Cómo protegerte del ransomware

Uno de los peligros más alarmantes en la era digital es el ransomware, una amenaza informática que ha afectado a miles de ordenadores en todo el mundo.


El ransomware infecta tu ordenador

Esta forma de malware se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para particulares y empresas, poniendo en peligro no solo los datos, sino también la continuidad de los negocios.

¿Qué es el ransomware?

El ransomware es una categoría de malware diseñada por ciberdelincuentes con el propósito de bloquear el acceso a un ordenador o cifrar parte de la información almacenada en él. Su objetivo final es simple pero nefasto: obligar a las víctimas a pagar un rescate para recuperar el acceso a sus datos o sistemas.

Es como un secuestro virtual de la información, donde los atacantes exigen un pago a cambio de liberar los datos.

Este tipo de malware no hace distinciones y puede afectar a usuarios domésticos, pequeñas y grandes empresas, gobiernos e incluso servicios críticos como hospitales y centrales energéticas. Los daños causados por el ransomware pueden ser temporales o permanentes, y las consecuencias económicas pueden ser devastadoras.

Unas recomendaciones para protegerse

La buena noticia es que existen medidas preventivas que todos podemos tomar para protegernos y minimizar los riesgos. Aquí hay algunas recomendaciones clave:

  • Realizar copias de seguridad: Mantén al menos dos copias de seguridad actualizadas de tu información de manera regular. Asegúrate de que estas copias se almacenen en ubicaciones diferentes y realiza pruebas para asegurarte de que puedas restaurar la información correctamente si es necesario.
  • Navegación segura: Evita visitar sitios web sospechosos y descargar archivos de fuentes no confiables en Internet. Muchos ataques de ransomware comienzan con la descarga de archivos infectados o al hacer clic en enlaces maliciosos.
  • Conciencia sobre la ingeniería social: Presta atención a las tácticas de ingeniería social utilizadas por los atacantes. En muchos casos, obtienen acceso a contraseñas y datos sensibles a través de engaños y manipulación psicológica. Sé cauteloso al proporcionar información personal o credenciales de inicio de sesión.
  • Mantener el software actualizado: Actualiza regularmente tu sistema operativo, navegadores, antivirus y otros programas. Los desarrolladores lanzan actualizaciones para corregir vulnerabilidades y mejorar la seguridad. El uso de software obsoleto puede dejar tu sistema vulnerable a los ataques.
  • Restringir accesos de usuario: Limita los privilegios de acceso de los usuarios en tu computadora. No todos los usuarios deben tener acceso de administrador, ya que esto puede facilitar el acceso no autorizado.
  • Contraseñas seguras: Utiliza contraseñas sólidas y cambia tus contraseñas periódicamente. Considera el uso de autenticación de dos factores cuando sea posible.
  • Software de seguridad: Instala software antivirus, antimalware y antispam y escanea regularmente tus dispositivos para detectar amenazas.
  • Configuración de correo electrónico: Configura correctamente tu correo electrónico y sé escéptico con los correos electrónicos no solicitados o de origen desconocido. El correo electrónico es una de las principales vías de entrada para el ransomware.
  • Utilizar vacunas contra el ransomware: El Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT) ha desarrollado una vacuna para prevenir ataques de ransomware específicos. Esta herramienta puede ser una defensa adicional contra este tipo de amenaza.
  • Qué hacer si ya estás afectado

    Si desafortunadamente te encuentras en la situación de estar infectado, es importante tomar medidas con rapidez y precisión. Aquí hay un conjunto de pasos a seguir:

    • No Pagar el Rescate: Aunque pueda ser tentador, pagar el rescate no garantiza la recuperación de tus datos y solo refuerza el negocio de los delincuentes.
    • Contactar con las Autoridades: Si tienes un plan de respuesta ante incidentes, actívalo de inmediato. Si no, contacta con el Centro de Respuesta a Incidentes CERTSI de INCIBE para recibir orientación sobre cómo proceder.
    • Aísla los Equipos Infectados: Desconecta los equipos afectados de la red para evitar que el ransomware se propague a otros dispositivos. Apaga los equipos que no estén completamente afectados para limitar los daños.
    • Clona Discos Duros: Si es posible, realiza copias de seguridad de los discos duros infectados, ya que pueden servir como evidencia o para recuperar datos en el futuro.
    • Recoge Muestras: Si es factible, recoge muestras de archivos cifrados o del ransomware en sí para ayudar en investigaciones posteriores.
    • Denuncia el Incidente: Denuncia el ataque a las autoridades, como el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil o la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional.
    • Cambia Contraseñas: Cambia todas las contraseñas de red y cuentas en línea después de eliminar el ransomware y desinfectar los equipos.
    • Desinfecta y Recupera: Limpia tus equipos de cualquier malware remanente y restaura los archivos cifrados si es posible.
    • Restaura la Actividad: Una vez que tus sistemas estén seguros, restaura la actividad normal de tu empresa o uso personal de tus dispositivos.

    El ransomware es una amenaza creciente en el mundo digital que puede tener consecuencias devastadoras. Sin embargo, con medidas preventivas adecuadas y una respuesta efectiva en caso de infección, puedes protegerte a ti mismo y a tu negocio contra esta peligrosa amenaza.

    La ciberseguridad es una responsabilidad compartida, y estar informado y preparado es el primer paso para mantener tus datos y sistemas a salvo.

    6 antivirus gratuitos para proteger tu ordenador

    Si te ha parecido útil, comparte este artículo
Salir de la versión móvil