Ser vigilante de seguridad: requisitos y pruebas de acceso

¿Quieres ser vigilante de seguridad? Descubre los requisitos, el proceso de selección y las pruebas específicas que debes superar.

Vigilantes de Seguridad

Si estás considerando convertirte en un vigilante de seguridad aquí encontrarás una guía completa que abarca desde los requisitos generales hasta las pruebas específicas y la formación necesaria para acceder a esta profesión.

El acceso a la profesión de Vigilante de Seguridad

Para acceder, es necesario superar un proceso selectivo que incluye pruebas teóricas y físicas, además de cumplir con una serie de requisitos generales.

Este proceso está regulado por el Ministerio del Interior y las Comunidades Autónomas. Pero, ¿sabías que cada Comunidad Autónoma puede tener sus propias especificaciones? Por lo tanto, es crucial informarse bien según la región en la que desees trabajar.

Requisitos generales

Los requisitos generales que dan acceso son:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Tener la nacionalidad de un país de la Unión Europea o tener permiso de residencia y trabajo en España.
  • No tener antecedentes penales.
  • Poseer la aptitud física y psicológica necesaria.

Además de estos requisitos básicos, algunos empleadores pueden exigir certificaciones adicionales, como un curso de manejo de conflictos o habilidades avanzadas en primeros auxilios.

El curso de formación de Vigilante de Seguridad

Antes de presentarte a las pruebas, es necesario realizar un curso de formación específico. Este curso abarca tanto aspectos teóricos como prácticos y es impartido por centros de formación acreditados.

El curso suele tener una duración de 180 horas y abarca temas como seguridad privada, primeros auxilios y defensa personal. Algunos centros de formación ofrecen prácticas en empresas de seguridad, lo que puede ser una excelente oportunidad para adquirir experiencia y hacer contactos en la industria.

Abono de la tasa y presentación de solicitud

Una vez completado el curso, deberás abonar una tasa para poder presentarte a las pruebas. La solicitud y el pago se realizan generalmente en línea a través de la página web del Ministerio del Interior.

Es vital guardar todos los comprobantes y documentos que acrediten el pago de las tasas y la finalización del curso de formación. Estos documentos serán necesarios en diferentes etapas del proceso de selección y pueden ser requeridos por futuros empleadores.

¿En qué consisten las pruebas?

Las pruebas constan de un examen teórico y pruebas físicas. El examen teórico evalúa tus conocimientos en seguridad privada, primeros auxilios y legislación.

Las pruebas físicas pueden incluir carreras de velocidad, pruebas de resistencia y ejercicios de fuerza. Las pruebas físicas no solo evalúan tu capacidad para correr o levantar peso; también se centran en tu habilidad para manejar situaciones de estrés físico. Por ejemplo, podrías tener que demostrar tu capacidad para trepar o nadar, habilidades que podrían ser cruciales en ciertos escenarios laborales.

Temario de las pruebas a Vigilante de Seguridad, Escolta Privado o Vigilante de Explosivos

El temario varía según la especialidad a la que te presentes. Para vigilante de seguridad, se incluyen temas como seguridad privada, primeros auxilios y defensa personal.

Para escolta privado y vigilante de explosivos, se añaden módulos específicos relacionados con la protección de personas y el manejo de explosivos.

  • Módulos profesionales de formación previa exclusivos para Escolta Privado
  • Si optas por la especialidad de escolta privado, deberás completar módulos adicionales que incluyen técnicas de protección, conducción de vehículos y manejo de armas.

  • Módulos profesionales de formación previa exclusivos para Vigilante de Explosivos
  • Para la especialidad de vigilante de explosivos, los módulos adicionales abarcan el manejo y transporte de explosivos, así como las medidas de seguridad específicas para este tipo de material.

    Plantillas de corrección del último proceso selectivo

    Es recomendable consultar las plantillas de corrección de los últimos procesos selectivos para tener una idea clara de qué esperar en las pruebas y cómo prepararte de la mejor manera posible.

    Oportunidades laborales en el sector

    Una vez que hayas superado todas las pruebas y cumplido con los requisitos, las oportunidades laborales son variadas. Puedes trabajar en empresas de seguridad privada, en eventos, centros comerciales, o incluso ofrecer tus servicios de manera independiente. Además, la demanda de profesionales en este sector está en constante crecimiento, lo que hace que sea una opción laboral muy atractiva.

    Actualización y formación continua

    Es fundamental mantenerse actualizado en las últimas técnicas y regulaciones. Muchas empresas ofrecen formación continua a sus empleados, y existen numerosos cursos y certificaciones que te permitirán especializarte aún más en tu campo.

    Convertirse en un vigilante de seguridad es un proceso que requiere preparación, tanto física como teórica. Desde cumplir con los requisitos generales hasta superar las pruebas específicas, cada paso es importante para acceder a esta profesión.


    10 frases que no deberías de incluir en tu CV


    Pulsa para la guía "20 formas de buscar trabajo que quizá no conoces"

    Si te ha parecido útil, comparte este artículo

    Deja un comentario

    Algunas respuestas se envían directamente por email y no se publican en la web.  Recuerda que es obligatorio marcar la aceptación en la casilla de "política de privacidad y normas de comentarios".

    Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Los datos de contacto y contenido del mensaje pueden ser cedidos a un especialista para resolver la cuestión planteada, sin compromiso por ninguna de las partes. En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |