fbpx

Miles de interinos de la Administración se manifiestan en Madrid contra la amenaza a sus puestos de trabajo





El Tribunal de la Unión Europea decidirá el próximo 19 de marzo si tienen derecho a que sus contratos se conviertan en indefinidos, o en el caso de ser cesados, si deben recibir indemnizaciones.  Muchos de ellos llevan años con contratos temporales irregulares.

Actualizado: 15/02/2020

¿Es razonable que una enfermera haya acumulado más de 400 contratos temporales a lo largo de 9 años trabajando para el Sistema Gallego de Salud?   Sin días libres, vacaciones y sin derecho a indemnización.  Sin posibilidad de planificar su futuro ni tan siquiera a corto plazo y sin saber si la semana que viene trabajará y a qué centro de salud le enviarán.

Este caso, desvelado por el digital El Españolno es una excepción.   Hay miles de trabajadores con ese grado de máxima precariedad entre los más de 800.000 interinos que trabajan en España para las distintas administraciones públicas.

Según el Estatuto Básico del Empleado Público (art.10) los funcionarios interinos son aquellos que por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, son nombrados para el desempeño de funciones propias de funcionarios de carrera, en situaciones muy concretas: cuando existan plazas vacantes no cubiertas por funcionarios de carrera,  para sustituir de forma transitoria a un funcionario titular, por exceso o acumulación de tareas o para la ejecución de programas de carácter temporal, que no podrán tener una duración superior a tres años.


La realidad es que la Administración tiene contratados a miles de trabajadores con contratos temporales celebrados en fraude de ley, ocupando puestos de trabajo que deberían corresponder a un trabajador fijo, funcionario, y sin que haya realmente una razón que legalmente justifique ese abuso de contratación temporal.


Estas situaciones abusivas de contratos temporales celebrados en fraude de ley en la Administración española han llegado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que el próximo 19 de marzo tendrá que ofrecer una salida legal a este caos. 

Existe una Directiva comunitaria (199/70/CE) contra el abuso de la contratación temporal en las administraciones públicas, que es de obligado cumplimiento para todos los países miembros. 

El problema es qué solución dar a situaciones que llevan ya años consolidadas.  ¿Convertir a todos los trabajadores interinos en fijos?  Esto choca frontalmente con la normativa actual que exige superar un sistema de oposiciones para adquirir la condición de funcionario público, procedimiento que muchos interinos no han superado.  ¿Cesar a todos los interinos y sacar a oposición sus puestos de trabajo?.  Tampoco parece razonable que la administración pueda desprenderse de golpe de miles de médicos, enfermeros, profesores, técnicos, bomberos, que en muchos casos superan un 25% de las plantillas.  Aquí se plantea, además, el importe de indemnización que deberían recibir estos trabajadores en caso de ser cesados, ya que la normativa actual permite extinguir sus contratos sin abonarles ningún tipo de indemnización.

Algunas administraciones públicas están intentando corregir esta situación con procesos de estabilización para lograr la fijeza de sus plantillas, de tal modo que se ha optado por una solución salomónica: se sacan las plazas a oposición de libre acceso, pero una vez superadas las pruebas iniciales, se valora con puntuación adicional a los trabajadores que han acumulado experiencia en ese puesto de trabajo como interinos (concurso de méritos).  Es una alternativa que favorece a los interinos frente a quienes llevan años preparando una oposición, pero no implica una conversión automática de su puesto de trabajo a fijo, sino que les obliga a preparar la superación de un examen previo.

Frente a esta situación de incertidumbre y amenaza, los interinos que hoy se han manifestado en la capital de España reclaman que la Administración no oferte más plazas en situación de temporalidad sin verificar previamente que realmente existe una justificación.

Además, si se comprueba la contratación temporal se ha realizado en fraude de ley, sin causa legal que justifique la temporalidad, se proceda a la regularización administrativa del contrato o nombramiento convirtiéndolo en fijo, o aplicando el conjunto de medidas que supongan una sanción equivalente para la Administración, probablemente una indemnización que tenga un efecto disuasorio.

Probablemente no habrá una respuesta del gobierno hasta conocer el próximo 19 de marzo la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.


Continúa la información con este artículo


El contrato de sustitución o interinidad






Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal. Contenido protegido con copyright.

2 comentarios en “Miles de interinos de la Administración se manifiestan en Madrid contra la amenaza a sus puestos de trabajo”

  1. Óscar, no es exacto cuando dices: “Esto choca frontalmente con la normativa actual que exige superar un sistema de oposiciones para adquirir la condición de funcionario público, procedimiento que muchos interinos no han superado.”

    La normativa exige superar un procedimiento selectivo que respete los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad. (Y no hay más requisitos constitucionales para el acceso a la función pública.)

    Pero es que el artículo 10.2 del Estatuto Básico del Empleado Público ordena a la propia Administración a que “La selección de funcionarios interinos habrá de realizarse mediante procedimientos ágiles que respetarán en todo caso los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad”. Es decir, que todos los interinos lo somos porque la Administración nos ha seleccionado de acuerdo a ese artículo 10.2 del EBEP.

    ¿Dónde está el problema para la fijeza automática?

    Por lo demás, la directiva 1999/70/CE sobre trabajo temporal, como norma UE, tiene primacía sobre la legislación nacional, que debe garantizar su efecto útil (que se cumpla realmente y que nada la estorbe). Esta directiva sí que se traspuso (aunque tampoco se respeta) en el Estatuto de los Trabajadores, que es de aplicación a los empleados públicos temporales con vínculo laboral, por lo que, en su caso, sí que hay establecida una sanción efectiva, disuasoria y proporcionada al empleador que abuse de la contratación temporal: la propia Administración. Pero no hubo una trasposición completa para los empleados públicos temporales con vínculo funcionarial o estatutario, con lo cual, no hay sanción a la Administración que abuse.

    ¿Dónde nos lleva todo esto? La Administración incumple la ley sin consecuencias. Los sindicatos mayoritarios (CCOO, UGT y CSIF) aceptan y consienten el despido libre y gratuito en las AAPP y el intercambio de unos trabajadores por otros (los abusados por los nuevos opositores = los trabajadores con derechos adquiridos [a la estabilidad] por opositores en expectativa de derecho.

    No hay inconveniente legal a la fijeza. El único inconveniente es la Administración corrupta, que actúa ilegalmente con el consentimiento de los sindicatos que velan por los intereses de las academias de opositores.

    Responder
    • Hola José. En este enlace (ver pdf) puede leer el informe completo de la Abogada General de la UE SRA. JULIANE KOKOTT sobre el Asunto C-429/18 (personal estatutario temporal interino y prestan servicios como odontólogos en
      diversos centros de salud de la Comunidad de Madrid dependientes del Servicio Madrileño de Salud).

      2. Sobre la transformación de una relación de servicio temporal en una relación de servicio indefinida no fija (cuarta cuestión prejudicial en el asunto C-429/18). ver página 26:

      “En consecuencia, habida cuenta del desarrollo del Derecho nacional que se desprende de los autos, propongo al Tribunal de Justicia que responda a la cuarta cuestión prejudicial en el asunto C-429/18 del siguiente modo: «La cláusula 5 del Acuerdo Marco no se opone a una jurisprudencia de los tribunales nacionales conforme a la cual el uso abusivo de sucesivos nombramientos temporales por parte de una Administración pública no se sanciona automáticamente con la transformación de la relación de servicio temporal en una relación de servicio fija. Tal jurisprudencia puede reconocer al personal afectado, por un lado, un derecho a continuar en el puesto de trabajo hasta que el empleador haya estudiado, como le corresponde, las necesidades de personal y haya cumplido las obligaciones que de ello se derivan, y, por otro lado, un derecho a una indemnización completa de los perjuicios que le haya causado el abuso. Estas medidas deben ir acompañadas de un mecanismo de sanciones efectivo y disuasorio».

      José, usted defienda sus intereses como mejor crea conveniente, pero no venga a darme lecciones haciendo ver como evidente algo que no lo es. Esperemos a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, y si finalmente no es favorable a sus intereses y se manifiesta en contra de la fijeza automática de los interinos, espero que mantenga su respeto por el Derecho comunitario.

      Desde estas páginas hemos criticado y denunciado la situación insostenible que viven miles de trabajadores interinos. Pero ello no supone que tenga que aceptar argumentos tan peregrinos como los suyos. Señalar que la posición de los sindicatos mayoritarios CCOO, UGT, CSIF en este asunto obedece a que “defienden los intereses de las academias de opositores” es simplemente ridículo.

      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Formulario para comentarios y opiniones. No se garantiza respuesta a todas las dudas particulares. Antes de pulsar el botón de "publicar" no olvide marcar la casilla de Condiciones de uso y Política de privacidad.

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |