El Tribunal Supremo resuelve a favor de los bancos


 

 

Indignación entre las organizaciones de consumidores por esta rectificación sin precedentes del Supremo. Por 15 votos a favor y 13 en contra, nada cambia y no se devolverán los impuestos de las hipotecas.

 
* Nota de actualización a 9/11/2018. Por Real Decreto-ley 17/2018, de 8 de noviembre, el gobierno ha modificado la normativa reguladora del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y su reglamento de 1995. Conforme a lo dispuesto en este Real Decreto-ley, por la gravedad y excepcionalidad creadas por las decisión judicial del Tribunal Supremo, se modifica la legislación para que a partir del sábado 9 de noviembre corresponda a los bancos pagar el impuesto de las hipotecas, como sujeto pasivo del impuesto en los préstamos con garantía hipotecaria. Con ello, dejan de ser los clientes los obligados al pago de este impuesto, como había decidido mantener el Tribunal Supremo en la sentencia que comentamos a continuación.

 

El Tribunal Supremo rectifica en favor de los bancos

 
07/11/2018
 
En una parca nota de prensa, el Tribunal Supremo ha dado a conocer una de sus decisiones más polémicas en los últimos años

“El Pleno de la Sala III, tras dos días de deliberaciones, ha acordado por 15 votos a 13 desestimar los recursos planteados y volver al criterio según el cual el sujeto pasivo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en los préstamos hipotecarios es el prestatario. El texto de las sentencias se conocerá en los próximos días.”

(Tribunal Supremo, 07/11/2018)

 
Más allá de los fundamentos jurídicos de la sentencia, que aún está por conocer, la propia división del Tribunal (15 votos frente a 13) pone de manifiesto que algo no se ha hecho bien en este asunto.  Según publican distintos medios, fue el voto del presidente de la Sala Tercera, Luis María Diez-Picazo, el que deshizo el empate en la votación después de dos días de deliberaciones y presiones.

 

Queda anulada la anterior sentencia del Tribunal Supremo que imponía a los bancos el pago del impuesto de las hipotecas.

 
Con esta decisión, el Pleno de la Sala III corrige y anula la histórica sentencia que el pasado 16 de octubre rompía con la jurisprudencia anterior y declaraba que en las escrituras notariales de préstamos hipotecarios le correspondía al banco y no al cliente el pago del impuesto sobre actos jurídicos documentados.
 
En una hipoteca media de 150.000 euros, el pago de este impuesto supone para el solicitante de la hipoteca entre 750 y 2.250 euros, según el tipo que aplica cada Comunidad Autónoma.
 
El gobierno calculó que las consecuencias económicas para el sector bancario, en caso de que fuera retroactivo el deber de devolver el impuesto a los clientes, estaban por encima de los 5.000 millones de euros.   Con la decisión actual de la Sala III del Tribunal Supremo desaparece esta amenaza para las entidades financieras.

 

Las organizaciones de consumidores están siendo especialmente críticas con esta decisión

 
Para OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), la decisión del Tribunal Supremo es “una sentencia inaudita que supone una marcha atrás sin precedentes en contra de la propia jurisprudencia del Tribunal y que perjudica a más de 12 millones de familias en España.  La sentencia pone en cuestión la independencia de poder judicial frente al poder de la banca y crea una situación de desconcierto e inseguridad jurídica en la sociedad.”
 
FACUA considera una  “absoluta aberración” la decisión, que “supone rectificar una sentencia del propio Tribunal Supremo que era absolutamente clara, que no dejaba lugar a dudas y no tenía resquicios en cuanto a la posible interpretación”.
 
La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España,  ADICAE , lamenta que “una monumental campaña de la banca para no pagar” haya provocado esta rectificación del Tribunal Supremo.

 

El conflicto queda cerrado en falso. Las propias organizaciones de consumidores y una parte importante de los expertos jurídicos consultados no tienen duda en que este asunto llegará finalmente al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.
 
Sin embargo, el daño causado a la credibilidad y coherencia del Tribunal Supremo será difícil de reparar. Las declaraciones de su presidente, Carlos Lemes, en las que días atrás pedía disculpas por la “deficiente” gestión de este asunto no parecen suficientes ni convincentes.

 

Documentos relacionados:
 
Anterior Sentencia del Tribunal Supremo 3422/2018 de 16 de octubre de 2018 (pdf)
Nota de prensa del Tribunal Supremo (7/11/2018)
 

Un artículo de la redacción de Loentiendo.com

la redacción de Loentiendo.comAbogados, Graduados Sociales y redactores especialistas en derecho laboral.


¿Has encontrado algún error en el artículo ? Comunicalo aquí

DMCA.com Protection Status
Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

 

Deja un comentario

He leído y ACEPTO las normas de uso de comentarios y la política de privacidad (+info) *

Para enviar el comentario debes rellenar todos los campos y aceptar las normas de uso y política de privacidad | Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital SL| Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting | Derechos: Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento expreso. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos contactando en info@gestiontecnicadigital.com. (+información completa).