¿Debo contar a otros mi idea emprendedora antes de ponerla en marcha?

Comparte con otros tu idea como emprendedor
 

 

 

Cuando tenemos una idea de negocio innovadora es posible ilusionarnos con ella y sobreprotegerla. ¿Debemos compartirla con otras personas antes de ponerla en marcha?


Contar a otros tu proyecto no solo es bueno, es imprescindible

 
Lejos de cualquier miedo infundado, debemos compartir nuestra idea, sobre todo si es un modelo de negocio innovador o trata de resolver necesidades muy específicas de los clientes.

El experto en emprendimiento Néstor Guerra afirma:

Cuando tienes una idea innovadora, flipa con ella las primeras 48 horas, después sal a la calle y comprueba si realmente es una idea viable con las personas que van a pagar por ella“.

   
 

Puedo afirmar por experiencia propia que los resultados de esas salidas pueden diferir mucho de lo que creíamos en un principio. Siempre es mejor asumir un pequeño riesgo al contar a otros nuestro proyecto, en vez de mantenerlo en secreto, invertir en él dinero, trabajo e ilusiones y luego comprobar que nadie está dispuesto a apostar por él.

La pregunta que deberíamos plantearnos no es si debemos o no compartir la idea, sino con quién hacerlo. Si la idea de negocio conlleva una patente valiosa que otra empresa podría crear antes que nosotros, deberemos tener cuidado de no compartirla con alguien cercano a esta empresa. Al compartir una idea con otra persona buscaremos su sinceridad (que el miedo a ofendernos no sea una barrera), profesionalidad y experiencia. Por ejemplo potenciales clientes, otros emprendedores o especialistas del sector cumplirían estos perfiles.

 

Los miedos más frecuentes a la hora de compartir nuestra idea

 
Para el emprendedor primerizo es normal tener alguno de los siguientes miedos a la hora de compartir sus ideas, pero a medida que aumenta la experiencia en este mundo van desapareciendo:

  • Me podrían robar mi idea: podrían, sí, pero mucho peor sería estar un año creándola y que luego nadie la compre. Por otro lado, ten en cuenta que esa motivación que tienes hacia tu idea es muy difícil que se contagie. Y este es un factor muy importante para el éxito de la misma.
  • Mi idea no existe, tengo que ser el primero en hacerla: El mundo está lleno de ideas, todos tenemos acceso a la misma información y, si todavía nadie ha creado lo que tienes en la cabeza, ten por seguro que si es una idea con posibilidades de negocio, alguien lo hará o lo estará haciendo en este momento. Dentro de este punto debemos considerar que crear algo que no existe conlleva un riesgo superior a crear algo ya conocido. Con más razón debemos asegurarnos de su viabilidad antes de poner en marcha una idea tan innovadora.
  • No la van a entender: esa idea va a ser creada para venderse. Si no logramos que la gente la comprenda será difícil hacer que la compren.
  • Pensarán que estoy loco: esta reacción es muy lógica cuando estamos creando algo innovador. Más que compartir la idea, tenemos que saber si el problema que queremos solucionar existe de verdad y es importante solucionarlo. Una vez estamos seguros de esto, podemos explicar el funcionamiento de nuestra solución. Como dijo Mark Twain, “Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa“.

Perder el miedo a compartir nuestra idea no significa ser temerarios.  En sectores donde la innovación tecnológica es muy importante hay que asegurarse de tener protegidas mediante patente todas las innovaciones para evitar que otros se apropien de ellas. Además, que tengamos que contar nuestra idea no significa que tenemos que contar todo. Hay datos que nunca mostraremos públicamente para no facilitar el trabajo a posibles competidores.

 


 

 
 

¿Cuándo tendré que contar mi idea?

 
Desde el momento en que se nos enciende la bombilla hasta que la ponemos en marcha y empezamos a ganar dinero con nuestra idea de negocio vamos a tener que compartirla con mucha gente:

  • Primero con potenciales clientes, para comprobar que tienen una necesidad y quieren una solución.
  • Para acceder a concursos y programas de emprendimiento nos solicitarán muchos datos. Si logramos ser seleccionados, los mentores todavía nos pedirán más.
  • Cuando busquemos inversión. La actitud del emprendedor respecto a la confidencialidad es un tema importante para los inversores.
  • Apariciones en medios. Para darnos a conocer tendremos que hacernos visibles en medios. Nos preguntarán mucha información, pero como hemos visto antes hay que conocer los límites.

La mayor parte de  las ideas que surgen acaban en la basura, pero quienes triunfan siempre reconocen la importancia que tuvo contar con las opiniones de otras personas antes de lanzar su proyecto.

No seas un “emprendedor Gollum” y comparte tu idea, tu tesoro, con las personas adecuadas. Te ayudará a conseguir el éxito en tu negocio.

Reconocidos inversores y emprendedores españoles como Carlos Blanco, Javier Martín o Iñaki Arrola, recomiendan compartir la idea.  Puedes conocer su opinión y consejos en este interesante video para emprendedores.

Otros artículos que te pueden interesar:

  • Más de 200 recursos y herramientas online para emprendedores
  • La “burbuja emprendedora” ¿mito o realidad?
  • Aunque vayas a montar un negocio tradicional, aprovecha las nuevas tecnologías
  •  

    Un artículo de Carlos Fernández

    Redactor en la sección de Emprendedores. CEO de www.petandnet.com

    | Sobre el autor

    Si te ha parecido interesante, comparte este artículo en tus redes sociales

     

     

    Loentiendo es un portal de colaboradores independientes, no es una página oficial. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

     

    

    Hay 2 comentarios en “¿Debo contar a otros mi idea emprendedora antes de ponerla en marcha?

     

    ¿Quieres dejar un comentario?

    * Recuerda que esta es una página independiente que no tiene ningún tipo de relación con la Administración. Al enviar el comentario aceptas las condiciones de uso y privacidad (+info).

    1. Buenas Tardes.

      Tengo un contrato Indefinido a Jornada completa desde hace 15 años y otro Indefinido de 2 horas semanales con periodo de prueba de un año desde hace 4 meses.
      Si solicitara una baja voluntario en mi trabajo de Jornada completa y me liquidaran el contrato de 2 horas semanales podria cobrar el paro??
      Muchas Gracias.

      • No es un caso habitual, pero salvo mejor opinión, entiendo que el SEPE tan solo le aprobaría la prestación parcial que corresponde al contrato de dos horas semanales, ya que respecto del anterior, no se encontraría en situación legal…  [ ] Se responde al lector por email (ref. 133021)