fbpx

El micro emprendimiento no generará suficiente empleo

La Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) analizan la competitividad de las empresas españolas de reciente creación y su contribución a la generación de empleo.

 

El microemprendimiento no es suficiente para generar todo el empleo que se necesita

 
Las empresas españolas son más pequeñas, menos productivas y generan menos empleo que las europeas.



 
Así lo pone de manifiesto el cuarto informe de la serie “Esenciales” ¹, publicado por la Fundación BBVA y el Ivie, con dos conclusiones destacadas:

  • En España,  el 40,5% del empleo depende de microempresas (empresas de menos de 10 trabajadores), mientras que países como Alemania tan solo supone el 19.2%,  y la media europea es del 29.2%.  La evolución del empleo en nuestro país está ligada a la salud de empresas muy pequeñas.
  •  

  • Las microempresas españolas son un 29% menos productivas que las europeas. Por su tamaño tan reducido, tienen más dificultades para incorporar capital humano, tecnológico, desarrollar procesos innovadores, aprovechar economías de escala o internacionalizar su actividad.   Las empresas más grandes son, por término general, más competitivas.

 

En España se están creando nuevas empresas a un ritmo similar al resto de Europa, pero son muy pequeñas y la mayor parte de ellas nacen como proyectos de emprendimiento sin asalariados, de los que el 61% no sobrevive más de cinco años y apenas contribuye a la creación de empleo.

 
Durante la crisis se ha producido un aumento del número empresarios autónomos y el autoempleo, como respuesta a las dificultades que tienen muchos desempleados para encontrar un puesto de trabajo.  Esto complica aún más los problemas de productividad del tejido empresarial español y no contribuye a la creación de empleo, al tratarse de actividades de escaso contenido tecnológico y bajo valor añadido.




 

Es necesario un nuevo modelo productivo más competitivo

 
En “Crecimiento y Competitividad” ²,  la Fundación BBVA-Ivie señala que la transformación productiva que España necesita pasa por conseguir que sobreviva un mayor número de las empresas de nueva creación y esto se puede lograr mejorando su productividad y haciéndolas más competitivas. Para ello se proponen una serie de medidas:

  • Eliminar las regulaciones que dificultan la competencia y el crecimiento de las empresas, simplificando y unificando las distintas regulaciones administrativas de las Comunidades Autónomas.
  • Mejorar la formación continua de empresarios y autónomos, ya que la baja cualificación actual es un riesgo para la supervivencia y continuidad de las nuevas empresas.
  • Potenciar el papel dinamizador de las grandes empresas, de modo que transfieran a las pymes  sus mejores prácticas.
  • Atraer inversión extranjera en sectores de medio y alto contenido tecnológico que aceleren el cambio del tejido productivo.
  • Mejorar la financiación a los proyectos más innovadores, que al presentar un riesgo mayor, precisan de fuentes alternativas de recursos, como el capital riesgo, el crowdfunding o los segundos mercados.
  • Incentivar la reestructuración de empresas viables, aunque financieramente vulnerables.
  • Mejorar el acceso a los mercados financieros.
  • Apoyo selectivo a la I+D+i, ya que España necesita más actividad de investigación, desarrollo tecnológico e innovación si quiere aproximarse a las economías más avanzadas, basadas en el conocimiento.

Este estudio de Fundación BBVA-Invie viene a sumarse a otras voces que alertan del riesgo de considerar al emprendimiento como la panacea que resolverá el problema del desempleo.
 



Documentación citada:

 

Si la información te ha sido útil, compártela.



Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal. Contenido protegido con copyright.
Página 1 de 11

4 comentarios en “El micro emprendimiento no generará suficiente empleo”

  1. Buenos dias y gracias por su ayuda. Trabaje entre 2003 y 2008 con contrato laboral, jornada completa. En finales de 2008 regrese a mi pais, por tanto, presente mi baja voluntaria. Nunca he cobrado paro, ni ayuda de ningun tipo en España. Ahora he vuelto y no encuentro trabajo. Mi pregunta es: como puedo recuperar mis derechos a subsidio de desempleado, o bien, si tengo derecho a algun otro tipo de ayuda? Tengo 48 años. Muchas gracias!

    Responder
    • Buenas tardes, le hemos respondido por email (ref. 93939). Un saludo

      Responder
  2. Hola, he dejado de percibir la prestación por paro en noviembre pasado y me encuentro ante la posibilidad de aceptar un trabajo fuera de España, en un país con el que no hay ningún acuerdo laboral. He retrasado la decisión por asuntos familaires que no había resuelto hasta ahora. ¿Qué alternativas y qué plazo tengo para seguir cotizando por mi cuenta? ¿A qué pensión podría aspirar? Tengo 52 años (cumplo 53 en abril) y 17 cotizados

    Responder
    • Buenos días, si quiere seguir cotizando tiene dos opciones, o empezar una actividad como autónomo y empezar una actividad en España o bien suscribir un > convenio especial con la Seguridad Social (+ info). Pero si se va al extranjero tendrá que informar de este hecho, ya que normalmente solo se puede seguir cotizando si se está residiendo en España. La pensión dependerá de las cotizaciones que haya, ya que le quedan todavía al menos 12/13 años hasta la edad de jubilación y la cuantía depende considerablemente de estos años últimos cotizados.

      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Formulario para comentarios y opiniones. No se garantiza respuesta a todas las dudas particulares. Antes de pulsar el botón de "publicar" no olvide marcar la casilla de Condiciones de uso y Política de privacidad.

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Tus datos no serán cedidos a terceros sin tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |