Aprobada la norma para que 41.000 desempleados puedan recuperar la ayuda del PAE


 

 

El gobierno modifica la normativa del Programa de Activación para el Empleo (PAE), para que quienes durante los últimos meses dejaron de recibir la ayuda por aceptar un contrato de trabajo o no reunir las condiciones puntualmente, puedan volver a recuperarla.

 

El gobierno aprueba un Real Decreto-ley para corregir el vacío legal del PAE

 
Hoy , 4 de agosto, el BOE publica un Real Decreto-ley para resolver el problema legal que afectaba a más de 40.000 desempleados que habían perdido la ayuda económica del PAE por aceptar un breve contrato de trabajo o no reunir de forma puntual alguna de las condiciones del programa.
 
Como se venía denunciando desde junio, miles de desempleados que estaban cobrando la ayuda del Programa de Activación para el Empleo (PAE) (430 euros durante 6 meses) vieron como el Servicio Público de Empleo les impedía reanudarla cuando aceptaban durante la misma un breve contrato de trabajo, aunque fuera de unos días, o dejaban de cumplir temporalmente los requisitos. 
 
Lo vemos con un ejemplo:
 

   
 

Ernesto era desempleado de larga duración, con dos hijos a su cargo y había agotado ya todas las ayudas por desempleo (subsidios, RAI, etc). Con 51 años y toda su vida laboral vinculada a la impresión gráfica, no había logrado encontrar un empleo durante el último año. Solicitó la ayuda del PAE y se la concedieron: 6 meses de ayuda, 430 euros mensuales sin posibilidad de prórroga.

Después de cobrar el primer mes del PAE, a Ernesto por fin le salió un pequeño trabajo de sustitución en una imprenta durante 15 días, que aceptó encantado. Informó a la oficina de empleo y  suspendieron el pago de su ayuda durante las dos semanas que iba a trabajar.

Cuando se terminó su contrato temporal,  fue a la oficina de empleo para reanudar su ayuda y comprendió que algo raro pasaba cuando vio muy nervioso al funcionario del SEPE tratando de explicarle que ya no podía recuperar los 5 meses de ayuda que le quedaban:  “Es un problema legal … como la ayuda ya no está vigente, no han previsto casos como el suyo en que sea necesario reanudarla tras una suspensión. Creo que están intentando arreglarlo, pero de momento no podemos reanudar su ayuda”.  Es fácil imaginar lo que se le pasaría por la cabeza al desempleado .. “¡Quién me mandaría a mí aceptar el dichoso trabajo”!
 
Casos como el de Ernesto se cuentan por miles y los perjudicados llevan varios meses sin poder recibir estas ayudas dirigidas a personas con carencia de rentas y responsabilidades familiares. ..
 


 

Aunque tarde, muy tarde, desde el Ministerio de Trabajo han reaccionado

 
El gobierno, que ha calificado la situación anterior como “un efecto indeseado de la finalización del programa el pasado 30 de abril”, ha modificado la normativa para corregir el problema.
 
Con el Real Decreto-ley 8/2018 aprobado hoy, se modifica el antiguo artículo 5.3 de la normativa del PAE, que queda redactado de este modo:

«Art. 5.3. Producida la baja temporal en el programa y en la ayuda por las causas previstas en el apartado anterior, se podrá reconocer el derecho a la reincorporación al mismo siempre que se solicite mientras se mantenga la vigencia del programa y se acredite cumplir los requisitos establecidos en las letras d) y f) del artículo 2, así como, en su caso, haber cesado en el trabajo por cuenta ajena acreditando situación legal de desempleo. La reincorporación exigirá la previa inscripción como demandante de empleo y reactivación del compromiso de actividad.

El período de tiempo durante el que el trabajador se encuentre en situación de baja temporal en el programa, sin percibir la ayuda económica, de acuerdo con lo previsto en el apartado 2 de este artículo, no se computará a efectos del período de duración de la ayuda.»


 

 
 

 
¿Qué significa la modificación legal?
 
Pues que en casos como el de Ernesto, una vez que el trabajador finalice el contrato de trabajo (siempre que no sea una baja voluntaria) , podrá solicitar la reanundación del PAE para volver a cobrar la ayuda que le quedaba pendiente antes de empezar a trabajar.   Y lo mismo sucede cuando es otra causa la que provoca la baja temporal en el programa, por ejemplo, porque durante un mes la familia del desempleado tenga ingresos extraordinarios.  Una vez pasado ese mes, y volviendo a estar sus ingresos por debajo del tope, podrán volver a recuperar la ayuda.
 
En la ayuda del PAE, que se concede durante seis meses, cuando se produce una causa de baja temporal (por trabajar, o dejar de cumplir uno de los requisitos) , la duración de la ayuda se suspende y se reanudará cuando el trabajador vuelva a retomarla.
 

Por eso, aunque la ayuda del PAE ya no admite nuevas solicitudes (dejó de estar vigente el 30 de abril de 2018), hay miles de desempleados que aún la están cobrando y se beneficiarán de esta modificación legal que no hace más que poner las cosas en su sitio y evitar situaciones claramente injustas.

 
¿Quién se puede beneficiar?
 
Las personas que, como Ernesto, hubieran perdido la ayuda por este problema legal, podrán acudir a la oficina de empleo (SEPE) pidiendo cita previa para presentar un escrito solicitando su reanudación.  El gobierno estima que beneficiará a más de 41.000 desempleados.

Esta modificación legal beneficia únicamente a quienes teniendo aprobada ya la ayuda del PAE, la perdieron y no pudieron completar los 6 meses de duración prevista por haber aceptado un contrato de trabajo o dejar de cumplir puntualmente alguno de los requisitos.

No se trata por lo tanto de una reactivación del PAE, que ya no admite nuevas solicitudes, sino de devolver el derecho a quienes lo tenían concedido y lo habían perdido injustamente.
 


 

Texto completo del Real Decreto-ley 8/2018

 

El Gobierno y los interlocutores sociales firmaron el 15 de diciembre de 2014 el «Acuerdo sobre el Programa Extraordinario de Activación para el Empleo» con el objetivo de mejorar la empleabilidad y dotar de nuevas oportunidades a los trabajadores desempleados con mayor dificultad de inserción.

Como consecuencia del citado Acuerdo, se aprobó el Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre, por el que se regula el Programa de Activación para el Empleo. Este programa, extraordinario y específico, se dirige a los trabajadores desempleados de larga duración con cargas familiares que se encuentran en una situación de especial necesidad, y que realizan una búsqueda activa de empleo. El programa fue prorrogado en dos ocasiones por el Real Decreto-ley 1/2016, de 15 de abril, y por el Real Decreto-ley 7/2017, de 28 de abril. Este último permitió que las personas destinatarias pudieran presentar su solicitud de incorporación al programa hasta el día 30 de abril de 2018.

No habiéndose producido la prórroga del programa, ha concluido la posibilidad de admitir nuevas incorporaciones al mismo, si bien continuará vigente mientras las personas admitidas hasta aquella fecha realicen las correspondientes acciones de activación para el empleo, y perciban la ayuda económica de acompañamiento reconocida hasta el transcurso de su duración máxima de seis meses.

Un efecto indeseado de la finalización del plazo de admisión al Programa de Activación para el Empleo producida el día 30 de abril de 2018, ha sido la imposibilidad de reincorporarse al programa, una vez cumplida dicha fecha, de aquellas personas que habían causado baja temporal en el mismo por alguno de los motivos contemplados en el artículo 5.2 de la norma citada (colocación por cuenta ajena o propia, o pérdida del requisito de rentas o responsabilidades familiares, durante los períodos de tiempo determinados en dicho apartado), ya que, de acuerdo con el texto del Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre, la reincorporación está vinculada al plazo de solicitud de admisión, por lo que debería tener lugar necesariamente antes del 30 de abril.

Además, esas personas tampoco pueden beneficiarse del subsidio extraordinario de desempleo regulado en la nueva disposición adicional vigésima séptima del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, incorporada a la misma por el apartado cinco de la disposición final cuadragésima de la Ley 6/2018, de 3 de julio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018, que ha venido a sustituir temporalmente a los programas de activación para el empleo y de recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo, ya que el apartado 3 de la disposición impide expresamente el acceso al subsidio extraordinario «a quienes se hubiera reconocido previamente la ayuda económica de acompañamiento establecida en el Programa de Activación para el Empleo».

Dicha situación deja desprotegidas a aquellas personas participantes en el programa que más han demostrado su implicación en el mismo de cara a su inserción y atenta contra la finalidad del Programa de Activación para el Empleo recogida en el artículo 1.2 del Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre «incrementar las oportunidades de retorno al mercado de trabajo», desincentivando las posibles colocaciones temporales durante el desarrollo del mismo, dado que la aceptación de un trabajo de breve duración implicaría la salida del programa sin posibilidad de volver a incorporarse.

Para evitar esa situación desfavorable se modifica el Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre, permitiendo que, en los supuestos de baja temporal establecidos en la norma se pueda producir la reincorporación hasta que concluya el desarrollo del programa.

II

El real decreto-ley consta de un artículo único y dos disposiciones finales.

El artículo único modifica el artículo 5.3 del Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre, por el que se regula el Programa de Activación para el Empleo, ampliando el plazo de reincorporación de las personas que hayan causado baja temporal en el mismo.

La disposición final primera se refiere al título competencial que ampara la aprobación de esta norma.

La disposición final segunda prevé la entrada en vigor de este real decreto-ley.

III

En cuanto a la extraordinaria y urgente necesidad que la Constitución exige en su artículo 86 para aprobar este real decreto-ley, concurre este requisito en la medida que se pretende adoptar con la presente norma.

La modificación permite la reincorporación al Programa de Activación para el Empleo de las personas que hayan causado baja temporal y es evidente que, estando restringida dicha posibilidad al limitado período que resta hasta que finalice el desarrollo del programa por no haberse producido la prórroga, dicha medida debe ser aplicada con urgencia, pues en caso contrario quedarían definitivamente desprotegidas esas situaciones, dado que la ejecución del programa concluirá en los próximos meses una vez que finalice la participación de las personas admitidas antes del 30 de abril de 2018.

Cabe añadir que la medida afecta a un colectivo extremadamente necesitado de protección ya que se trata de personas que han agotado todo tipo de ayudas y, además, acreditan la existencia de responsabilidades familiares a su cargo, por lo que la urgencia queda acreditada también para evitar que las personas citadas queden definitivamente desprotegidas al verse truncada su reincorporación al programa y no poder recibir las ayudas económicas y acciones de mejora de la empleabilidad cuyo derecho se les reconoció inicialmente.

Finalmente, la reincorporación supone evitar una situación de desigualdad entre aquellos que no han causado baja temporal y los que sí, dado que los derechos los tienen reconocidos por igual.

Este real decreto-ley se adecua a los principios de buena regulación establecidos en el artículo 129 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas. Así, en cuanto al principio de necesidad, responde, como ya se ha dicho, a la urgente necesidad la reincorporación al Programa de Activación para el Empleo de las personas que hayan causado baja temporal para evitar que queden desprotegidas al verse truncada su reincorporación al programa y no poder recibir las ayudas económicas y acciones de mejora de la empleabilidad cuyo derecho se les reconoció inicialmente.

En lo que concierne a los principios de seguridad jurídica, proporcionalidad y eficacia, la modificación se limita estrictamente a abordar de forma puntual, precisa y clara este aspecto, mediante la mejor alternativa posible, la aprobación de un real decreto-ley dado su rango y la urgente necesidad. En cuanto al principio de transparencia, dado que se trata de un real decreto-ley, su tramitación se encuentra exenta de consulta pública previa y de los trámites de audiencia e información públicas. Finalmente, respecto del principio de eficiencia, este real decreto-ley no impone cargas administrativas.

En su virtud, en uso de la autorización concedida en el artículo 86 de la Constitución, a propuesta de la Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 3 de agosto de 2018,

DISPONGO:

Artículo único. Modificación del Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre, por el que se regula el Programa de Activación para el Empleo.

El artículo 5.3 del Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre, por el que se regula el Programa de Activación para el Empleo, queda modificado como sigue:

«3. Producida la baja temporal en el programa y en la ayuda por las causas previstas en el apartado anterior, se podrá reconocer el derecho a la reincorporación al mismo siempre que se solicite mientras se mantenga la vigencia del programa y se acredite cumplir los requisitos establecidos en las letras d) y f) del artículo 2, así como, en su caso, haber cesado en el trabajo por cuenta ajena acreditando situación legal de desempleo. La reincorporación exigirá la previa inscripción como demandante de empleo y reactivación del compromiso de actividad.

El período de tiempo durante el que el trabajador se encuentre en situación de baja temporal en el programa, sin percibir la ayuda económica, de acuerdo con lo previsto en el apartado 2 de este artículo, no se computará a efectos del período de duración de la ayuda.»

Disposición final primera. Título competencial.

Este real decreto-ley se dicta al amparo de lo establecido en el artículo 149.1.7.ª y 13.ª de la Constitución, que atribuyen al Estado la competencia exclusiva sobre legislación laboral, sin perjuicio de su ejecución por los órganos de las comunidades autónomas, y las bases y coordinación de la planificación general de la actividad económica, respectivamente.

Disposición final segunda. Entrada en vigor.

El presente real decreto-ley entrará en vigor el mismo día de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

 

Fuente:  BOE  y nota de prensa del Ministerio de Trabajo (pdf)

 

Programa de Activación para el Empleo (PAE) Guía 2018



 

Un artículo de Oscar de las Heras

Oscar de las HerasCoordinador de Loentiendo.com en el área de Derecho laboral



Comunicar un error en la información

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

 

Suscribete ahora a nuestro boletin de novedades

Deja un comentario

He leído y ACEPTO las normas de uso de comentarios y la política de privacidad (+info) *

Para enviar el comentario debes rellenar todos los campos y aceptar las normas de uso y política de privacidad | Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital SL| Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting | Derechos: Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento expreso. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos contactando en info@gestiontecnicadigital.com. (+información completa).