¿Quién paga tu pensión? Sistemas de reparto y sistemas de capitalización

El Estado no guarda las cotizaciones de cada trabajador para su futura pensión.


Pensiones contributivas y pensiones no contributivas ¿cuál es la diferencia?

En nuestro sistema hay dos tipos de pensiones, las contributivas y las no contributivas.

A) Las pensiones no contributivas (de jubilación o de incapacidad) son aquellas que se conceden a personas que se encuentran en situación de necesidad, no tienen recursos propios y nunca han cotizado… o si lo han hecho, no lo suficiente para cobrar una pensión contributiva.  Por ejemplo, las personas mayores de 65 años que carecen de ingresos y son residentes en España durante al menos 10 años tienen derecho a una pensión no contributiva de jubilación de 392 euros al mes.

Las pensiones no contributivas se entienden son una ayuda asistencial y se financian con los presupuestos del Imserso, (Instituto de Mayores y Servicios Sociales).

B) Las pensiones contributivas son aquellas que se pagan en función de las cotizaciones que ha aportado el trabajador y las empresas para las que ha trabajado a lo largo de su vida laboral.    Se diferencian de las anteriores en que no tienen un importe fijo. En las pensiones contributivas de jubilación, por ejemplo, se cobra según las cantidades y el tiempo que ha cotizado el trabajador: a más cotización y durante más años, más pensión de jubilación se recibe. Precisamente se llaman “contributivas” porque se recibe en función de lo que se ha contribuido al sistema de la Seguridad Social.

¿Sistema de reparto o sistema de capitalización?

Visto esto, se podría pensar que cada trabajador tiene una especie de hucha en la que se van guardando sus cotizaciones para pagarle su futura pensión de jubilación, como si fuera un  plan de pensiones.  En algunos países funciona así y se llama “sistema de capitalización” , pero no es el que tenemos en España.

En España tenemos un “sistema de reparto”,de modo que las actuales pensiones se pagan con lo que aportan los trabajadores que están en activo en este momento.

El sistema de reparto es una especie de solidaridad entre generaciones y entre territorios, de tal forma que todas las pensiones 2019 se pagan mediante lo que cotizan los activos de 2019 en toda España.  

¿Y quien pagará la jubilación de los que dejen de trabajar por ejemplo en el año 2030?.  Se pagarán con las cotizaciones de quienes estén trabajando en esa fecha.

Este sistema de reparto tiene algunos riesgos, sobre todo cuando hay una crisis económica y disminuye mucho el número de cotizantes como consecuencia del paro y la economía sumergida. Se tienen que seguir pagando las mismas pensiones de los jubilados, pero con muchos menos personas aportando a la caja común.  En agosto de 2019, el número de trabajadores afiliados cotizando es de 2,31 por cada jubilado.


Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.