¿Eres un becario o un trabajador?

Comparte este artículo

Se presenta con frecuencia una confusión en cuanto a las distinciones entre becarios y trabajadores, particularmente porque no existe una definición clara de lo que constituye una beca.

Diferencia entre becario y trabajador

La jurisprudencia ha comenzado a arrojar luz sobre estas diferencias, destacando que tanto los becarios como los trabajadores realizan actividades y reciben compensación, lo que a menudo crea ambigüedades en la distinción de sus roles.

En qué consiste ser un becario

Una beca implica recibir una retribución, que tiene el propósito de facilitar el estudio y formación del becario. El dinero se otorga con el único propósito de fomentar el desarrollo académico.

El becario, durante su período de beca, puede estar involucrado en la producción de algo o en la realización de tareas, pero estas actividades no deben incorporarse a la producción de la organización o empresa que ofrece la beca. En otras palabras, el objetivo central de la beca no es que el becario genere productos o servicios de valor comercial para la entidad.

El trabajo que realiza el becario debe beneficiar principalmente su propia formación y desarrollo. La actividad realizada debe estar directamente relacionada con sus estudios y la formación proporcionada por la organización o empresa.

  • Ejemplo de beca: María está estudiando veterinaria y obtiene una beca en una clínica veterinaria. Durante su beca, María observa exploraciones de animales, asiste a operaciones para aprender y realiza tareas de apoyo para adquirir habilidades. María es claramente una becaria en este contexto.
  • Qué son los trabajadores

    Los trabajadores reciben una compensación simplemente por realizar un trabajo o servicio, independientemente de si están recibiendo formación o no. El dinero se otorga a cambio de las tareas realizadas.

    El trabajo realizado se beneficia directamente a la organización o empresa, que obtiene un valor tangible de las actividades del trabajador. Las tareas realizadas son en beneficio de la entidad, y los resultados del trabajo son propiedad de la empresa.

    El trabajo que realiza el becario podría ser realizado por otro trabajador contratado por la empresa y no tiene necesariamente que estar relacionado con los estudios del individuo ni contribuir a su formación académica.

  • Ejemplo de lo que no es una beca, sino un trabajo: María estudia veterinaria y obtiene una beca en una clínica veterinaria, pero su rol involucra tareas de recepción, atención al cliente, y labores administrativas. En este caso, María debería haber sido contratada con un contrato laboral, ya que su trabajo es equivalente al de un empleado y no contribuye a su formación académica.

  • En resumen, la distinción clave entre becarios y trabajadores radica en el propósito principal de la actividad. Si la actividad no está directamente relacionada con la formación académica y se asemeja al trabajo realizado por empleados regulares, es probable que la relación debería ser considerada como empleo en lugar de una beca.

    Cómo determinar si eres un becario o un empleado

    Para aclarar tu estatus como becario o empleado, es útil responder a las siguientes preguntas:

    • ¿Estoy realizando las mismas tareas que mis compañeros que no son becarios?
    • ¿Recibo una compensación a cambio de mis actividades durante mi período de beca?
    • ¿La organización o empresa obtiene algún beneficio de mis acciones?
    • ¿La única recompensa que recibo de la beca es el dinero?
    • ¿Otro empleado podría realizar mi trabajo?
    • ¿Estoy recibiendo algún tipo de formación?
    • ¿Mis tareas están relacionadas con mis estudios?
    • ¿Mis conocimientos y habilidades se están mejorando como resultado de lo que hago?

    Si la mayoría de las respuestas a las primeras cinco preguntas son “sí”, y la mayoría de las respuestas a las tres últimas preguntas son “no”, es posible que tu relación deba ser considerada como empleo en lugar de una beca. En tal caso, la entidad que te proporciona la beca debería reconocerte como un empleado asalariado.

    Beneficios de ser reconocido como trabajador y no como becario

    En el caso de que tu situación como becario debería haber sido considerada empleo, tienes dos opciones para abordar la situación:

    Denuncia ante la Inspección de Trabajo: Puedes denunciar la situación ante la Inspección de Trabajo, proporcionando detalles sobre las condiciones de la beca, las actividades que realizas, la falta de formación recibida y la desconexión entre tus actividades y tus estudios. Esto puede llevar a una investigación de la entidad que ofrece la beca.

    Vía Judicial: Si la beca se lleva a cabo en una empresa, debes presentar una papeleta de conciliación y, en caso de que no se alcance un acuerdo, presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social. Si la beca es proporcionada por una entidad pública, primero debes presentar una reclamación previa y luego presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social.

    Una vez que se reconozca tu relación como empleo, disfrutarás de los siguientes beneficios en comparación con un becario:

    • Recibirás un salario conforme al Convenio Colectivo, que normalmente será superior a la beca.
    • La universidad cotizará por ti, lo que te permitirá acceder a prestaciones como el desempleo y la jubilación.
    • Tendrás derecho a una indemnización si la relación laboral llega a su fin.
    • Gozarás de los mismos derechos que los empleados regulares, incluyendo vacaciones, descansos y permisos.

    Comprender la diferencia entre becarios y empleados es esencial para asegurarte de que se respeten tus derechos y que recibas una compensación justa por tu trabajo.

    Si te encuentras en una situación en la que tu beca parece más un empleo, es fundamental abordar la cuestión y buscar la adecuada clasificación laboral para garantizar tus beneficios y protecciones legales.


    Este artículo se publica simplificado, con carácter meramente informativo para el ciudadano y no tiene valor jurídico. Queda excluida cualquier responsabilidad o garantía por su vigencia, exactitud o integridad. Si necesita asesoramiento profesional para un caso concreto, puede solicitarlo a nuestros expertos a través de la sección de comentarios.

    Deja un comentario

    Algunas respuestas se envían directamente por email y no se publican en la web.  Recuerda que es obligatorio marcar la aceptación en la casilla de "política de privacidad y normas de comentarios".

    Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Los datos de contacto y contenido del mensaje pueden ser cedidos a un especialista para resolver la cuestión planteada, sin compromiso por ninguna de las partes. En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |

    Salir de la versión móvil