescentes:

Autoestima Mejorada: Un 78% de los adolescentes recibe comentarios positivos sobre sus publicaciones en redes sociales, lo que mejora su autoestima social y bienestar general.

Emociones Positivas: Según publicaciones especializadas, el uso de Internet genera emociones positivas en el 96,9% de los adolescentes, incluyendo alegría o risa. Además, un 81,6% experimenta tranquilidad o relajación.

Comunidades y Unión: Las redes sociales permiten la creación de comunidades y la unión entre personas con intereses, habilidades e identidades similares. Esto proporciona un espacio para la autoexpresión y para llamar la atención sobre temas como la salud mental.

Apoyo Social: Las interacciones en redes sociales pueden constituir un apoyo social importante, especialmente para jóvenes que están marginados, incluidas minorías raciales, étnicas, sexuales y de género.

Beneficios Generales: Según un estudio del Pew Research Center, la mayoría de los adolescentes sienten que las redes sociales les ayudan a sentir mayor aceptación (58%), apoyo en tiempos difíciles (67%), un lugar para mostrar su creatividad (71%), y estar más conectados con sus amigos (80%).

Estos beneficios demuestran que, aunque hay riesgos asociados con el uso de redes sociales, también hay aspectos positivos que pueden mejorar la salud mental y el bienestar de los jóvenes.

Uso compulsivo: más que una tendencia

El informe revela datos alarmantes: el 11,3% de los jóvenes entre 15 y 24 años están en riesgo elevado de hacer un uso compulsivo de servicios digitales. Este porcentaje aumenta al 33% en el caso de los adolescentes de 12 a 16 años. Estas cifras no solo son preocupantes sino que también muestran una tendencia creciente que requiere atención inmediata.

El coste social y emocional

El uso excesivo de dispositivos tecnológicos y redes sociales tiene un impacto negativo en las relaciones sociales y emocionales. Según el informe, un 9,4% de los jóvenes ha reducido el tiempo que pasa con sus amigos en persona, y un 26% pasa más tiempo solo desde que comenzó a usar estos dispositivos de manera intensiva. Este aislamiento social puede llevar a problemas emocionales graves, como la depresión y la ansiedad, que a su vez pueden tener efectos a largo plazo en el bienestar general de los jóvenes.

Rendimiento académico y laboral: un futuro comprometido

El abuso de servicios digitales también está afectando el rendimiento académico y laboral de los jóvenes. Los trastornos mentales derivados de este abuso están provocando una disminución en la productividad y el rendimiento académico, lo que se traduce en calificaciones más bajas y, en última instancia, podría tener graves consecuencias en la vida profesional de estos jóvenes.

El efecto pandemia: un agravante de la situación

La pandemia de COVID-19 ha exacerbado esta situación. Más de la mitad de la población adolescente y juvenil reportó sentimientos de tristeza, desesperanza y problemas de concentración en 2021. La falta de interacción social, el confinamiento y el aumento del tiempo de pantalla han contribuido a este deterioro emocional.

Fenómenos detrás del empeoramiento

El informe identifica varios fenómenos que contribuyen al deterioro de la salud mental, como el miedo a perderse algo en las redes (FOMO), comportamientos adictivos, y la obsesión por determinados cánones estéticos. Además, el “cyberbullying” o acoso cibernético es otro factor que contribuye al estrés y la ansiedad en los jóvenes.

Medidas preventivas y educativas

Para abordar este problema, el informe sugiere varias medidas, como la educación digital en las escuelas y la formación para padres y educadores. También se subraya la necesidad de inversión pública en salud mental para edades más tempranas y la implementación de programas de prevención.

En conclusión, el uso excesivo de Internet y redes sociales está teniendo un impacto significativo en la salud mental de jóvenes y adolescentes en España. Es crucial tomar medidas preventivas y educativas para mitigar estos efectos y promover un uso saludable de la tecnología.

NOTA: Este artículo se basa en el informe “Impacto del aumento del uso de Internet y las redes sociales en la salud mental de jóvenes y adolescentes” del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad.


También te puede interesar:

  • Las 15 universidades españolas más activas en empleabilidad
  • 15 universidades españolas con mayor indice de empleabilidad

  • El secreto que guardan los CEO de Silicon Valley



Actualidad. Última hora

El Consejo de Ministros del martes 21 de mayo aprueba la REFORMA DE LA PROTECCIÓN POR DESEMPLEO


Nota de prensa reforma de los subsidios por desempleo

Estos artículos se publican simplificados, con carácter meramente informativo para el ciudadano y no tienen valor jurídico. Queda excluida cualquier responsabilidad o garantía por su vigencia, exactitud o integridad. Si necesita asesoramiento profesional para un caso concreto, puede solicitarlo a nuestros expertos a través de la sección de comentarios.


Deja un comentario

Algunas respuestas se envían directamente por email y no se publican en la web.  Recuerda que es obligatorio marcar la aceptación en la casilla de "política de privacidad y normas de comentarios".

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Los datos de contacto y contenido del mensaje pueden ser cedidos a un especialista para resolver la cuestión planteada, sin compromiso por ninguna de las partes. En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |