fbpx

 

Cómo elegir un buen asesor fiscal y contable para autónomos


 

 

Cómo elegir una buena asesoría fiscal y contable de autónomos. Contratarla mediante una cuota mensual no es un gasto, es una inversión en tiempo, dinero y tranquilidad.

 

Las obligaciones fiscales, contables y laborales del autónomo

 
Por nuestra experiencia, no nos cansamos de repetir este consejo a los emprendedores:
 

“Si vas a empezar un proyecto empresarial propio como trabajador autónomo, cuenta desde el primer día con el respaldo de una asesoría profesional”

La legislación en materia fiscal, contable y laboral cambia cada vez con más frecuencia y únicamente los asesores profesionales son capaces de estar al día.Como autónomo, éstas son algunas de las obligaciones legales, contables y fiscales :

  •  Libros contables validados (físicos o informáticos): en ellos se recogerá la información relativa a las operaciones resultantes por las compras y las ventas en un periodo concreto o sobre las inversiones realizadas.
  • Declaraciones fiscales: Los autónomos tienen la obligación de presentar declaraciones fiscales trimestrales y anuales de IVA e IRPF y  si tienen alquileres, empleados o profesionales subcontratados, trimestralmente se tendrán que abonar las retenciones que se hayan practicado.
  • Redacción de contratos con clientes y proveedores.
  • Cumplimiento de los imperativos de la Ley de Protección de Datos

 

Recomendaciones para encontrar una buena asesoría para autónomos

 
El tiempo que dediques a elegir un buen asesor siempre merecerá la pena.  Él va a ser tu compañero en la travesía empresarial y conviene estar seguros desde el primer momento de haber hecho la elección adecuada. Hay muy buenos profesionales pero también otros que no lo son tanto y conviene poder distinguirlos cuanto antes. Estos consejos pueden serte útiles:

  •  Solicita varios presupuestos para comparar y pide recibirlos por escrito en su email. En el presupuesto se debe indicar los servicios que recibirás, la forma de pago, y si el coste es fijo o depende de los apuntes contables, número de facturas etc.
  • Pide a la asesoría que te de referencias de sus clientes, es decir, de autónomos y Pymes a los que lleven los impuestos y la contabilidad.  Y si tienes dudas, llama con cortesía a esos clientes para preguntarles si están satisfechos con el asesoramiento que reciben. Una buena asesoría no tendrá inconveniente en facilitarte referencias de sus clientes y si éstos están satisfechos, te recomendarán su asesoría
  • Valora siempre que te ofrezcan varias alternativas de comunicación contigo: un contacto personalizado, o bien por teléfono o incluso por email. En nuestra opinión, deben permitirle estas tres formas de contacto:  en persona, si necesita acudir al despacho del asesor para plantear algún asunto complejo.  Por teléfono, como el sistema más ágil para consultas puntuales y por email como forma habitual de envío y recepción de documentación digitalizada.
  • Administración electrónica y sin desplazamientos. La mayor parte de asesorías profesionales ya realizan la presentación electrónica en su nombre de los impuestos ante la Agencia Tributaria, cuentas anuales en el Registro Mercantil, etc. Esto es una garantía para tí. Desconfía si no te ofrecen esta posibilidad.  Muchas asesorías incluso tienen una web propia con acceso a su área de cliente para ver el estado de su contabilidad, presentación de impuestos etc. Esto no es imprescindible pero puede ser de utilidad.
  • Asesoría integral: legal, contable, fiscal … y laboral. Es posible que inicialmente no lo necesites, pero además de la contabilidad y  los impuestos tu asesor también debe ser capaz de gestionar todo lo relativo a contratación de personal si en un futuro vas a tener a gente trabajando para ti./li>
  • Además del contrato, pide siempre factura oficial de los servicios prestados por la asesoría:  esto parece obvio, pero asegúrate de que te emitirán factura  por todos los servicios que recibas.  Esto te permitirá a deducirte los honorarios del asesor como gasto deducible y respaldará la relación profesional que el asesor mantiene contigo.
  • Ley de Protección de Datos Personales (LOPD).  Tu asesor debe cumplirla y firmar con usted el documento de conformidad y confidencialidad, pues tendrá acceso a la información financiera de su negocio e indirectamente a algunos datos de sus clientes (facturación, etc).
  • Envío mensual de documentación. Aunque los impuestos (IVA, IRPF, Sociedades) se pagan trimestralmente, acuerda con su asesor que le enviarás mensualmente toda la documentación que vaya generando (facturas, contratos, etc). La experiencia nos demuestra que enviarlo todo en los diez días antes de la fecha límite de presentación de los impuestos dificulta al asesor hacer bien su trabajo, pues esos días está saturado de trabajo con todos los clientes rezagados. Además, en la actualidad hay algunas modalidades de tributación en la que ya es obligatorio la presentación instantánea de las facturas por el canal telemático.
  • Información actualizada. Muchos asesores profesionales envían a sus clientes boletines en papel o electrónicos con las últimas novedades en materia fiscal, contable y laboral.  Es una buena forma de estar nosotros al día y comprobar que nuestro asesor también lo está.

 

¿Cuánto cuesta una asesoría? ¿merece la pena este gasto?

 
Un autónomo con una facturación sencilla puede contar con los servicios completos de una asesoría desde 60 euros al mes. En nuestra opinión, es un importe elevado en algunos casos, pero que no es un gasto, sino una inversión.

Además de cumplir con las obligaciones legales, el asesor te permitirá:

  • Evitar sanciones y recargos de la  Agencia Tributaria o la Seguridad Social por el incumplimiento de las obligaciones.
  • Ahorrar costes, ya que el asesor no solo le preparará los impuestos. También debe ayudarle a decidir cómo pagar menos a través del sistema de deducciones y amortizaciones y le ayudará a elegir las modalidades de tributación y contratación más beneficiosas. Muchos autónomos no contemplan más opciones que las que les indica la Agencia Tributaria, pero hay formas de optimizar al máximo el pago de sus impuestos siendo en todo momento respetuosos con la ley.
  • Ganar tiempo y concentración para tu negocio. Llevar la contabilidad y la fiscalidad al día te permitirá estar tranquilo y concentrarte en lo que mejor sabes hacer: tu negocio. Además, te permitirá ofrecer una imagen profesional a clientes, proveedores y entidades financieras cuando vayas a presentar un proyecto o solicitar financiación.
  •  
    Otros artículos relacionados:
     
    Los gastos deducibles para el autónomo en 2018
     

    Valora este artículo

DMCA.com Protection Status
¿Has encontrado algún error en el artículo?. Por favor, comunícalo utilizando este formulario.


Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal.

 

Si quieres recibir en tu email las últimas novedades que publicamos, suscríbete aquí al boletín (+info)

 


 
LOS COMENTARIOS EN ESTE ARTÍCULO ESTÁN CERRADOS.

Si necesitas resolver alguna duda hazlo desde aquí: ASESORAMIENTO