La situación legal de desempleo


 

 

Analizamos cuáles son los casos en los que la legislación considera que un trabajador “está en situación legal de desempleo”, que es un requisito necesario para poder pedir las prestaciones y ayudas del paro.

¿Qué es estar en “situación legal de desempleo”?

 
“La situación legal de desempleo” es un concepto jurídico que se refiere a los motivos por los que un trabajador puede haberse quedado sin trabajo y por los que puede solicitar una prestación o subsidio por desempleo.  Si hiciéramos un listado de todas las hipotéticas situaciones en las que la legislación permite pedir el paro, esas serían las situaciones legales de desempleo.

Para poder pedir el paro no solo hay que cumplir los requisitos de cada ayuda (cotizaciones, rentas, edad, etc), sino que es necesario que se haya producido un cese en el trabajo por razones que no sean voluntad del trabajador.

Vamos a verlo con un ejemplo:

Es posible que un trabajador cumpla aparentemente todos los requisitos para cobrar el paro contributivo: tiene cotizados más de 360 días en los últimos seis años y se ha quedado sin trabajo.  Sin embargo, si el motivo por el que se ha quedado sin trabajo es porque ha presentado una baja voluntaria (dimisión), no podrá cobrar el paro porque no se encuentra en situación legal de desempleo, ya que la pérdida del puesto de trabajo ha sido por voluntad suya.

Se consideran situación legal de desempleo:

  1. La extinción de la relación laboral.
  2. La suspensión autorizada de la relación laboral.
  3. La reducción temporal y autorizada de la jornada de trabajo.
  4. El retorno a España de los trabajadores españoles que finalicen una relación laboral en el extranjero.
  5. La liberación de prisión por cumplimiento de condena o libertad condicional.
  6. El cese involuntario en el cargo de los miembros de corporaciones locales, cargos representativos de los sindicatos y altos cargos de las administraciones públicas.

 
[wp-amp-ad type=”adsense” width=”300″ height=”250″ data-ad-client=”ca-pub-8067545985651691″ data-ad-slot=”8346539417″][/wp-amp-ad]
 

Las situaciones legales de desempleo más habituales

 
Vamos a desarrollar un poco el listado anterior. Las situaciones legales de desempleo más frecuentes y que permiten solicitar el paro son todos los despidos, (individual o colectivo, procedente o improcedente, disciplinario, objetivo, etc), el fin de un contrato temporal o en periodo de pruebas, suspensión temporal de empleo o reducción de la jornada en un expediente de regulación de empleo (ERE), por la muerte, jubilación o incapacidad del empresario,  incapacidad permanente total del trabajador para la profesión habitual, etc..


 

 
 

Entramos en el detalle de las distintas situaciones legales de desempleo:
 
1) La EXTINCIÓN de la relación laboral, que puede ser por distintas causas:

  • Finalización del contrato, obra o servicio, siempre que no sea por voluntad del trabajador. Se acredita con el certificado de empresa, donde se indica el tipo de contrato y su fecha de finalización.
  • Despido individual. Se acredita con el certificado de empresa. Si el trabajador reclama contra el despido se acreditara con el acta de conciliación (administrativa o judicial) o con la sentencia judicial en la que se declara el despido procedente o improcedente. Si el despido es improcedente debe acreditarse también que el empresario (o el trabajador si es representante legal de los trabajadores) no opta por la readmisión.
  • Despido Colectivo. Es la finalización del contrato de trabajo en virtud de la autorización conferida al empresario para extinguir las relaciones laborales de sus trabajadores en resolución dictada por la autoridad laboral. Se acredita con el certificado de empresa y la resolución dictada por la autoridad laboral en expediente de regulación de empleo o la resolución judicial adoptada en el seno de un procedimiento concursal.
  • No superación del periodo de prueba a instancia del empresario. Se consideran en situación legal de desempleo los trabajadores a los que se les extinga su relación laboral en el período de prueba a instancia del empresario, con independencia de que dicho período de prueba se hubiese pactado o no en el contrato o aunque el cese se produzca en fecha posterior al periodo de prueba pactado. Se tiene que cumplir además que la finalización de la relación laboral anterior se considere situación legal de desempleo o que hayan transcurrido al menos tres meses desde la extinción de dicha relación laboral. Se acredita con el certificado de empresa y, si desde la extinción de la relación laboral anterior no hubieran transcurrido los tres meses que se exigen, ha de acreditarse también dicha situación legal de desempleo (despido, fin de contrato, etc.).
  • Muerte, jubilación o incapacidad del empresario. Se acredita con el certificado de empresa. Si el trabajador ha reclamado contra la extinción de su relación laboral, se acreditará mediante acta de conciliación o resolución judicial.
  • Despido del trabajador por causas objetivas. Se considerarán en situación legal de desempleo los trabajadores que hayan visto extinguido su contrato de trabajo por aplicación de esta causa de despido, sin exigencia de reclamación contra el despido.
  • Declaración de incapacidad permanente total para la profesión habitual del trabajador. Se acredita con el certificado de empresa junto con la resolución del Instituto Nacional de la Seguridad Social reconociendo tal incapacidad.
  • Resolución voluntaria del trabajador por traslado a otro centro de trabajo de la empresa que exija cambio de residencia. Se acredita con el certificado de empresa o auto de ejecución de la sentencia que declare extinguida la relación laboral ante la negativa del empresario a reincorporar al trabajador a su centro de trabajo de origen, cuando una sentencia judicial haya declarado el traslado injustificado. En los traslados colectivos la interposición de conflicto colectivo paralizará la tramitación de la extinción hasta su resolución.
  • Resolución voluntaria del trabajador por modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Se acredita con el certificado de empresa o Auto de ejecución de sentencia que declare extinguida la relación laboral ante la negativa del empresario a reincorporar al trabajador en su puesto de trabajo, cuando una sentencia judicial haya declarado la modificación injustificada. En las modificaciones colectivas la interposición de conflicto colectivo, en su caso, paralizará la tramitación de la actuación extintiva iniciada, hasta su resolución.
  • Resolución voluntaria del trabajador por causa justa. (artículo 50 del texto Refundido del Estatuto de los Trabajadores). Se acredita con la resolución judicial definitiva o el acta de conciliación administrativa.
  • Resolución voluntaria de la trabajadora como consecuencia de ser víctima de violencia de género. Se acredita con el certificado de empresa junto con la orden de protección a favor de la trabajadora o, en su caso, con el informe del Ministerio Fiscal.
  • Expulsión improcedente de una cooperativa. Se acredita con el certificado de empresa o con el acta de conciliación judicial o administrativa, o con la sentencia judicial, en las que se declara expresamente la improcedencia del despido.
  • Cese de socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado que finalizan el periodo de duración del vínculo societario temporal. Se acredita con el certificado del Consejo Rector, indicando dicha causa y fecha.

 
[wp-amp-ad type=”adsense” width=”300″ height=”250″ data-ad-client=”ca-pub-8067545985651691″ data-ad-slot=”8346539417″][/wp-amp-ad]
 
2) La SUSPENSIÓN autorizada de la relación laboral:
 

  • ERE de suspensión. Se acredita con el certificado de empresa y la resolución dictada por la Autoridad Laboral en Expediente de Regulación de Empleo.
  • Suspensión temporal del contrato de trabajo por decisión de la trabajadora que se vea obligada a abandonar su puesto de trabajo como consecuencia de ser víctima de violencia de género. Se acredita con el certificado de empresa, junto con la orden de protección a favor de la víctima o. en su defecto, junto con el informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios sobre la condición de víctima de violencia de género.
  • Suspensión temporal del contrato acordada en un procedimiento concursal.
  • Los meses de inactividad de los fijos discontinuos. Aquellos que realizan trabajos que no se repitan en fechas ciertas y estén sujetos a llamamiento, y los trabajadores que realicen trabajos fijos y periódicos que se repiten en fechas ciertas, en los periodos de inactividad productiva: se acredita con el certificado de empresa. En el supuesto de suspensión de la actividad por causas económicas, tecnológicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, se requerirá la resolución de la Autoridad Laboral competente

 3) Reducción de jornada de trabajo
 
Se está en situación legal de desempleo cuando se produce una reducción de jornada en estos casos específicos
 
Será reducción temporal de la jornada ordinaria de trabajo cuando dicha jornada se vea reducida entre un mínimo de un 10 y un máximo de un 70%, en virtud de la autorización conferida al empresario en resolución dictada por la Autoridad Laboral, siempre que el salario sufra una reducción análoga. Se acredita con el certificado de empresa junto con la resolución dictada por la Autoridad Laboral en Expediente de Regulaciónde Empleo.
 
[wp-amp-ad type=”adsense” width=”300″ height=”250″ data-ad-client=”ca-pub-8067545985651691″ data-ad-slot=”8346539417″][/wp-amp-ad]
 
4) También tienen la consideración de situación legal de desempleo:
 

  • El retorno a España de los trabajadores a los que se les extinga la relación laboral en el extranjero. Se acredita con la certificación del área o dependencia de Trabajo y Asuntos Sociales de la Delegación o Subdelegación del Gobierno en la que conste la fecha del retorno, el tiempo trabajado en el país extranjero, el periodo de ocupación cotizado y que no tiene derecho a prestación por desempleo en dicho país.
  • La liberación de prisión por cumplimiento de condena o libertad condicional. Se acredita con la certificación del director del establecimiento penitenciario en la que consten las fechas de ingreso en prisión y de excarcelación y la causa de ésta.
  • El cese involuntario y definitivo en el cargo, o la pérdida involuntaria y definitiva de la dedicación exclusiva o parcial y de la retribución, de los miembros de las corporaciones locales, cuando ejerzan su cargo con dedicación exclusiva y perciban retribuciones, no sean funcionarios públicos y no tengan derecho, como consecuencia de su cese en el cargo, a retribuciones, indemnizaciones o cualquier otro tipo de prestación compensatoria.
  •  

     
    Todas las situaciones anteriores permiten al trabajador que, cumpliendo los requisitos de cada ayuda específica, pueda solicitar el paro.
     
    [wp-amp-ad type=”adsense” width=”300″ height=”250″ data-ad-client=”ca-pub-8067545985651691″ data-ad-slot=”8346539417″][/wp-amp-ad]
     

    ¿Es lo mismo “situación legal de desempleo” que “tener el reconocimiento legal como desempleado”?

     
    No, no es lo mismo y son dos términos jurídicos que provocan mucha confusión. Como hemos visto, la “situación legal de desempleo” es aquella que permite al trabajador solicitar una prestación o subsidio por desempleo (si cumple los requisitos de cada ayuda), porque acredita que ese trabajador está en desempleo por razones ajenas a su voluntad.

    Sin embargo “estar legalmente en situación de desempleo” significa simplemente que un trabajador se ha apuntado al paro, inscribiéndose en el Servicio de Empleo, pero no tiene necesariamente que estar en “situación legal de desempleo”.

    Ejemplo: una persona que abandona una empresa con una baja voluntaria, se puede apuntar al paro al día siguiente, con lo que estará inscrito como demandante de empleo y a efectos legales, es una persona que legalmente está en desempleo… pero no se encuentra en “situación legal de desempleo” para pedir una ayuda o prestación, ya que la baja voluntaria no permite el acceso al paro directamente.

     

    No son situación legal de desempleo
     
    NO se consideran “en situación legal de desempleo ni los estudiantes que nunca han trabajado, ni el que se marcha de la empresa pidiendo una baja voluntaria, o renuncia en su periodo de prueba.

    Tampoco es situación legal de desempleo la del ama de casa que nunca ha cotizado y decide incorporarse al mercado laboral, ni la situación de un trabajador autónomo que se ha dado de baja en el régimen por cuenta propia por falta de encargos. Tampoco la de un un empleado de hogar cuando se queda sin trabajo.
     
    Todos estos casos no están en situación legal de desempleo, a pesar de que pueda parecernos que efectivamente se encuentran en paro. La realidad es que aunque en la práctica todas esas personas estén sin trabajo e inscritos como demandantes de empleo (apuntados al paro), no podrían pedir una prestación por desempleo aunque tuvieran cotizaciones suficientes para ello.
     
    [wp-amp-ad type=”adsense” width=”300″ height=”250″ data-ad-client=”ca-pub-8067545985651691″ data-ad-slot=”8346539417″][/wp-amp-ad]
     

    No son situación legal de desempleo

     
    No se consideran “en situación legal de desempleo” ni los estudiantes que nunca han trabajado, ni el que se marcha de la empresa pidiendo una baja voluntaria, o renuncia en su periodo de prueba.

    Tampoco es situación legal de desempleo la del ama de casa que nunca ha cotizado y decide incorporarse al mercado laboral, ni la situación de un trabajador autónomo que se ha dado de baja en el régimen por cuenta propia por falta de encargos.
     
    Todos estos casos no están en situación legal de desempleo, a pesar de que que efectivamente se encuentran en paro. La realidad es que aunque en la práctica todas esas personas estén sin trabajo e inscritos como demandantes de empleo (apuntados al paro), no podrían pedir una prestación por desempleo aunque tuvieran cotizaciones suficientes para ello.
     
    Una de las razones más habituales por las que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) deniega una solicitud de prestación es porque el solicitante “no se encuentra e situación legal de desempleo”, es decir, su situación no está incluida en el listado anterior.

     

    Conclusiones

     

    Como conclusión, podemos decir que “la situación legal de desempleo” es aquella condición necesaria que la norma exige para que una persona pueda solicitar una prestación o ayuda por desempleo y que hace referencia al motivo involuntario por el que el trabajador ha perdido su puesto de trabajo.

    Cuando no existe situación legal de desempleo, no se puede pedir el paro.

    Ejemplo: no  están en situación legal de desempleo y por lo tanto no pueden solicitar el paro ni los estudiantes que nunca han trabajado, ni el que se marcha de la empresa pidiendo una baja voluntaria, ni un ama de casa por su trabajo en el hogar, ni un trabajador autónomo que se da de baja en el régimen de la Seguridad Social (salvo que cotice por desempleo), etc

     

    Referencias legales
     
    Real Decreto 625/1985, de 2 de abril, por el que se desarrolla la Ley 31/1984, de 2 de agosto, de Protección por Desempleo.
    Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

     

    Un artículo de Oscar de las Heras

    Oscar de las HerasCoordinador de Loentiendo.com en el área de Derecho laboral


    ¿Has encontrado algún error en el artículo ? Comunicalo aquí

    DMCA.com Protection Status
    Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

     

    Hay publicados 210 comentarios sobre “La situación legal de desempleo” (baja al final de la página para dejar el tuyo)

    1. Hola Oscar, buenas tardes, me gustaría comentarte mi caso para que me asesores gracias.
      Desde marzo tenía un contrato fijo discontinuo que solo me daba un mes y medio de trabajo al año, en el mes de Julio me salió un trabajo que me aseguraba trabajo durante más meses al año y eso me ayudaba a pagar mis facturas, lo pensé detenidamente y pensé cambiar de trabajo, creo que todo el mundo hubiera hecho lo mismo, cambiar para mejorar, pues el 1 de agosto anuncie a la empresa del contrato fijo discontinuo que me daba la baja voluntaria y le daba los 15 días, como era un contrato fijo discontinuo podía empezar a trabajar en el otro trabajo, porque podía en esos 15 días combinar los dos, ya que el contrato fijo discontinuo solo trabajaba algún día a la semana. Empeze a trabajar en este trabajo con la mala suerte que el día 8 de agosto cuando Llevaba 7 días de trabajo tengo un accidente y el médico me dio la baja, sigo estando de baja en estos momentos, la empresa nueva en ese momento me dice que tranquila que me recupere y no hay ningún problema, que no me preocupe. Entonces por eso a los 15 días firmo la baja voluntaria del trabajo fijo discontinuo estando de baja temporal ya que la otra empresa me dijo que me esperaba a que me recuperaba, yo estaba tranquila y mi sorpresa fue que a los pocos días me echaron del otro trabajo alegando despido por no haber superado periodo de prueba. Mi pregunta es según lo que he leído en vuestro artículo, es que ahora yo no estaría en situación legal de desempleo. No puedo hacer nada? ya que yo no tengo culpa de esta situación y la verdad es que ahora con mi edad 55 años es muy difícil conseguir Trabajo. Podría exponer mi caso al Sepe para que lo analize.
      Muchas gracias.
      Un saludo

    2. Hola, mi mujer dejo de trabajar para cuidar a su tio y después a su madre. ¿Estaría en situación legal de desempleo?

      • Hola Juan. Si ella pidió la baja voluntaria o una excedencia que aún no ha finalizado, no estaría en situación legal de desempleo. Esto es porque el cese en el trabajo, aunque justificado por la necesidad de cuidad a…  [continúa] (ref. 146615)

    Deja un comentario

    He leído y ACEPTO las normas de uso de comentarios y la política de privacidad (+info) *

    Para enviar el comentario debes rellenar todos los campos y aceptar las normas de uso y política de privacidad | Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital SL| Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting | Derechos: Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento expreso. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos contactando en info@gestiontecnicadigital.com. (+información completa).