fbpx

Cómo presentar alegaciones y reclamación previa ante el SEPE (INEM)


 

 


Las alegaciones y la reclamación previa contra resoluciones del SEPE (INEM). Diferencias. Cómo presentarlas, plazos, modelos orientativos y recomendaciones.


La decisión del SEPE que vamos a recurrir ¿es definitiva?

Actualizado: 26/09/2019

En primer lugar, hay que tener claro si lo que se va a recurrir es una decisión del SEPE (INEM) definitiva o no, porque de eso dependerá que presentemos una alegación o una reclamación previa.

  • Las Alegaciones: se presentan ante propuestas. Es decir cuando el SEPE propone una resolución, por ejemplo una sanción, pero antes de tomar una decisión final deja al ciudadano que presente los motivos que el crea a favor o en contra de esa resolución.
  • La Reclamación previa: se presenta ante decisiones ya tomadas por el SEPE. En estos casos el SEPE notifica que se ha dictado una resolución (impongo la sanción), y el ciudadano tiene la oportunidad mediante la reclamación previa de pedir que se vuelva a considerar esa decisión tomada.

Para diferenciarlas, lo mejor es fijarse en la notificación que hemos recibido del SEPE. Cuando lo que se recibe es una “propuesta de sanción”, por ejemplo, quiere decir que la decisión del SEPE aún no es definitiva y que permite la posibilidad de presentar alegaciones antes de que se tome la decisión final.

Lo vamos a ver a continuación con más detalle. Hay que tener en cuenta que todos los plazos indicados en este artículo son en días hábiles, es decir, no cuentan ni sábados, domingos ni festivos.





Las alegaciones

Las alegaciones son los motivos que podemos argumentar por escrito frente a una propuesta que ha hecho el SEPE (es decir, frente a un acto que aún no es definitivo). El plazo para presentar alegaciones es de 15 días hábiles desde la notificación. (art 37 bis)

Un ejemplo:

Estamos cobrando la prestación y se nos olvida renovar el paro. En breve recibiremos una carta del SEPE denominada “Propuesta de sanción” en la que se propone la sanción de un mes sin cobrar la prestación, si es la primera vez que se produce el olvido. Si se continúa leyendo verá que también se indica que frente a esa propuesta se podrá presentar las alegaciones que estime por conveniente en el plazo de 15 días hábiles.

También en el mismo plazo y en el mismo escrito, podrá aportar las pruebas más convenientes para su defensa o al menos, proponerlas. Por ejemplo, en el caso anterior, justificante de que estuvo en el médico o de que estuvo realizando un deber ineludible y de carácter personal.

¿Qué hay que escribir en el escrito de alegaciones?

En el encabezamiento pone el órgano administrativo al que se dirige (habitualmente la Dirección Provincial del SEPE en la provincia donde se encuentre), debajo escribe los datos personales (nombre, apellidos, DNI, domicilio); a continuación, “EXPONE” seguido del acto administrativo que ha recibido y los motivos por los que está en contra del mismo; “SOLICITA sean tenidos en cuenta las alegaciones ahora vertidas y se produzca la paralización del presente procedimiento/estimación de las mismas”. La fecha y la firma.

En las alegaciones, habrá que explicar los hechos y los motivos lo más claramente posible y dando los mayores datos posibles. Es recomendable aportar fotocopias de todas las pruebas que se tenga que sostengan las alegaciones indicadas. Es conveniente que sean fotocopias por si los originales se necesitan más adelante, ya que si no será complicado recuperarlos. Cuantas más pruebas se puedan aportar, mejor.

En el ejemplo que teníamos (sanción por no sellar el paro), por ejemplo se podría alegar que no se pudo acudir a una cita del SEPE por estar ingresado en urgencias. Cuando se recibe la propuesta de sanción, se deberá presentar un escrito de alegaciones explicando esta imposibilidad médica de acudir. Pero para que el SEPE tenga en cuenta esas alegaciones, habrá que aportar las pruebas de que lo que decimos es verdad, como por ejemplo los partes de ingreso en urgencias.

Cuando presente su escrito de alegaciones aporte dos copias para que una de ellas se la sellen y se la quede usted como medio de prueba de haber registrado esas alegaciones.


¿Y qué pasa si presento las alegaciones más tarde, fuera de plazo?

Las alegaciones hay que presentarlas en el plazo de 15 días hábiles desde el momento en que se ha recibido la notificación del SEPE. Es cierto que pasado ese plazo se podrían entregar, pero es posible que no sean tenidas en cuenta por quien tiene que resolver las alegaciones, pues se han presentado fuera del plazo establecido al efecto. En estos casos la propuesta de resolución hecha por el SEPE se mantendrá y se recibirá una notificación diciendo que no se estiman las alegaciones y que entonces se toma la decisión de mantener lo que se propuso.

¿Qué pasa si no presento alegaciones?

Aunque siempre es mejor presentar alegaciones, y explicar la situación, si no se presentan alegaciones no se paralizará el procedimiento del SEPE. El SEPE pasado el plazo para alegar mantendrá la decisión tomada y tendrá que notificarla al ciudadano. Contra esta decisión, aunque no se hayan presentado alegaciones, se podrá presentar una reclamación previa (que explicamos en el punto siguiente).

En casos de sanciones, ¿sirve de algo alegar un olvido?

Si se olvida acudir a una cita, sellar la demanda de empleo, etc, indicar que fue un olvido o indicar que es la primera vez no hará que las alegaciones sean estimadas. Y además el SEPE tendrá el reconocimiento de que se ha cometido el hecho por el que se le sanciona, por lo que alegaciones de este tipo no suelen servir.



Descarga el calendario laboral de 2020 AQUÍ


La reclamación previa

La reclamación previa está regulada en el art. 71 de la LJS. Establece que si quiere reclamar frente a la Administración en materia de prestaciones de la Seguridad Social, antes de ir a la vía judicial deberá presentar un recurso administrativo o una reclamación previa. A estos efectos, las ayudas del SEPE se consideran prestaciones de la Seguridad Social y por lo tanto, antes de demandar judicialmente es obligatorio presentar reclamación administrativa previa.

La reclamación previa se interpone frente a los actos que resuelven los procedimientos en el SEPE. En el ejemplo anterior, después de haber presentado las alegaciones por su sanción por no renovar el paro, el trabajador recibirá una notificación de Resolución con imposición de sanción y en el último párrafo (también llamado “pie de recurso”) pondrá algo parecido a esto: “Contra la presente resolución, conforme a lo previsto en el artículo (…), podrá interponer ante esta Dirección Provincial reclamación previa a la vía jurisdiccional social, dentro del plazo de 30 días hábiles desde la notificación de la presente resolución”.

¿Frente a qué resoluciones puedo interponer la reclamación previa?

  • Resoluciones de aprobación de prestaciones y subsidios. En la mayoría de los casos, las prestaciones y subsidios se aprueban en el momento y se entrega la resolución en manos al usuario, por lo que será en el domicilio cuando pueda comprobar que se paga menos cantidad de la que creía, la retención del IRPF aplicada no se corresponde con su situación económica familiar, la duración es menor, se aplica una parcialidad que no debería o las fechas no concuerdan, por ejemplo.
  • Resolución por la que se deniega una prestación o subsidio.
  • Resolución por la que se aprueba la capitalización del pago único de la prestación (por ejemplo, no concuerdan los días de prestación pendientes de percibir con los calculados por el usuario).
  • Resolución de sanción: sin ánimo de ser exhaustivo puede ser debido a no fichar el paro en la fecha indicada, no comunicar el cambio de residencia, salida al extranjero no avisada, no informar de las variaciones de las rentas en la unidad familiar para el caso de los subsidios, reclamaciones de cantidades (si el SEPE considera que se ha pagado una prestación sin tener derecho a ello le dan la posibilidad de recurrir).

