fbpx

UGT denuncia el fraude de las prácticas no laborales, por el que se pierden más de 300.000 empleos al año

Una universidad pública contrató en los últimos cuatro años a más de 570 estudiantes para realizar tareas que deberían haber sido realizadas por personal laboral contratado.


Según estimaciones del sindicato, en 2018 más de 866.079 personas realizaron prácticas no laborales,  con “falta de formación real, inadecuación de contenidos, no tutorización e incluso la utilización de las mismas para suplir contratos de trabajo”.  

El número total de puestos de trabajo que se podrían haber generado de no existir estas prácticas se aproxima a los 300.000 empleos al año.  Si estas personas hubieran cobrado el Salario Mínimo Interprofesional, el impacto positivo en la recaudación de la Seguridad Social por cotizaciones superaría los 1.143,4 millones de euros.

Este fraude no solo es realizado por empresas privadas. UGT pone como ejemplo el caso de varias universidades públicas, como la Carlos III de Madrid, a la que la Seguridad Social le reclama 1,5 millones de euros por contar con 570 estudiantes becarios para desempeñar tareas de forma irregular, “porque su trabajo excedía al propio de unas prácticas extracurriculares y lo venían desarrollando en áreas o servicios diferentes al tipo de estudios para el que se realizan las prácticas, asumiendo tareas y funciones para las que la UC3M debería de tener personal profesional contratado.”

Para poner fin a esta situación, UGT en su informe pide que se acuerde un “Estatuto de las Prácticas no laborales” en el marco del Diálogo Social, donde se recojan 3 claves fundamentales:

  • Una legislación más garantista para el propio alumnado en aquellas prácticas no laborales curriculares, donde se potencien los sistemas de control y se refuerce la finalidad formativa de las mismas.
  • Ante el uso fraudulento tan extendido de las prácticas extracurriculares, así como su falta de relación con una verdadera mejor formación del alumnado, es necesaria la laboralización este tipo de prácticas no laborales extracurriculares, máxime si tenemos en cuenta que existen ya modalidades contractuales ad hoc para este tipo de situaciones.
  • Registro y control de las prácticas no laborales en un sistema centralizado, para conocer cuántas personas en nuestro país están realizando prácticas no laborales y, de este modo, poder hacer un seguimiento más pormenorizado de las mismas.


Otros artículos relacionados sobre prácticas no laborales


Guía del becario. Todo sobre las prácticas laborales y no laborales en empresas



Diferencias entre becas, contrato para la formación y contrato en prácticas






Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal. Contenido protegido con copyright.

Deja un comentario

Formulario para comentarios y opiniones. No se garantiza respuesta a todas las dudas particulares. Antes de pulsar el botón de "publicar" no olvide marcar la casilla de Condiciones de uso y Política de privacidad.

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |