Pensiones no contributivas. Cómo solicitarlas | Jubilación

Pensiones no contributivas. Cómo solicitarlas

Hay dos tipos de pensiones no contributivas: de jubilación y de invalidez, que pueden solicitarse cuando no se ha cotizado lo suficiente para acceder a una pensión ordinaria.  Guía actualizada 2022

Las pensiones no contributivas

Actualizado: 28/06/2022

Según datos oficiales, más de 260.000 personas cobran una pensión no contributiva de jubilación y unas 190.000 una no contributiva de invalidez. En esta guía explicamos qué es cada una de ellas y cómo solicitarlas en 2021.

A) LAS PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS DE JUBILACIÓN (PNC)

¿Qué es una pensión no contributiva de jubilación?

Las pensiones no contributivas de jubilación (PNC) son aquellas que el Estado concede a las personas que alcanzan la edad de jubilarse y se encuentran en situación de necesidad porque no han podido solicitar una pensión contributiva ordinaria al no llegar a los 15 años mínimos de cotización que se exigen.

 

Gracias a las pensiones no contributivas, se garantiza que las personas en edad de jubilación tendrán unos recursos mínimos para poder subsistir. Se trata por lo tanto de una ayuda asistencial, a personas en situación de necesidad y sin ingresos suficientes.

 

Lo que se cobra con las pensiones no contributivas de jubilación, unos 402 euros al mes cuando es íntegra, es mucho menos que lo que corresponde a las pensiones ordinarias.

¿Cuánto se cobra en una pensión no contributiva de jubilación en 2022?

Cuantía pensiones no contributivas 2022

 

La cuantía individual de la pensión para cada ciudadano se establecen función de sus rentas personales y/o de las de su unidad económica de convivencia. La pensión mínima completa en 2022 no puede estar por debajo de los 421,40 euros mensuales (5.899,60 al año). Este importe incorpora la subida de pensiones para 2022.

La cuantía individual de la pensión para cada ciudadano se establece, en función de sus rentas personales y/o de las de su unidad económica de convivencia; no pudiendo ser inferior a la mínima del 25%, 1.474,90 euros anuales.
Los pensionistas de invalidez no contributiva cuyo grado de discapacidad sea igual o superior al 75% y acrediten la necesidad del concurso de otra persona para realizar los actos esenciales de la vida, percibirán además un complemento del 50% de los 5.899,60 euros anuales, fijado en 2.949,80 euros anuales.

Subida excepcional de un 15% de las pensiones no contributivas durante 6 meses

Importante:   de forma excepcional y durante 6 meses (hasta el 31 de diciembre de 2022),  el gobierno ha aprobado aumentar esos importes en un 15%, para compensar los efectos económicos de la crisis provocada por la guerra.

Todos los pensionistas de no contributivas, tanto de jubilación como de invalidez, verán aumentada su pensión en un 15% a partir de julio y hasta finales de año 2022.

El Ingreso Mínimo Vital y las pensiones no contributivas suben un 15%

 

Requisitos para pedir una pensión no contributiva de jubilación

  • Tener cumplidos 65 años de edad o más.
  • No tener derecho a una pensión de jubilación contributiva.
  • Ser residente legal en España, con un mínimo de 10 años de residencia acreditados entre la edad de 16 años y el momento de la solicitud. Además, la residencia legal se exige siempre en los dos últimos años inmediatamente anteriores a la solicitud de la pensión y de forma ininterrumpida.
  • No estar recibiendo ingresos que provengan de otras pensiones y ayudas incompatibles, como la Pensión no Contributiva de Invalidez, las Pensiones Asistenciales, los Subsidios de Garantía de Ingresos Mínimos y por Ayuda de Tercera Persona, así como con la condición de causante de la Asignación Familiar por hijo a cargo con discapacidad.
  • Tener carencia de rentas. Esto significa que los ingresos anuales de quien solicita la pensión no pueden superar los 5.899,60 euros. (tope de rentas actualizado para 2022).

Carencia de ingresos en 2022 para pensiones no contributivas

Además, cuando la persona que solicita la pensión convive con otras, como en los casos de matrimonio y parientes hasta segundo grado (padres, hijos, nietos, abuelos y hermanos del solicitante), se tienen en cuenta los ingresos del conjunto de miembros (llamado “unidad económica”) y cambian los límites de ingresos, es decir, hay un doble requisito de rentas: el individual de quien solicita la pensión y el de su unidad económica (familia con la que convive), que tampoco puede superar un determinado tope, que es este:- Convivencia sólo con su cónyuge y/o parientes consanguíneos de segundo grado: el máximo de ingresos que puede tener la unidad económica es: cuando conviven dos personas, 10.029,32 euros al año. Cuando son tres los que conviven, 14.159,04 . Cuando son cuatro, 18.288.76 euros año, etc. (valores ya actualizados para 2022).Si entre los parientes consanguíneos con los que convive se encuentra alguno de sus padres o hijos, el máximo de ingresos de la unidad económica será el siguiente: para dos personas que convivan, 25.073,30 euros al año . Para tres, 35.397,60 .euros al año. Para cuatro, 45.721,90, etc.

 

 

Trámites para solicitarla

La solicitud se podrá presentar en las Oficinas de los Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas, en las Oficinas del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), o en cualquier Oficina de la Seguridad Social. (donde solicitar la pensión no contributiva en cada Comunidad autónoma) En las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla la solicitud se presentará directamente en el IMSERSO.

¿Durante cuánto tiempo se concede la pensión no contributiva?

La pensión es vitalicia, es decir,  se concede hasta el fallecimiento del solicitante, siempre y cuando, el trabajador siga cumpliendo todos los requisitos para poder seguir cobrándola (carencias de rentas, fundamentalmente).

Obligaciones del pensionista:

Las personas que hayan solicitado ésta pensión tienen la obligación de: comunicar a la Entidad Gestora de cualquier cambio que pueda afectar al reconocimiento de la pensión y de presentar el primer trimestre de cada año, la declaración de la renta, de manera que pueda demostrar que sigue cumpliendo el requisito de la carencia de rentas.

B) LAS PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS DE INVALIDEZ

Las personas que carecen de ingresos y tienen un grado de invalidez igual o superior al 65% pueden solicitar una pensión no contributiva de invalidez.

Explicamos los requisitos y trámites en esta guía: pensiones no contributivas de invalidez.

 

Las pensiones no contributivas de invalidez ¿a quién protegen?

Compártelo