La Renta Valenciana de Inclusión

La Renta Valenciana de Inclusión

 

 

Información, requisitos y ayudas económicas de la Renta Valenciana de Inclusión.

¿Qué es la Renta Valenciana de Inclusión?

 
Todas las comunidades autónomas cuentan con una serie de ayudas destinadas a quienes se encuentran en situación de riesgo de exclusión social o laboral por carecer de unos ingresos mínimos para cubrir sus necesidades básicas.

Estas ayudas reciben nombres distintos en cada comunidad, como renta mínima de inserción, renta garantizada o salario social.  En este directorio hemos recopilado los enlaces a los de cada una de ellas.

   
 

La nueva Renta Valenciana de Inclusión comenzará a implementarse en el mes de abril de 2018 . Se trata de una prestación económica general o complementaria a otros ingresos, y de un itinerario de inserción social y laboral.  Hasta entonces, es salario social que está vigente es la Renta Garantizada de Ciudadanía de la Comunidad Valenciana (+info).

 

Requisitos para acceder a la Renta Valenciana de Inclusión

 
Para tener derecho a este tipo de ayuda se deben cumplir una serie de requisitos:

  • Estar empadronado o haber residido durante al menos el año anterior en la Comunidad Valenciana. También cumplirá este requisito quien haya estado empadronado o residiendo al menos 5 de los últimos 10 años. No se exigirá este requisito a refugiados, asilados o víctimas de violencia de género o explotación sexual.
  • Que las rentas sean inferiores a la cuantía que corresponda percibir por esta ayuda. Y no disponer de bienes muebles o inmuebles, a parte de la vivienda habitual, que puedan dar lugar a ingresos superiores a los que se perciben por la ayuda.
  • No ocupar una plaza en un centro de atención residencial, salvo excepciones.
  • Que ninguno de los miembros de la unidad de convivencia tenga derecho a percibir otras prestaciones o pensiones.

Los menores de 25 años deberán cumplir, además de los requisitos anteriores, otros específicos.
 


 

Cuantía de la Renta Valenciana de Inclusión

 
Según la situación se establece una u otra cuantía:

Renta de garantía de ingresos mínimos. Esta se concede a quienes no tengan ingresos suficientes para cubrir las necesidades básicas y cuyos ingresos no superen los que correspondan por esta propia modalidad.


 

 
 

El importe está entre el 35% del SMI para un solo miembro (257 euros) y el 55% del SMI para seis o más. Por tanto, para solicitar esta ayuda los ingresos de una sola persona no deben superar los 257 euros al mes. Los porcentajes del Salario Mínimo por esta ayuda son los siguientes:

  • Una persona: 35% del SMI.
  • Dos personas: 42% del SMI.
  • Tres personas: 45% del SMI.
  • Cuatro personas: 47% del SMI.
  • Cinco personas: 51% del SMI.
  • Seis o más personas: 55 % del SMI.

 
Renta de garantía de inclusión social. Destinada a quienes no tengan ingresos superiores a los que corresponden por esta propia modalidad.
 

¿Cuánto se cobra en la Renta Valenciana de Inclusión?

 
La cuantía a percibir va desde el 70% del SMI para una persona (515 euros) hasta el 110% del SMI. Es decir, una sola persona puede solicitar esta ayuda si sus ingresos no superan los 515 euros al mes y cumple el resto de requisitos. Los porcentajes del Salario Mínimo a percibir por esta ayuda son:

  • Una persona: 70% del SMI.
  • Dos personas: 82% del SMI.
  • Tres personas: 90% del SMI.
  • Cuatro personas: 96% del SMI.
  • Cinco personas: 102% del SMI.
  • Seis o más personas: 110 % del SMI.

 
También podemos encontrar la renta complementaria de ingresos del trabajo y la renta complementaria de ingresos por prestaciones, sin embargo estas se pondrán en marcha más adelante.

 

Cómo solicitar la Renta Valenciana de Inclusión

Para solicitar esta ayuda deberás dirigirte a los servicios sociales de tu Ayuntamiento o a otros registros habilitados, y presentar la solicitud cuando esta ayuda esté en marcha.

 

Preguntas frecuentes

 
Si varían las circunstancias, ¿tengo que comunicarlo?
Si se produce algún cambio por el que se dejen de cumplir los requisitos se deberá comunicar en un plazo de 20 días hábiles. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, se considera un cambio en las circunstancias el hecho de que algún miembro de la unidad de convivencia comience a percibir ingresos.
 
¿Cuándo se cobra la Renta Valenciana de Inclusión?
Se abonarán los pagos el primer día del mes mediante transferencia bancaria.

Este tipo de ayudas a veces conllevan retrasos en la resolución de solicitudes. Cuando esta ayuda se ponga en marcha puedes dejar un comentario en la parte de abajo, indicando fecha de solicitud, de aprobación y de pago para que le sirva de ayuda a otras personas en tu misma situación.
 
Estoy percibiendo la Renta Garantizada de Ciudadanía, ¿cuándo puedo solicitar la nueva ayuda?
 
La nueva ley dispone que si estás percibiendo la Renta Garantizada de ciudadanía cuando entre en vigor la nueva ayuda, deberás esperar a la finalización del plazo de concesión de la Renta Garantizada para solicitar la Renta Valenciana de Inclusión.

No obstante, recomendamos preguntar en los servicios sociales de tu Ayuntamiento o Comunidad Autónoma cuando se ponga en marcha la Renta de Inclusión.
 

Fuentes: Ley 19/2017, de 20 de diciembre, de renta valenciana de inclusión.
Información relacionada: Renta Garantizada de Ciudadanía de la Comunidad Valenciana.

 

Un artículo de la redacción de Loentiendo.com

Abogados, Graduados Sociales y redactores especialistas en derecho laboral.

Si te ha parecido interesante, comparte este artículo en tus redes sociales

 

 

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes, no es una página oficial. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

 

Aquí puedes dejar tu comentario

* Al enviarlo aceptas las condiciones de uso y privacidad (+info).

Este es un foro de comentarios generales y orientación básica. Las consultas particulares requieren contratar el asesoramiento profesional de un abogado o graduado social.