¿Qué plazo tengo para interponer la reclamación previa?

Como dice el artículo 71 de la Ley 36/2011, hay un plazo de 30 días hábiles para interponer la reclamación previa ante el mismo órgano que dictó la resolución. El plazo en días hábiles no tiene en cuenta sábados, domingos ni festivos.

Si la resolución del SEPE se le ha comunicado de forma expresa (mediante una carta), el plazo comienza a contar desde el momento en el que se le ha notificado, es decir, desde el momento en que recibe la carta. Si le han dejado un aviso de Correos en su buzón porque estaba ausente, puede hacer varias cosas:

  • a) Acudir a la oficina de Correos con el aviso que dejan en el buzón. Si la carta viene certificada y no hay nadie en el domicilio, Correos dejará un aviso en el buzón, teniendo de plazo 15 días para ir a recoger la carta a la oficina.
  • b) Pasarse por la oficina del SEPE,donde le entregarán la resolución en mano y harán constar la fecha en que se la han dado y será a partir de entonces cuando tenga el plazo de 30 días para recurrir.
  • c) Entrar en la web del SEPE y consultar las notificaciones publicadas en el BOE.
  • Si no se ha recibido una comunicación del SEPE, puede solicitar cita previa para pasarse por la oficina del SEPE, donde le entregarán la resolución en mano y harán constar la fecha en que se la han dado y será a partir de entonces cuando tenga el plazo de 30 días para recurrir. Otra opción es entrar en la sede electrónica del SEPE, y tras identificarse con certificado digital, dni electrónico o clave, descargar online la comunicación del SEPE.

¿Pero tengo que ir hasta la Dirección Provincial del SEPE para entregar el escrito?

No. Como ocurre con las alegaciones, Vd. puede presentar la reclamación previa en la misma oficina de prestaciones del SEPE de su localidad y ellos se encargan de enviarla. También se puede presentar en cualquier Registro de Ventanilla Única (normalmente en las Comunidades Autónomas, Ayuntamiento, etc.) o por correo administrativo (aunque en este caso conlleva un coste).

¿Y si recurro después de los 30 días?

La resolución de la reclamación dirá que no entra en el fondo del asunto basándose en que la reclamación ha sido extemporánea, fuera de plazo.  Por eso es importante tener en cuenta que lo días corren y no dejar pasar el plazo. En el caso de no haber presentado a tiempo la reclamación previa no se podrá luego seguir recurriendo judicialmente.

¿Cuánto tiempo tiene el SEPE para contestar mi reclamación?

Dispone de 45 días hábiles, pasado el cual se entenderá que la resolución de la reclamación es desestimatoria. Eso quiere decir que a partir de entonces y solo en este momento podrá demandarlo Vd. ante el Juzgado de lo Social. Tenga en cuenta que en la vía judicial solo podrá alegar las cuestiones que ya alegó ante el SEPE y no ninguna nueva, por lo que conviene que tanto las alegaciones como la reclamación previa sean lo más completas posibles.

¿Puedo luego alegar en judicialmente motivos nuevos?

Tenga en cuenta que en la vía judicial solo podrá alegar las cuestiones que ya alegó ante el SEPE en la reclamación previa y no ninguna nueva, por lo que conviene que tanto las alegaciones como la reclamación previa sean lo más completas posibles. Únicamente se podrán introducir alegaciones nuevas en la demanda judicial respecto de hecho o situaciones que se hayan dado después de haber representado la reclamación previa; o siempre que no supongan una modificación sustancial (se puede ampliar o explicar lo mejor lo ya alegado).

Recomendaciones sobre el uso de formularios estándar en las reclamaciones previas

No existe ningún modelo oficial de reclamación previa, aunque como en el caso de las alegaciones le podrán entregar modelos en las oficinas de prestaciones del SEPE siendo también perfectamente válido el modelo que expusimos sobre las alegaciones o este modelo orientativo (descargar en word)

ATENCIÓN: Si las cantidades o los derechos en juego son importantes y usted no tiene conocimientos legales, siempre es recomendable contar con asesoramiento profesional de un abogado laboralista o graduado social para la redacción de la reclamación previa. Una reclamación previa mal planteada puede echar por tierra las posibilidades de éxito en la vía judicial.

En la reclamación previa hay que tener en cuenta que lo fundamental no es tanto la forma, sino el contenido de nuestra reclamación. Por un lado, para que si es posible por la información o documentación que aportemos, el SEPE rectifique su decisión. Pero si no lo hace, es importante tener en cuenta que si se decide finalmente acudir a los tribunales, la posible demanda va a estar condicionada por lo que hayamos incluido en la reclamación previa, de modo que no resultará sencillo introducir variaciones sustanciales en tiempo, cantidades, conceptos, etc.

Después de la reclamación previa: demanda judicial

Es posible que el SEPE mantenga su criterio y no lo modifique, a pesar de las alegaciones y de la reclamación previa que haya presentado el trabajador. Cuando se ha presentado la reclamación previa, el SEPE tiene un plazo de 45 días hábiles para contestarla. Si no le contesta, se entiende que ha denegado su reclamación previa (por silencio administrativo).

Una vez pasados los 45 días desde la presentación de la reclamación previa, o bien tendremos una respuesta del SEPE, o si no la hay, se entiende que ha rechazado nuestra reclamación. Si el ciudadano desea acudir a la vía judicial para defender sus intereses, a partir de ese momento se abre un plazo de 30 día para presentar la demanda judicial contra la decisión del SEPE.

Recordemos el esquema general de lo que hemos visto hasta ahora. Este es el esquema que se sigue en todos los procesos de prestaciones, salvo las impugnaciones de altas médicas, (que tienen un sistema distinto).

Esquema general de plazos de las alegaciones y reclamación previa

  • 1) Recibimos una notificación del SEPE con una decisión que nos perjudica (una sanción, denegación de una solicitud, etc).
  • 2) Se abre el plazo para presentar alegaciones (15 días). Las presentamos y el SEPE nos comunica que no las acepta.
  • 3) Se abre el plazo para presentar reclamación previa administrativa (30 días desde la notificación anterior). La presentamos.
  • 4) El SEPE tiene 45 días para contestar. Cuando lo haga, o pasado el plazo de los 45 días si no lo hace, podemos interponer demanda judicial.
  • 5) El plazo para demandar judicialmente contra el SEPE es de 30 días.


Los plazos son siempre en días hábiles (no cuentan sábados, domingos ni festivos)

Los recursos de alzada

Los recursos de alzada son una excepción al sistema general que se ha visto antes. Se presentan en el plazo de un mes frente a las resoluciones muy concretas de los Directores Provinciales del SEPE, sobre temas como el aplazamiento o fraccionamiento de la devolución de los cobros indebidos o frente a la resolución de devolución de las cuotas empresariales.

Sobre los recursos administrativos (recurso de alzada y recurso extraordinario de revisión), así como los pasos previos a interponer una demanda judicial, lea las indicaciones que hacemos en el punto tercero de esta guía recursos ante el SEPE (+info).





Loentiendo es un portal de colaboradores independientes. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre en los Boletines Oficiales (legislación española), Servicios de información de las Administraciones Públicas o con su asesor legal. Contenido protegido con copyright.
Categorías INEM 2019

Los comentarios están temporalmente desactivados por trabajos de actualización del portal web.

Seguimos resolviendo dudas e intercambiando información y opiniones en nuestro grupo de facebook Top Laboral y a través de la dirección de email info@loentiendo.com