El Congreso rechaza la reforma de los subsidios de Yolanda Díaz

Comparte este artículo

Podemos, junto a Partido Popular, Vox y UPN forma una mayoría que ha votado en contra de convalidar la reforma de los subsidios por desempleo. ¿Qué sucederá ahora?

Votación en el Congreso de los Diputados

Rechazada en el Congreso la convalidación de la reforma de los subsidios

Actualizado 11/01/2024

La reforma de los subsidios por desempleo (Real Decreto-ley 7/2023 ) no ha superado el trámite de convalidación en el Congreso de los Diputados.

Una mayoría de 176 diputados formada por Partido Popular, Vox, Podemos y UPN ha rechazado convertir en ley la reforma de los subsidios por desempleo que impulsó la Ministra de Trabajo y Vicepresidenta Primera del Gobierno, Yolanda Díaz.

Aunque la mayor parte de la reforma de los subsidios por desempleo no iba a entrar en vigor hasta el uno de junio de este año, el Gobierno decidió tramitarlo utilizando el  mecanismo del Real Decreto-ley, reservado para situaciones de urgente necesidad.  De este modo, evitaba el proceso de negociar la ley desde el principio en el Congreso de los Diputados, y se impedía discutir y analizar distintas enmiendas de los partidos políticos.

En esta ocasión, jugarse todo a una votación en bloque le ha salido mal al Gobierno de coalición y el Real decreto-ley 7/2023 no se convertirá en ley.

El detonante de esta situación ha sido el inesperado voto final en contra de los cinco diputados de Podemos, que llevaban una semana advirtiendo que no apoyarían algunos aspectos de esta reforma de los subsidios.

Ione Belarra, máxima responsable de Podemos, ha defendido el voto en contra del decreto por la pérdida de derechos de quienes reciben el subsidio de mayores de 52 años, que pasarían de la situación actual, en la que el SEPE cotiza por ellos el 125% de la base mínima de cotización, a cotizar tan solo por el 100%.  Sin embargo, lo que realmente reprocha Podemos a Yolanda Díaz ha sido el desprecio que la líder de Sumar ha tenido con su antigua formación política, a la que ha ignorado en todo el proceso de negociación, dando por hecho que el voto de sus cinco diputados sería favorable.

¿Qué sucederá ahora con la reforma de los subsidios por desempleo?

Al no aceptar el Congreso de los Diputados la convalidación en ley del Real Decreto-ley 7/2023, esta norma deja de tener valor legal.

La mayor parte de las medidas de la reforma de los subsidios no iban a aplicarse hasta el próximo 01/06/2024, pero algunas otras normas que forman parte de ese Real Decreto-ley si habían entrado en vigor y que quedarían anuladas:  la universalización del derecho a acumular el permiso de lactancia en jornadas completas y la prioridad aplicativa de los convenios colectivos autonómicos sobre los estatales, compromiso que asumió el Gobierno con el PNV, siempre que estos resulten más beneficiosos para los trabajadores.

El Gobierno deberá plantear desde el principio un nuevo proceso legislativo para llevar a cabo la reforma de los subsidios y podrá hacerlo de dos maneras.

Por un lado, podría volver a utilizar el mecanismo del Real Decreto-ley, buscando algún argumento para justificar la urgente necesidad de utilizar esta vía excepcional, y  volvería a jugarse la aprobación en una nueva votación, llevando en este caso mejor atados los apoyos de otras fuerzas políticas.

La otra opción sería no utilizar un Real  Decreto-ley y tramitarlo por la vía legal ordinaria, es decir, a través del sistema previsto en la Constitución para la aprobación de la mayoría de las leyes, en el que se proponen, debaten y se discuten enmiendas en el Congreso de los Diputados.

Para quienes en este momento estén cobrando los subsidios por desempleo y la Renta Activa de Inserción, las consecuencias son que nada va a cambiar hasta que no haya una nueva ley aprobada en el  Parlamento. Se continuarán aplicando las normas que estaban vigentes en 2023, sin ningún tipo de cambio.

 

Yolanda Díaz anuncia que abrirá la negociación con sindicatos y patronal para reformar los subsidios

La reforma que intentó aprobar el gobierno y que ha sido rechazada, no tuvo en cuenta a los interlocutores del diálogo social.  Sindicatos y empresarios ya manifestaron abiertamente su malestar por no haber sido consultados.

Ahora desde el Ministerio de Trabajo se va a modificar el sistema de negociación. “Sin prisas”, como ha aclarado la vicepresidenta del Gobierno, se van a iniciar conversaciones con empresarios y sindicatos para intentar fraguar una reforma con el mayor consenso posible.

(11/01/2024) VIDEO


A preguntas de periodistas, la vicepresidenta ha explicado que no pudo emprender este diálogo social antes porque tener aprobado el decreto era una de las condiciones para percibir el cuarto desembolso de 10.000 millones de fondos Next Generation y debía estar cerrado necesariamente antes del 31 de diciembre.

Comisiones Obreras señala los efectos negativos que tendrá haber derogado esta reforma

CCOO ha publicado una nota de prensa en la que describe las consecuencias de que no se haya aprobado la reforma.

Nota de la redacción: (En este punto, hay que aclarar que la reforma estaba previsto que entrase en vigor dentro de seis meses, el 01/06/2024, por lo que aún hay tiempo para que se negocie y acuerde cualquier reforma que entre en vigor en ese mismo plazo).

Transcribimos íntegra la nota de prensa de CCOO:

“CCOO llama atención sobre los efectos que se derivan de la no convalidación del Real Decreto Ley 7/2023 en el que se incluía la reforma de los subsidios de desempleo, que supondrán perjudicar y disminuir la protección social de más de 1 millón de personas trabajadoras.

Es esta una mala noticia que, sin embargo, abre la posibilidad de abordar ahora en el seno del Diálogo Social una reforma necesaria y evitar los elementos negativos que, sin duda tenía la reforma propuesta.

Saluda en este sentido las declaraciones de esta mañana de la Vicepresidenta 2ª del Gobierno y Ministra de Trabajo, anunciando que ante la situación generada va a convocar a los interlocutores sociales y manifestando su voluntad de alcanzar un acuerdo que corrija los efectos negativos del Real Decreto Ley no convalidado y preserve refuerce los claros elementos positivos que contenía.

En este sentido, CCOO espera la convocatoria urgente por parte del Ministerio de Trabajo de la mesa de diálogo social para negociar una solución a la situación generada.

Mejoras en la protección social contenidas en la reforma que ahora no se aplicarán

CCOO quiere destacar, de un lado, que la reforma contenía elementos de indudable mejora de la protección social.

Mejora de las cuantías de la mayor parte de los subsidios durante los primeros 12 meses de percepción. Aproximadamente 700.000 personas desempleadas perciben subsidios de desempleo mensualmente que no verán incrementada la cuantía de la prestación durante los primeros doce meses de prestación. La medida habría supuesto un incremento del 18,75% de la prestación (90 euros/mes) durante los primeros 6 meses de percibo, y del 12,5% (60 euros/mes) durante los 6 meses siguientes. De este modo, todas las prestaciones se mantendrán congeladas en 480 euros/mes hasta que no se revise la cuantía del IPREM, probablemente en los próximos Presupuestos Generales del Estado.

CCOO llama la atención sobre la importancia de abordar también la cuantía del IPREM para 2024, con impacto directo en la determinación de la cuantía de los subsidios por desempleo.

Inclusión del acceso a los desempleados jóvenes y menores de 45 años sin cargas familiares que agotan la prestación contributiva. Actualmente, cerca de 475.000 personas desempleadas tienen reconocida una prestación contributiva y son menores de 45 años; sin embargo, sólo quienes acrediten tener cargas familiares podrán acceder a un subsidio de desempleo cuando agotan la prestación contributiva. La reforma reconocía el acceso a quienes no tenían cargas familiares a un subsidio, que ahora no se reconocerá.

La inclusión del acceso a los trabajadores eventuales agrarios. La inmensa mayoría de las cerca de 700.000 personas que trabajan en el sector agrario tienen un contrato eventual e históricamente sufren el agravio de estar excluidos de la protección asistencial por desempleo, pese a cotizar por esta contingencia en los mismos términos en los que lo hace cualquier otra persona trabajadora. Sólo los residentes en Andalucía y Extremadura cuentan con un sistema de prestaciones propio para este colectivo, pero el resto de trabajadores agrarios del conjunto del Estado habían accedido a los subsidios de desempleo mediante esta reforma, cumpliendo así el compromiso adquirido en su momento con las organizaciones sindicales desde la integración del antiguo Régimen Especial Agrario en el año 2011. Ahora, sin embargo, se mantiene la exclusión de la protección asistencial por desempleo para en torno a 200.000 personas.

Además de la exclusión genérica que sufrirá todo el colectivo de trabajadores agrarios, la misma implica también anular la cobertura del subsidio de mayores de 52 años para cerca de 275.000 personas en todo el Estado.

Adicionalmente, la no convalidación de la reforma supone, entre otras cuestiones adicionales, la supresión del nuevo régimen de opción entre prestaciones que se había establecido para los aproximadamente 450.000 residentes enAndalucía y Extremadura para que pudiesen utilizar sus periodos de cotización en las prestaciones de Régimen General o las propias de estos territorios.

Deficiencias y efectos negativos de la reforma propuesta que es necesario corregir

CCOO llama también la atención sobre algunos de los elementos que o contenía o ignoraba la reforma sometida a votación parlamentaria y que es necesario corregir. Entre ellos:

Cabe destacar, sin duda, la necesidad de reformular la propuesta de actuación sobre la base de cotización del subsidio de mayores de 52 años para que no se penalicen las prestaciones de jubilación futuras de los casi 450.000 personas que, en promedio, se ven obligadas anualmente a completar sus carreras de cotización por esta vía. Es esta una cuestión que si bien se implantó, ciertamente, cuando el SMI era mucho más bajo, puede abordarse sin perjudicar la pensión futura de las personas beneficiarias de esta prestación. Hay que recordar, por otra parte, que el Real Decreto Ley no convalidado, no mejoraba la prestación de este subsidio en los primeros 12 meses, como si hacía con los demás.

Otra cuestión básica que debe abordarse es la necesidad de establecer una garantía de suficiencia en los subsidios de desempleo generados por personas con contrato a tiempo parcial, y que actualmente sufren el 12,5% de las personas que perciben subsidios por desempleo, en su inmensa mayoría mujeres. Acabar con esta discriminación tiene un coste limitado y una gran carga de equidad de género.

Es preciso revisar la decisión de derivar al Ingreso Mínimo Vital – IMV a cerca de 120.000 personas titulares de determinadas prestaciones asistenciales de desempleo (Renta Activa de Inserción, subsidio extraordinario por desempleo, emigrantes retornados, etc.) sin que se garantice el mantenimiento de la protección ni las condiciones de la misma o su acceso a las medidas de activación para el empleo.

Para resolver esta situación, CCOO insiste en la necesidad de la convocatoria urgente de la mesa de diálogo social para negociar una solución adecuada y manifiesta su disposición a abordar en ella una reforma necesaria que debe ser aprobada cuanto antes.”

Fuente: CCOO

Actualidad. Última hora

El Consejo de Ministros del martes 21 de mayo aprueba la REFORMA DE LA PROTECCIÓN POR DESEMPLEO

Estos artículos se publican simplificados, con carácter meramente informativo para el ciudadano y no tienen valor jurídico. Queda excluida cualquier responsabilidad o garantía por su vigencia, exactitud o integridad. Si necesita asesoramiento profesional para un caso concreto, puede solicitarlo a nuestros expertos a través de la sección de comentarios.

5 comentarios en «El Congreso rechaza la reforma de los subsidios de Yolanda Díaz»

  1. Gracias Óscar por tener en cuenta a los que estamos pendientes de la RAI, porque ni se nos menciona y nos dejaban sin nada completamente.

    Sólo hablan de los mayores de 52, es increíble. Y decían que era una reforma “beneficiosa”. Vergonzoso!

    Responder
  2. Llevo dos años cobrando el subsidio para mayores de 52. El año pasado me hicieron un contrato fijo discontinuo y trabaje de mayo a septiembre. Durante ese periodo no cobre el subsidio pero a partir de septiembre lo seguí cobrando. Este año me han vuelto a llamar para trabajar de nuevo de mayo a septiembre y mi pregunta es: ¿si me niego a trabajar, perdería el subsidio para mayores de 52?

    Responder
  3. Buenas; Más allá de los desencuentros Sumar – Podemos que han llevado a esta situación, parece que si bien en términos generales la reforma es beneficiosa, en mi opinión se queda bastante corta, dado que en el mejor de los casos, el subsidio no llegará en ningún caso a los 600 Euros ( de hecho y según las primeras expectativas con las que partió esta reforma, los primeros meses el subsidio ascendía por encima de los 650 euros ), que creo es el mínimo del que se debería partir… Además, en el caso del subsidio de mayores de 52 años y a parte de la reducción de las cotizaciones, este no aumenta ni un solo euro, cuando se presupone es el colectivo que más difícil tiene su inserción laboral, por lo que previsiblemente se pasará años, hasta la jubilación, condenado a cobrar unos míseros 480 Euros. Por último y de forma más general, este subsidio es el gran olvidado de las políticas sociales, dado que desde el 2018, solo se ha incrementado poco más del 10 %, cuando la inflación en ese mismo periodo ha sido de casi un 20 %.
    Saludos.

    Saludos.

    Responder
    • Y además de tus argumentos, que comparto, hay un asunto más. La desaparición de la RAI y los subsidios especiales (liberados de prisión, revisión de incapacidad, emigrantes retornados, etc) deja en el limbo a unas 150.000 personas, porque la ley lo único que contemplaba es la transición de estos casos al Ingreso Mínimo Vital (IMV) y tal y como funciona hoy en día esa ayuda, la mayor parte de los afectados podrían quedar sin protección y los que encajasen en los requisitos, sometidos a un proceso burocrático de reconocimiento de la prestación que a día de hoy supone una media de seis meses de espera.
      Para evitar todas esas incertidumbres, en la nueva reforma laboral tendrán que tener en cuenta todo lo que has señalado respecto al subsidio de mayores de 52 años y también lo que respecta al resto de subsidios y la Renta Activa de Inserción. Un saludo

      Responder

Deja un comentario

Algunas respuestas se envían directamente por email y no se publican en la web.  Recuerda que es obligatorio marcar la aceptación en la casilla de "política de privacidad y normas de comentarios".

Responsable de los datos: Gestión Técnica Digital | Finalidad: Moderación de comentarios y resolución de dudas | Los datos de contacto y contenido del mensaje pueden ser cedidos a un especialista para resolver la cuestión planteada, sin compromiso por ninguna de las partes. En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido |

Salir de la versión móvil