¿Puedo cobrar el paro si tengo deudas con Seguridad Social o el SEPE?

A la hora de cobrar el paro, ¿cómo afectan las deudas del trabajador con la Seguridad Social o el Servicio Público de Empleo ?

Cobrar el paro con deudas a la Seguridad Social

La posibilidad de que el trabajador pueda cobrar el paro o no, dependerá del origen de la deuda, si es con la Seguridad Social o con el propio Servicio de Empleo, SEPE (antiguo INEM).

Deudas con la Seguridad Social (INSS o TGSS)

Actualizado: 14/12/2020

Si la deuda es con la Seguridad Social, al igual que con Hacienda, únicamente se podrá embargar la prestación por desempleo en el importe que supere el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), según la escala que se puede consultar en el artículo sobre el embargo del paro . El embargo se tendrá que hacer a través de una orden judicial, o una resolución administrativa de embargo. Y el importe embargable será sobre la cuantía líquida o neta.

Se pueden recibir prestaciones por desempleo teniendo deudas con la Seguridad Social, pero los importes podrán ser embargados para pagar esa deuda, respetándose sin embargar el importe del Salario Mínimo Interprofesional, 950 euros mensuales en 2020.

Caso especial de los autónomos que quieren cobrar la prestación por cese de actividad

Los autónomos, si se dan de baja de su actividad no pueden pedir directamente las ayudas por desempleo, pero si pueden pedir la prestación por cese de actividad , el llamado “paro de los autónomos”, si han cotizado específicamente para esta prestación al menos 12 meses, pero en este caso, no se pueden tener deudas con la Seguridad Social. En caso de tenerlas, la prestación no será aprobada, aunque el Servicio de Empleo da un plazo de 30 días para regularizar las deudas y poder pedir la prestación después.


Deudas con el Servicio Público de Empleo (SEPE)

Hay casos en el que los trabajadores tienen deudas con el Servicio Público de Empleo Estatal, por haber recibido anteriormente el cobro indebido de una prestación.

En estos casos, el SEPE reclamará la devolución de este cobro indebido, y en el caso de que se le vuelva a reconocer una nueva prestación por desempleo, no pagará ninguna cantidad por la nueva prestación hasta que no se haya devuelto la totalidad de la deuda por el cobro indebido. En este caso no se produce un embargo de la prestación, sino una compensación.

Ejemplo: Marcos recibió una prestación de 800 euros durante 4 meses, pero luego el SEPE dictó una resolución de cobros indebidos, porque Marcos había tenido unos ingresos extraordinarios que no había declarado, y por ello se le exige la devolución de la cantidad de 3.200 euros recibida. Mientras que se ha resuelto esto, Marcos ha vuelto a cotizar, ha sido despedido y vuelve a pedir la prestación por desempleo. En este segundo caso al trabajador se le ha reconocido una prestación durante 8 meses, cobrando 1.000 euros los primeros 6 meses.

El Servicio de Empleo no pagará a Marcos durante los primeros 3 meses de prestación, y el cuarto mes pagará solo 800 euros. De esta forma, se compensará la deuda que Marcos tenía con el Servicio de Empleo, y a partir del quinto mes ya sí recibirá su prestación completa.

El sentido de este hecho es que el Servicio de Empleo considera que ya se ha recibido anticipadamente una prestación por desempleo que no se tenía que haber recibido, y cuando se tiene derecho a la nueva prestación, no se cobra, porque ya se cobró esta anticipadamente. Esta situación fue admitida por el Tribunal Supremo, por ejemplo en STS de 22 de octubre de 2008 permitiendo que no se cobre ninguna cantidad por la nueva prestación hasta que finalice la compensación. No se produce ningún embargo, ya que el embargo y la compensación son situaciones distintas. Por este hecho, no se aplican los límites del embargo.

Este criterio, que aplica actualmente el SEPE, ha sido cuestionado en varias sentencias.

Por ejemplo, en la Sentencia 1093/2016 (pdf), Tribunal Supremo, Sala de lo Social, de 21 de Diciembre de 2016, el Tribunal considera que incluso existiendo nueva prestación y deuda pendiente por cobros indebidos, debe respetarse un mínimo inembargable, correspondiente al importe de la pensión no contributiva mínima.

” ( ) atendiendo a que el propio legislador -exposición de motivos de la Ley 26/1990 – ha optado por establecer como mínimo económico vital de subsistencia en el sistema de la Seguridad Social, el fijado para las pensiones no contributivas. Y […] si cualquier ciudadano que reúna los requisitos legales tiene derecho, aun sin haber cotizado a la Seguridad Social, a obtener ese nivel mínimo de ingresos, con mayor razón deberá mantenerlo quien es beneficiario del sistema contributivo de la Seguridad Social, aunque haya percibido parte de sus prestaciones indebidamente y deba cumplir con su obligación de reintegrar aquello que cobró sin tener derecho»

¿Puedo solicitar al SEPE la devolución de un cobro indebido en pagos fraccionados?

Si, es posible, incluso hay un formulario especial para ello, que se puede descargar en pdf desde este enlace (pdf).

En las instrucciones del propio formulario, se indica lo siguiente:

  • El trabajador solicita “que me sea concedida la compensación parcial de mi deuda con la prestación de la que soy beneficiario/a, en el plazo de amortización de meses.
  • Manifiesto que de acuerdo con la documentación que se adjunta a la presente solicitud, indicada en el apartado siguiente, los motivos que justifican la concesión de la compensación parcial de mi deuda con la prestación de la que soy beneficiario/a son: Que mi situación económico-financiera y del resto de miembros de mi unidad familiar, me impide efectuar el ingreso de la deuda en el plazo indicado u otros.
  • Declaro bajo mi responsabilidad que son ciertos los datos que consigno en la presente solicitud.
  • Quedo informado de que: La compensación parcial lleva aparejada el correspondiente tipo de interés legal de demora vigente durante la compensación realizada.
  • Si causara baja en la prestación, quedando pendiente aún parte de la deuda contraída, deberé hacerla efectiva íntegramente en el plazo de 15 días hábiles, a contar desde la fecha de la baja, pudiendo solicitar en el mismo plazo, el pago aplazado y de que el incumplimiento del pago indicado en el apartado anterior, dará lugar al traslado de la deuda pendiente a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), para su reclamación con un recargo del 20 %, más los intereses que resulten de aplicación desde la finalización del período voluntario de pago.

  • ¿Y si es la empresa la que tiene deudas con la Seguridad Social?

    En ese caso el trabajador sí que podrá cobrar el paro, pero con algunas especialidades y límites, y pueden surgir algunos problemas. Se puede consultar toda la información sobre estos casos en el artículo sobre cobrar el paro si la empresa no ha cotizado (+ info)


    Compártelo

    Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.