Se han perdido 137.000 empleos en el primer trimestre, 475.000 en el último año, según la EPA

Compártelo

La Encuesta de Población Activa (EPA) certifica los estragos que la crisis del Covid-19 está provocando en el empleo.  Aún no hay síntomas de recuperación y los ERTE continúan sosteniendo las estadísticas del paro, que ya roza el 16%.

Actualizado: 29/04/2021

El Instituto Nacional de Estadística ha dado a conocer hoy los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al primer trimestre de 2021.

El número de ocupados disminuye en 137.500 personas en el primer trimestre de 2021 y se sitúa en 19.206.800.   Según los criterios que se utilizan en las estadísticas de la Unión Europea y que el INE aplica en la EPA,  todos los trabajadores que a día de hoy están incluidos en un ERTE son considerados ocupados y estarían incluidos en esa cifra anterior. Estamos hablando de más de 650.000  personas, según los últimos datos del Ministerio de Seguridad Social.

Evolución trabajadores ocupados según datos EPA
Pulsa para ampliar

 

El número de parados desciende este trimestre en 65.800 personas y se sitúa en 3.653.900 personas, con una tasa de paro del 15,98%.  La cifra total de desempleados se ha incrementado en 341.000 personas en un año.

La evolución en la creación de empleo está siendo desigual entre los distintos territorios. Según la propia información del INE, “los mayores incrementos de empleo este trimestre se dan en Comunidad de Madrid (40.400 más) y Cataluña (33.300). Los mayores descensos se observan en Comunitat Valenciana (–40.200), Andalucía (–30.800) y Canarias (–27.400).”


 


 

El número de personas que no trabajan ni buscan empleo se elevara a 16,7 millones, el 42 % de la población, tras aumentar en 162.500 el de inactivos forzosos en el último trimestre por las medidas de contención de la covid-19.

Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro aumentan este trimestre en 29.200, hasta un total de 1.226.200. De ellos, 344.300 son unipersonales. Se ha producido un incremento del 14% respecto al trimestre anterior.

El incremento del teletrabajo sigue siendo relevante y aumenta en el primer trimestre: 2.146.100 personas trabajaron desde su domicilio más de la mitad de los días, lo que supone el 11,2% de
la población ocupada.

 

Valoraciones de las cifras de la Encuesta de Población Activa

 

La valoración de los resultados es bien distinta según el interlocutor.


 


 

La Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, considera que los datos de la encuesta de población activa (EPA) del primer trimestre “vuelven a demostrar la eficacia de las medidas aprobadas por el Gobierno.” “Un año después de la mayor crisis que ha vivido el país, la tasa de paro se ha incrementado poco más de un punto”, ha destacado en rueda de prensa.

Las organizaciones empresariales (CEOE y Cepyme) no han tardado en aclarar que la tasa de paro “no refleja la gravedad del problema del desempleo”, ya que si se considerase la población que no está trabajando por estar en ERTE y a las personas inactivas que teniendo disponibilidad para trabajar no han podido realizar una búsqueda de empleo, la tasa de paro se situaría por encima del 22%.

Desde los sindicatos, UGT destaca que “los datos de la EPA muestran un claro impacto negativo de la tercera ola se la pandemia sobre el empleo, lo que pone en evidencia que mientras no se controle la pandemia, no es posible recuperar economía y empleo ”

En el informe sobre estos datos de la EPA que realiza el Gabinete Económico de CCOO, el sindicato expone las siguientes conclusiones: “La crisis derivada del COVID-19 ha puesto en evidencia las debilidades de nuestro modelo de crecimiento: el reducido –y menguante- peso de nuestra industria, la externalización de la fabricación de bienes y productos clave para el funcionamiento de nuestra sociedad, los recortes y falta de inversión sufridos por servicios esenciales como sanidad, servicios sociales o educación, la excesiva dependencia respecto a algunos sectores como el turismo y la hostelería, el nulo cambio de nuestro modelo productivo tras la anterior crisis y recesión hacia un modelo basado en actividades de mayor valor añadido.

La pandemia de la COVID-19 ha impactado sobre un mercado de trabajo que todavía estaba recuperándose del aumento de la precariedad y la desigualdad laboral producidas durante la
anterior crisis económica y la posterior recuperación, y agravada por los efectos de una regresiva reforma laboral que ha seguido operando durante los años de recuperación. ”

 

Fuente estadística: Instituto Nacional de Estadística (INE).  Encuesta de Población Activa (EPA 1º trimestre 201 pdf).


 


 

 

Compártelo

Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

Deja un comentario

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |