El desfase entre subida de precios y salarios empobrece a los trabajadores

Los sindicatos reclaman que se corrija el desfase entre la subida de la inflación y los salarios

La inflación media en 2021 fue del 3,1%, la más alta en diez años. Y muy superior a la subida de salarios que han tenido la mayoría de trabajadores.

¿Cuánto han subido realmente los precios en 2021?

Actualizado: 17/01/2022

 

El IPC se situó en diciembre en el 6,5% de tasa interanual, su nivel más alto desde mayo de 1992. Y la inflación media se colocó en el 3,1%.

IPC diciembre 2021
Pulsa imagen para ampliar

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) la tasa de variación anual del IPC del mes de diciembre alcanzó el 6,5%. 

Este valor compara lo que costaba comprar una “cesta de la compra” en diciembre de 2020 y lo que costaría exactamente esa misma cesta en diciembre de 2021.  La misma cesta de productos y servicios sería en diciembre de 2021 un 6,5% más cara que en diciembre del año anterior.  Pero ¿es eso lo que realmente han subido los precios a lo largo de todo el año pasado?

Sin embargo, en los análisis económicos estamos escuchando otro concepto distinto: el de inflación media, que ha sido del 3,1%.

¿Cuál es la diferencia entre la tasa anual del IPC y la inflación media?

  • El dato de la variación de la tasa anual del IPC de un 6,5% en diciembre registra el incremento de precios que se ha producido entre dos momentos concretos: diciembre de 2020, por un lado y diciembre de 2021, por otro.  Sería como comparar dos fotografías de una misma compra realizada en esos dos meses en concreto, pero sin tener en cuenta lo que ha sucedido en materia de precios en los meses intermedios.
  • Por eso, además del dato de tasa anual del IPC, se utiliza otro indicador: el de la tasa media de inflación, o inflación media, que en 2021 ha sido del 3,1%.  Este valor se obtiene al calcular la media de la variación del IPC de todos y cada uno de los 12 meses y es un valor más aproximado a la realidad. Por ello es el que, por ejemplo, sindicatos y empresarios van a utilizar como referencia para negociar las subidas salariales en 2022.

Los trabajadores pierden poder adquisitivo.  Su sueldo vale menos

Esta subida imprevista de los precios ha supuesto una importante pérdida de poder adquisitivo del salario de los trabajadores. Según los datos que aportan los sindicatos, mientras que los precios subieron a lo largo de 2021 un promedio del 3,1%, la subida media de los salarios en el último año apenas ha superado el 1,5%.

CCOO ha recordado que los convenios colectivos registrados cubren a 7,68 millones de trabajadores y que prácticamente la totalidad de los trabajadores tendrá subidas salariales por debajo de la inflación. “El 16% de los trabajadores tiene pactadas subidas del 0% y el 15% cuenta con subidas por debajo del 1%. Un 46% registrará alzas de entre el 1 y el 2%, mientras que un 17% verá su sueldo incrementado entre el 2,01 y el 3%, según lo pactado en sus convenios. CCOO también alerta de que solo el 6% de los trabajadores con convenio en vigor tiene pactadas subidas iniciales por encima del 3%.

“En ausencia de cláusulas de salvaguarda salarial, la inmensa mayoría de la población asalariada cubierta por un convenio colectivo perderá poder adquisitivo en 2021”, explican desde CCOO.

Desde los sindicatos se pide a los empresarios que en la negociación del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC)  se compense este  desfase entre salarios y precios, para que “la subida de la inflación no recaiga sobre las espaldas de los trabajadores”.  Y al Gobierno, que convoque “inmediatamente” a la mesa de diálogo social para abordar con urgencia la actualización del SMI para 2022

Unión Sindical Obrera (USO) ha advertido de que si los salarios no crecen de acuerdo con la subida del IPC del 6,5% registrada al cierre de 2021 (la mayor en los últimos 20 años), España corre el riesgo de sufrir aún más desigualdad y mayor precariedad de la que sufre actualmente.

UGT ha señalado en un comunicado que los asalariados en 2021 perdieron 1,6 puntos porcentuales de media de poder adquisitivo y 2,6 puntos en el caso de los receptores del salario mínimo interprofesional (SMI), en un momento en el que “se necesitaba el impulso del consumo de los hogares para afianzar esta recuperación”.  El sindicato reclama que los convenios recojan una subida salarial para 2022 superior a la previsión de la inflación media, del 3,7%, y que incluyan cláusulas de revisión salarial, para garantizar que los trabajadores conservan su poder adquisitivo ante el repunte de la inflación.

Fuente estadística: INE

Compártelo